Entrada destacada

LHT Técnica Light Healing ®

Light Healing® es una técnica de sanación espiritual que combina coaching y PNL con terapias florales y sanación akashica. El objetivo es e...

Estudio del Conicet - En la Argentina se recurre a 35 tipos de terapia

Van de la medicina tradicional hasta el chamanismo y el reiki
“Con el drama de mi marido, recorrí todo lo que encontré: brujas y médicos, y no de los ortodoxos, ¿sabés?, porque buscaba que me ayudaran, no que me dijeran lo que pasaba, porque eso yo ya lo sabía...”.
Como Susana, una porteña de mediana edad y estudios secundarios completos, buena parte de los argentinos no se conforman sólo con la opinión del médico tradicional, sino que recurren a opciones terapéuticas alternativas, que les brindan alivio a su padecer, no sólo físico, sino mental y emocional. Un recorrido por todo el país, desde las grandes ciudades hasta las poblaciones indígenas, demuestra que los argentinos pueden utilizar hasta 35 tipos de terapia para combatir la enfermedad.
“Todo el mundo selecciona y combina medicamentos, pero la cantidad y el tipo depende de la región, el nivel socioeconómico y las diferencias culturales y étnicas. Es más, la mayoría de los problemas de salud de la población se soluciona con medicina doméstica”, comentó a La Nacion la doctora Anatilde Idoyaga Molina, directora del Centro Argentino de Etnología Americana (CAEA)-Conicet y coordinadora del primer mapa argentino de uso de la medicina. Los sectores con más recursos económicos son los que más combinaciones realizan entre la medicina tradicional (a la que la investigación denomina hospitalaria), las alternativas y el autotratamiento con fármacos y cataplasmas, ventosas o alguna mezcla de hierbas recomendada por una vecina, un familiar o un compañero de trabajo. El trazado del mapa de medicinas comenzó en 1997, cuando 22 investigadores del CAEA, el Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA), la Universidad Nacional de La Plata y la Universidad Nacional de San Juan comenzaron a recorrer el país y a convivir con la realidad en ciudades, pueblos y asentamientos.
"Este trabajo es muy importante porque está centrado en los enfermos y en sus decisiones, que no son al azar, sino racionales y coherentes para cada uno de ellos -opinó el médico y antropólogo Roberto Campos Navarro, de la Universidad Nacional Autónoma de México, sobre el estudio-. Debemos reconocer que en América latina existen diversas opciones terapéuticas, por lo que hay que pensar en políticas de salud que no estén centradas en una única práctica médica legalizada cuando la gente usa esas opciones."
Esto, para el experto, es ridículo en el siglo XXI y es necesario educar y orientar a la población en los usos de esas alternativas. Campos Navarro visitó nuestro país como comentarista de los dos tomos que reúnen los datos recolectados durante la investigación Los caminos terapéuticos y los rostros de la diversidad , presentada la semana pasada. Allí, en casi 800 páginas, los autores concluyen que en la Argentina funciona en realidad un "sistema etnomédico" en el que convive una combinación de la medicina académica u hospitalaria con las medicinas tradicionales (el chamanismo y el curanderismo), el autotratamiento (fármacos o remedios caseros), las medicinas religiosas (carismáticas, evangélicas y afroamericanas) y las terapias alternativas, como reiki, acupuntura, cromoterapia, dieta macrobiótica, terapia de vidas pasadas, medicina ayurvédica, aromaterapia, astrología o túnel fotónico, entre tantas otras.
Se estima que de cada tres revistas o libros que se editan, dos son sobre dietas para vivir mejor, terapias alternativas o temas de salud. "No esperábamos encontrar que las personas que más medicinas combinaba iban a ser las más educadas y las que mayor recursos tienen -señaló Idoyaga Molina-. Evidentemente, su universo o red social tiene una mayor llegada o es ilimitado, dado que disponen de los medios de información y económicos para, incluso, viajar al exterior en busca de un tratamiento."

De boca en boca
A lo largo y a lo ancho del país, la difusión de las distintas medicinas disponibles es básicamente de boca en boca, y cuanto mayor es la duración de la enfermedad, más opciones se consultan. Así lo experimentó Alicia, una habitante de San Salvador de Jujuy entrevistada por la doctora Idoyaga Molina durante el trabajo de campo entre la población criolla, mestiza e indígena del noroeste argentino (NOA) y Cuyo.
"Mi hermana sufre de artritis; ha probado [una] enorme cantidad de terapias -relata Alicia en el estudio-. Ahora se trata con un médico de Salta. La pobre está llena de dolores. Antes estuvo con un naturista de Chile; ahí la untaron con barros y yuyos. Fue a Buenos Aires a tratarse con una terapia que tenía que ver con las abejas. Una vez fue a un curandero, aunque no cree en esas cosas. Otra vez fue a un culto carismático, pero no volvió para continuar el tratamiento porque le parecía ridículo. El tratamiento de la medicina [hospitalaria] le infectó el cuerpo con corticoides y estuvo cinco años para desintoxicarse. A veces parece que el médico no sabe lo que uno tiene. Sufre de tantos dolores que ya no le gusta relacionarse."
En el NOA y Cuyo, la selección es muy parecida: en las ciudades, se combina una gran cantidad de terapias alternativas, aunque con menos opciones que en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. En el interior, el curanderismo y la consulta en el centro de salud o el hospital más cercano es lo más habitual. La primera opción En la zona central del país, un 89% de los sectores medios y altos de la población del área metropolitana combina medicinas; del 11% restante, un 5% recurre a distintas formas de autotratamiento, que en la mayoría de la población del país es la primera opción terapéutica e incluye desde el uso de hierbas o fármacos sin receta médica hasta las prácticas religiosas.
La combinación de la medicina hospitalaria con prácticas como los grupos de oración, las misas carismáticas o las entrevistas individuales con sanadores, en zonas del conurbano, por ejemplo, llegan al 50% de la población. Los principales usuarios de esas prácticas son tanto los católicos con altos recursos o de clase media, como los creyentes pentecostales de bajos recursos. En cambio, las personas menos creyentes optan más por la medicina oriental. Asimismo, en esta región es donde se registran las cifras más bajas de personas que sólo optan por la medicina hospitalaria (4%) o que le rehúyen por completo (3%) y recurren sólo a las terapias alternativas. El yoga es, según el estudio, la terapia más utilizada por todos los sectores de la población. En el noreste argentino (NEA), criollos e indígenas prefieren usar la medicina de su propia etnia, aunque ante una enfermedad o dolor tienden a combinar lo que tienen más a mano: como la medicina hospitalaria y el chamanismo. Es grande también la oferta religiosa pentecostal con líderes nativos.
"Esto no es casual en esta región porque comparte con el chamanismo la idea de enfermedad como una sustancia que hay que expulsar del cuerpo", señaló Idoyaga Molina. En algunos sectores de nivel medio en Misiones combinan el servicio hospitalario con las terapias alternativas o con el médico de campo que ofrece medicina occidental. En la Patagonia, la medicina hospitalaria cede terreno ante la medicina doméstica. "Allí están los mapuches, que son más cerrados que los indígenas del Chaco o los guaraníes, y a los que no consultan los criollos", explicó la investigadora. Según el estudio, la oferta del chamanismo es sólo para los mapuches, mientras que los galeses recurren a la biomedicina.
En definitiva, como dijo el doctor Campos Navarro, "es hora de abrir un nuevo diálogo en la atención de la salud". Médicos y enfermeras, aseguró, "perciben cada vez más la necesidad de un cambio [del sistema] que respete y comprenda otras prácticas terapéuticas. Muchos médicos aceptan la existencia de prácticas domésticas para curar el empacho o la culebrilla, mientras que otros tienen una visión monolítica de la medicina". O como la automedicación: "No es tan simple prohibirla -sostuvo-, así que mejor comencemos a orientar a la población y a enseñarle a usar los medicamentos adecuadamente" Y la doctora Idayoga Molina concluyó: "En un país como Inglaterra, la medicina oficial ofrece una o dos terapias alternativas y el paciente decide qué hacer. En pacientes con cáncer, por ejemplo, esto mostró mejorar la calidad de vida. Por lo tanto, no es algo raro empezar a reconocer virtudes en otras medicinas".

Por Fabiola Czubaj
De la Redacción de LA NACION

Los símbolos de Reiki

Los efectos del abuso infantil duran toda la vida

Así lo determinó un reciente estudio, según el que los adultos mayores que sufrieron abuso sexual o físico durante la infancia tienen peor salud mental y física que los que no lo padecieron.
Reuters 6/3/2008-00:00 hs.
"Los efectos del abuso infantil duran toda la vida.
Se necesitan más estudios para comprender mejor las vías que conducen a esas nefastas consecuencias y los mecanismos para minimizar sus efectos de por vida", escribió el equipo dirigido por el doctor Brian Draper, de University of New South Wales, en Sydney.
Estudios previos hallaron una relación entre el abuso infantil y el deterioro de la salud física y mental en la edad adulta, pero existe poca información sobre cómo una historia de abuso puede afectar a los adultos mayores, comentó el equipo en el artículo publicado en Journal of the American Geriatrics Society.
Para investigarlo, los autores estudiaron a 21.000 hombres y mujeres de más de 60 años que participaban en un estudio sobre prevención del suicidio: el 6,7 por ciento de ellos había sufrido abuso físico infantil y el 6,5 por ciento abuso sexual.Esos participantes eran un 35 por ciento más propensos a tener mala salud física y un 89 por ciento más riesgo de sufrir deterioro de la salud mental que los mayores sin antecedentes de abuso infantil.
Las personas que habían sufrido abuso sexual y físico durante la infancia eran un 60 por ciento más propensos a tener mala salud física y 2,4 veces más propensos a tener problemas mentales.
Las personas con antecedentes de abuso infantil eran más propensas a fumar, mientras que los que bebían excesivamente eran más propensos a haber sufrido algún tipo de abuso en la infancia.
El equipo halló también que las mujeres, pero no los hombres, que habían sufrido abusos durante la niñez, tenían más riesgo de tener problemas cardiovasculares.
"El control diagnóstico de rutina del abuso infantil en los adultos mayores mejora la salud, dado que existe evidencia a partir de estudios clínicos sobre mujeres con trastorno de estrés postraumático por abuso infantil de que la terapia cognitiva conductual puede aliviar el sufrimiento", destaca el equipo.
Según los investigadores, otras estrategias para mejorar la salud física y mental de adultos mayores que sufrieron abuso infantil son los programas comunitarios de educación, que demostraron reducir el sentimiento de soledad y el estrés.
También destacan los programas de modificación del estilo de vida hacia hábitos más saludables, como la cesación tabáquica, el ejercicio físico y la alimentación más sana.

Relax


Los 3 escalones de la evolución personal

La vida siempre plantea retos. Pero es más importante como ves esos retos. Las personas durante su vida, pasan por tres escalones, los llamaremos "Los 3 escalones de la evolución personal". Aquí no te puedes brincar de un salto para llegar del primero al tercero. Tienes que pisar por cada uno. Hay personas que se quedan para siempre en el primer o segundo escalón. Tu desafío, como en un juego de play station, es llegar al tercero. Estos son los tres escalones de la evolución personal:
1.- Sufrir. "¿Por qué Dios no se apiada de mi?", "¿Por qué las personas son tan malas?", "¿Por qué me tiene que pasar esto a mi?". Esta forma de pensar cierra todas tus posibilidades de crecer. Hace que te encierres en un círculo vicioso de tristeza, del que rara vez escapas durante tu vida.
2.- Aprender de las derrotas. Es la mentalidad de "¿Qué puedo aprender de esto que me está pasando?", "¿Qué puedo hacer al respecto?".Este es el segundo escalón de la evolución personal. Superas la mentalidad de sufrir y comienzas a crecer. Pero este escalón solo es una verdad a medias. Si te quedas en él, serás una luchadora incansable que se enfocará en el éxito desde el punto de vista social: dinero, casa, familia, etc. Y tarde o temprano durante tu vida, en especial cuando estés a punto de llegar a la vejez, te darás cuenta que has estado pedaleando en el vacío "
¿Qué sentido tiene todo lo que estoy haciendo? Algo me falta". Pero si luchas con tenacidad por encontrar la respuesta, tarde o temprano subirás al tercer escalón...
3.- El propósito de tu vida. Llegarás a ver tu vida, no como un mero accidente, sino como una misión de vida que tienes que llevar a cabo. Te voy a pedir que retrocedas en el pasado 10 años. Y veas como cada una de las acciones de tu vida, te llevaron cuidadosamente al momento que estás viviendo hoy. Verás con claridad que cada persona y circunstancia de tu pasado, parecen acomodarse como si fueran piezas de un rompecabezas. Descubrirás que el que te despidieran de tu trabajo, te obligó a ir por sendas que ahora estás muy agradecida. Comprenderás que el que tu novio te dejara, te llevó a conocer al hombre de tu vida con el que actualmente estás casada. Cada hecho está ligado con el siguiente. Cuando llegues al tercer escalón, el éxito social será secundario para ti. Al contrario de las personas que están en el escalón 1 y 2, que se enfocan en recibir, cuando estés en el escalón 3, te concentrarás en dar. Tu vida será una mágica aventura. Vivirás en el presente, preguntándote que tiene que ver determinada persona o circunstancia con tu misión. La única forma de que seas feliz plenamente, es estando en el escalón 3. En el 1, imposible. En el 2, es un parche, solo de forma temporal te sentirás bien mientras recibes aprobación de los demás por tu éxito social. Solo en el escalón 3 encontrarás sentido a tu vida. Porque sabrás que no estás por accidente. Sabrás que tu vida tiene un propósito. Cuando cambies de enfoque interior para buscarlo, los maestros aparecerán para enseñarte lecciones y dirigirte a cumplir tu misión. Pueden presentarse en la forma de un amigo, un niño o una nota en el periódico que por arte de magia aparecerá. No es coincidencia. Recibirás pistas a lo largo de tu vida, que te dirán que hacer. Solo mantente alerta y sigue tu intuición. Así que recuerda: solo cuando estés en el tercer escalón de la evolución personal experimentarás esa sensación interior de plenitud.
Tu vida tiene un propósito y tu tarea es descubrirlo.
Y tú ¿En que escalón te encuentras?

Vida sin Cancer

Soluciones para la prevensión y defensa de nuestro cuerpo contra el cáncer:

1. Toda persona tiene células cancerigenas en el cuerpo. Estas células no se ven en los chequeos regulares hasta que se han multiplicado a unos pocos billones. Cuando los doctores le dicen a los pacientes de cáncer que no hay mas células cancerigenas después del tratamiento, solo significa que los chequeos no las detectan porque ellas no han llegado a un tamaño detectable.

2. Las células de cáncer ocurren 6 de 10 veces en la vida de las personas.

3. Cuando el sistema inmunológico de una persona es fuerte, las células cancerigenas serán destruidas y se prevendrá la multiplicación y formación de tumores.

4. Cuando una persona tiene cáncer, esto indica que esa persona tiene muchas deficiencias de nutrición. Esto puede ocurrir por diferentes motivos como genéticas, de medio ambiente, alimenticios y por modo de vida.

5. Para resolver esas muchas deficiencias de nutrición, el cambiar de dieta e incluir suplementos es imprescindible para reforzar el sistema inmunológico.

6. La quimioterapia en realidad envenena las células de cáncer pero también destruye las células sanas de la medula espinal como así también del intestino y eso produce daño en los órganos como el hígado, riñones, corazón y pulmones.

7. La radiación cuando destruye las células cancerigenas también quema y daña a las células sanas, y los órganos así como también los tejidos.

8. El tratamiento inicial de quimioterapia y radiación muchas veces reduce el tamaño de los tumores. Pero prolongado uso de la quimioterapia y la radiación no tiene como resultado la destrucción total de los tumores.

9. Cuando el cuerpo tiene muchas toxinas debido a la quimioterapia y la radiación, el sistema inmunológico esta comprometido o destruido, por eso las personas pueden sufrir varios tipos de infecciones y complicaciones.

10. Quimioterapia y la radiación puede causar la mutación de las células cancerigenas, que se resistan y se haga difícil su destrucción total.

11. La cirugía puede también provocar la invasión de las células a otros organos.

12. Una manera efectiva de combatir el cáncer es no darle de comer a las células cancerigenas con aquellos alimentos que necesita para multiplicarse.

Las células de cáncer se alimentan de…

a. AZUCAR es un alimento del cáncer. No consumiendo azúcar se corta uno de los mas importantes elementos de las células cancerigenas.
Existen sustitutos del azúcar como sacarina pero esos están hechos con Aspartame y es muy nocivo. Un mejor sustituto del azúcar es miel de manuka o melaza pero en pequeñas cantidades. La SAL tiene un químico que se le agrega para que se vea blanca. Una mejor alternativa para la sal es la sal de mar o sales vegetales.

b. LECHE causa al cuerpo la producción de mucus, especialmente en el conducto intestinal. Las células cancerigenas se alimentan de mucus, eliminando la leche y sustituyendo por leche de soya, las células de cáncer no tienen que comer por consiguiente se mueren.

c. Las células de cáncer maduran en un medio ambiente acido.
Una dieta basada en CARNE ROJA es acida, es mejor comer PESCADO, y un poco de pollo, en lugar de carne vacuna o cerdo. La carne además tiene antibióticos, hormonas y parásitos, que son muy nocivos, especialmente para las personas con cáncer.

d. Una dieta de 80 % de vegetales frescos y jugos, granos, semillas, nueces, almendras y solo un poco de frutas ponen al cuerpo en un ambiente alcalino. Solo un 20% se debe consumir en comidas cocidas, incluidos los porotos. Jugo de vegetales frescos proporcionan al cuerpo coenzimas que son fáciles de absorber y llegan a las células después de 15 minutos de haber sido consumidos para nutrir y ayudar a formar células sanas. Para obtener enzimas vivas que ayudan a construir células sanas se debe tratar de tomar jugos vegetales (casi todos, incluido alfalfa) y comer muchos vegetales frescos 2 o 3 veces al día.

Evitar tomar CAFÉ, TE NEGRO Y CHOCOLATE, pues tienen mucha cafeína. El TE VERDE es una mejor alternativa y tiene propiedades que combaten al cáncer. EL AGUA es mejor tomarla purificada, o filtrada para evitar las toxinas y metales pesados del agua de la canilla. Agua destilada es acida, no tomarla.

13. La proteína de la carne es muy difícil de digerir y requiere muchas enzimas. La carne que no se digiere queda en los intestinos y se putrifica y lleva a la creación de mas toxinas.

14. Las paredes de las células de cáncer están cubiertas por una proteína muy dura. Evitando de comer carne estas paredes liberan mas enzimas que atacan las proteínas de las células de cáncer y permite al sistema inmunológico destruir las células cancerigenas.

15. Algunos suplementos ayudan a reconstruir el sistema inmunológico: anti-oxidantes, vitaminas, minerales, EFAs (aceite de pescado) para ayudar a las células a luchar y destruir las células cancerigenas. Otros suplemento como la vitamina E son muy conocidas porque causan apoptosis, el método normal del cuerpo de eliminar las células innecesarias o defectuosas.

16. Cáncer es una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu.
Una mas activa y positiva actitud ayudará a combatir al enfermo de cáncer a convertirse en un sobreviviente. La rabia, la incomprensión, el no perdonar pone al cuerpo en una situación de estrés y en un medio ambiente acido. Aprender a tener un espíritu amable y amoroso con una actitud positiva es muy beneficioso para la salud. Aprender a relajarse y disfrutar de la vida.

17. Las células de cáncer no pueden vivir en un ambiente oxigenado.
Ejercicio diario, y respiración profunda ayuda a recibir más oxigeno hasta niveles celulares.
Terapia de oxigeno es otro elemento que ayuda a destruir las células de cáncer.

a. No contenedores de plástico en el microondas
b. No botellas de agua en el freezer
c. No papel plástico en el microondas
d. No ponga en el freezer sus botellas de agua de plástico ya que el plástico elimina dioxina y envenena el agua.
e. Químicos como las dioxinas causan cáncer, especialmente de seno. Dioxina es muy destructiva especialmente para las células del cuerpo. Recientemente, el doctor Edward Fujimoto, Wellnes Program Manager at Castle Hospital, estuvo en un programa de televisión y explicó el peligro de la dioxina. El dijo que no tenemos que poner contenedores de plástico en el microondas. Especialmente las comidas que tienen grasas. El dijo que la combinación de grasa y calor fuerte con el plástico elimina dioxina dentro de la comida y por consiguiente luego a nuestro cuerpo. En su lugar se puede usar vidrio, como Pirex o cerámica para calentar la comida.

Los Mensajes del Agua - Masaru Emoto

La Ley del Menor Esfuerzo

La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad... con despreocupación, con armonía y con amor.Y cuando aprovechamos las fuerzas de la armonía, la alegría y el amor creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.

Un ser integral conoce sin viajar, ve sin mirar y realiza sin hacer.Lao-TSE

La cuarta ley espiritual del éxito es la ley del menor esfuerzo.
Esta ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad y despreocupación. Ése es el principio de la menor acción de la no resistencia. Por consiguiente es el principio de la armonía y el amor. Cuando aprendemos esta lección que nos enseña la naturaleza, satisfacemos con facilidad nuestros deseos.Si observamos la naturaleza veremos que ella utiliza un esfuerzo mínimo para funcionar. La hierba no tiene que hacer ningún esfuerzo para crecer sencillamente crece. Los peces no se esfuerzan para nadar, sencillamente nadan. Las flores no hacen ningún esfuerzo para abrirse, sencillamente se abren. Las aves no se esfuerzan para volar, sencillamente vuelan. Ésa es su naturaleza intrínseca.
La Tierra no se esfuerza para girar sobre su eje es su naturaleza girar a velocidad vertiginosa en el espacio. Es la naturaleza de un bebé estar siempre en estado de dicha. Es la naturaleza del sol brillar. Es la naturaleza de las estrellas titilar y destellar. Y es la naturaleza humana hacer que los sueños se conviertan en realidad con facilidad y sin esfuerzo.En la ciencia védica la filosofía milenaria de la India este principio se conoce como economía de esfuerzo o "hacer menos para lograr más". Al final llegamos al estado en que sin hacer nada lo realizamos todo. Esto significa que una ligera idea puede convertirse en realidad sin esfuerzo alguno. Lo que conocemos normalmente como "milagros" son en realidad manifestaciones de la ley del menor esfuerzo.La inteligencia de la naturaleza funciona sin esfuerzo, sin resistencia, espontáneamente. No es lineales intuitiva, holística y estimulante. Y cuando estamos en armonía con la naturaleza, cuando estamos seguros del conocimiento de nuestro verdadero yo podemos utilizar la ley del menor esfuerzo.Es mínimo el esfuerzo que hacemos cuando nuestros actos brotan del amor porque es la energía del amor la que aglutina la naturaleza. Cuando tratamos de conseguir el poder para controlar a los demás gastamos energía.
Cuando buscamos el dinero o el poder para satisfacer al ego, gastamos energía persiguiendo la ilusión de la felicidad en lugar de disfrutar la felicidad del momento. Cuando anhelamos el dinero para beneficio personal únicamente cortamos el flujo de energía hacia nosotros e impedimos la expresión de la inteligencia de la naturaleza.
Pero cuando nuestras actuaciones nacen del amor no hay desperdicio de energía. Cuando nuestros actos brotan del amor la energía se multiplica y se acumula - y el exceso de energía que recogemos y disfrutamos puede canalizarse para crear cualquier cosa que deseemos incluida la riqueza sin límites.Podemos considerar el cuerpo como un aparato para controlar la energía: puede generar, almacenar y gastar energía. Si sabemos cómo generar, almacenar y gastar la energía de una manera eficiente, podemos crear cualquier cantidad de riqueza. Fijar nuestra atención en el ego consume la mayor parte de la energía. Cuando nuestro punto interno de referencia es el ego, cuando buscamos poder y control sobre los demás o la aprobación del resto del mundo, desperdiciamos nuestra energía.Sin embargo cuando liberamos esa energía podemos recanalizarla para crear cualquier cosa que deseemos. Cuando nuestro punto interno de referencia es nuestro espíritu cuando nos volvemos inmunes a la crítica y perdemos el temor a los desafíos, podemos aprovechar el poder del amor y utilizar creativamente la energía para vivir la abundancia y la evolución.En El arte de soñar, don Juan le dice a Carlos Castañeda: "Gastamos la mayor parte de nuestra energía sosteniendo nuestra importancia... Si pudiéramos perder parte de esa importancia nos sucederían dos cosas extraordinarias. Una, liberaríamos la energía que se mantiene atada alimentando la idea ilusoria de nuestra grandeza y dos, nos proveeríamos de suficiente energía para ... vislumbrar la grandeza real del universo".

La ley del menor esfuerzo tiene tres componentes - tres cosas que podemos hacer para poner en funcionamiento este principio de "hacer menos para lograr más".
El primer componente es la aceptación.
Aceptar significa sencillamente contraer un compromiso: "Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los hechos tal como se presenten". Eso significa que sabremos que este momento es como debe ser porque todo el universo es como debe ser. Este momento - el que estamos viviendo ahora mismo - es la culminación de todos los momentos que hemos vivido en el pasado. Este momento es como es porque todo el universo es como es.Cuando luchamos contra este momento en realidad luchamos contra todo el universo. En lugar de eso podemos tomar la decisión de no luchar hoy contra todo el universo no luchando contra este momento. Eso significa que nuestra aceptación de este momento es total y completa. Aceptamos las cosas como son no como quisiéramos que fueran en este momento. Es importante comprender esto: podemos desear que las cosas sean diferentes en el futuro pero en este momento debemos aceptarlas como son.Cuando nos sintamos frustrados o estemos molestos a causa de una persona o una situación, recordemos que nuestra reacción no es contra la persona o la situación-sino contra nuestros sentimientos acerca de esa persona o esa situación. Ésos son nuestros sentimientos y nadie tiene la culpa de ellos.
Cuando reconozcamos y comprendamos esto plenamente, estaremos listos para asumir la responsabilidad de lo que sentimos y para cambiarlo. Y si podemos aceptar las cosas como son, estaremos listos para asumir la responsabilidad de nuestra situación y de todos los sucesos que percibimos como problemas.Esto nos lleva al segundo componente de la ley del menor esfuerzo: la responsabilidad.
¿Qué significa responsabilidad? Significa no culpar a nadie o a nada - ni siquiera a nosotros mismos - de nuestra situación. Una vez aceptado un suceso, un problema o una circunstancia, responsabilidad significa la capacidad de tener una respuesta creativa a la situación tal como es en este momento. En todos los problemas hay un principio de oportunidad y esta conciencia nos permite aprovechar el momento y transformarlo en una situación o una cosa mejor.Cuando hacemos esto toda situación supuestamente enojosa se convertirá en una oportunidad para crear algo nuevo y bello y todo supuesto torturador o tirano se convertirá en maestro. La realidad es una interpretación. Y si optamos por interpretar la realidad de esta manera tendremos muchos maestros a nuestro alrededor y muchas oportunidades para evolucionar.Siempre que enfrentemos a un tirano, torturador, maestro, amigo o enemigo (todos son la misma cosa)recordemos: "Este momento es como debe ser". Cualesquiera que sean las relaciones que tengamos en este momento de nuestra vida son precisamente las que necesitamos en este momento.
Hay un significado oculto detrás de todos los acontecimientosy ese significado oculto está trabajando a favor de nuestra evolución.El tercer componente de la ley del menor esfuerzo es asumir una actitud no defensiva, lo que significa que nuestra conciencia abandona su actitud defensiva y nosotros renunciamos a la necesidad de convencer o persuadir a los demás de que nuestro punto de vista es el correcto.
Si observamos a las personas que nos rodean veremos que ellas pasan el noventa y nueve por ciento del tiempo defendiendo sus puntos de vista. Si sencillamente renunciamos a la necesidad de defender nuestro punto de vista a través de esa renuncia lograremos acceso a una cantidad enorme de energía que anteriormente desperdiciábamos.Cuando estamos a la defensiva, cuando culpamos a los demás y no aceptamos ni nos rendimos ante el momento, nuestra vida se llena de resistencia. Cada vez que encontremos resistencia reconozcamos que forzar la situación sólo aumentará la resistencia. No es bueno alzarse rígido como un gran roble que se agrieta y sucumbe a la tempestad, al contrario debemos tratar de ser flexibles como la caña que se dobla en la tormenta y sobrevive.Desistamos completamente de defender nuestro punto de vista. Cuando no hay un punto que defender no puede haber discusión. Si hacemos esto constantemente - si dejamos de luchar y de resistirnos - viviremos plenamente el presente, el cual es un regalo.
Alguien me dijo una vez que "el pasado es historiael futuro es un misterioy este momento es un regalo. Por esa razón este momento se denomina «el presente»".Si abrazamos el presente y nos volvemos uno con él, si nos fusionamos con él, sentiremos un fuego, un brillo una chispa de energía palpitando en cada ser consciente.
A medida que experimentemos este júbilo del espíritu en cada ser vivo, cuando entremos en intimidad con él, la dicha nacerá en nuestro interior y podremos deshacernos de las terribles cargas y molestias de la actitud defensiva, el resentimiento y el rencor. Sólo entonces nos sentiremos despreocupados, festivos, alegres y libres.En medio de esta libertad alegre y sencilla, sabremos sin duda en nuestro corazón que lo que deseemos estará disponible para nosotros cuando lo deseemos porque nuestro deseo vendrá del nivel de la felicidad y no del nivel de la ansiedad o el temor.
No necesitamos justificarnos, simplemente declaremos nuestro propósito ante nosotros mismos y experimentaremos realización deleite, alegría, libertad y autonomía en todos los momentos de nuestra vida.
Comprometámonos a seguir el camino de la no resistencia.
Ése es el camino a través del cual la inteligencia de la naturaleza se desarrolla espontáneamente, sin resistencia ni esfuerzo.
Cuando alcancemos esa deliciosa combinación de aceptación, responsabilidad e indefensión, sentiremos la facilidad con que fluye la vida.Si permanecemos abiertos a todos los puntos de vista - no aferrados rígidamente a uno -nuestros sueños y nuestros deseos fluirán con los deseos de la naturaleza.
Entonces podremos liberar nuestros deseos sin apego y después sólo esperar el momento propicio para que florezcan convertidos en realidad.
Podemos estar seguros de que cuando el momento sea el indicado, nuestros deseos se cumplirán.
Ésa es la ley del menor esfuerzo.
Deepak Chopra

Juegos para adultos, otra opción al psicoanálisis

Unos juguetes dispersos en una mesa y quince minutos para que la persona haga con ellos lo que le parezca. Con esa mínima consigna, la pionera argentina en terapia de juegos, Ana Sutton, consigue que las personas accedan a su propio mundo emocional, muchas veces reprimido durante años. Una protagonista contó a PERFIL cómo fue su experiencia.
Por Martin de Ambrosio
Chiche. Ana Sutton con un títere de un “policía amigable” con el que juegan chicos y adultos. La idea, dice,es poder expresar las emociones.Cecilia acepta participar de un juego. Se sienta a una mesa plena de juguetes, en la que hay un pequeño arenero. La terapeuta le dice: “Hacé lo que lo quieras con esto, elegí los que te gusten, tenés 15 minutos”. Cecilia, que no entiende bien qué se espera de ella, comienza a armar historias con plantas y animales de ficción, como si fuera niña. Cuando a los diez minutos la terapeuta le pregunta qué título le pondría a la historia y Cecilia responde “bienvenida a mi vida”, se hace un click que la deja al borde de las lágrimas: estaba contando su propia historia sin sospecharlo.
La escena transcurrió el miércoles a la mañana, en el Paseo de las Luces, en Buenos Aires, ante unos 40 participantes del primer congreso-taller de terapia de juegos de la Asociación Argentina de Terapia de Juegos. Cecilia no se llama así, pero lo que sintió es real. “Con el juego del arenero, accedemos rápidamente al mundo de las emociones de las personas”, explicó Ana Sutton, la especialista argentina en terapia de juegos que vive en los Estados Unidos desde hace más de tres décadas y regresó a la ciudad donde nació para el taller. “Igual que los chicos, los adultos traumatizados muchas veces no pueden verbalizar su dolor, por eso necesitan una terapia más breve y rápida para acceder a sus emociones y llegar a la memoria traumática”, defendió Sutton, quien fundó la organización Nana’s Children en Arizona para cuidar la salud mental de los chicos, también a través del uso de los juegos (ver recuadro).
Sutton está convencida de que así se accede a áreas de la memoria a las que oralmente no siempre se llega. “No pensamos al juego como se lo ve tradicionalmente, como una pérdida de tiempo o como un tiempo que se le regala a los chicos que se portan bien o a los adultos que trabajan y se les da vacaciones. No. El juego para nosotros es algo universal y necesario. Todas las sociedades lo practican y hasta los animales juegan”, enumeró. De ahí a hacer la conexión con la terapéutica hay un solo paso, que Sutton no teme dar.
Historia. ¿Cómo vivió Cecilia en primera persona su inesperada terapia? “Me puse en blanco, seleccioné rápidamente qué objetos iba a usar y me paré frente a la caja de arena. Casi dejé que los juguetes se organizaran solos y a los diez minutos la situación personal actual que se representaba quedó totalmente resignificada”, indicó, aún sorprendida. “En un rato pude integrar algunos aspectos que estaban desconectados”, agregó. Cecilia es hija de judíos pero nunca jamás nadie le había dicho que lo era. Es más, fue criada con fervor en un colegio de monjas y llegó a ser catequista.
“Me enteré a los 22 años, en la facultad, rindiendo una de mis últimas materias. El profesor me dijo: ‘Inteligente como buena sefardita’, antes de ponerme un diez”. Ella le agradeció pero no terminó de comprender qué le había querido decir aquel hombre.
Volvió a su casa, investigó, se armó de coraje y le preguntó a su padre qué pasaba ahí. ‘Es que fuimos muy perseguidos’, se justificó mi padre cuando fui a hablarle”, contó Cecilia. De a poco fue sabiendo que sus abuelos habían sido judíos marroquíes, pero que se unieron con abuelas italianas y católicas y ese pasado comenzó a proscribirse lentamente. Esa situación, que aún la conmueve, volvió a resignificarse en el arenero. “En un rato pude integrar lo que tenía escindido... bueno, casi 5.900 años de historias de persecuciones”, dijo, un poco en broma, un poco en serio.
Clientes. ¿Es así que a través del juego se accede al inconsciente? “No”, dijo Sutton, esta vez tajante. “No somos para nada freudianos, no tenemos nada que ver con esos esquemas. Más bien nos inscribimos en la corriente humanística abierta por (el psicólogo norteamericano) Carl Rogers”, añadió.
Por más que parezca paradójico a primera vista, eso incluye desterrar, además, la idea de “paciente” y suprimirla por la de “cliente”, en tanto este último puede exigir y no sólo quedar a la espera de alguien con conocimiento que disponga de él.
“La misión del terapeuta es establecer el escenario terapéutico, hacer preguntas y servir de guía, no mucho más”, agregó Sutton. Algo que este cronista pudo comprobar en una de las situaciones montadas: muchas veces, la función del psicólogo es apenas repetir en forma de pregunta lo que la persona acaba de decir, como un autómata.
Antes de despedirse, Sutton remarca que el juego es un ambiente único y que esa condición es casi la ideal para una buena terapia, porque permite que la gente pruebe y pruebe sin temor al papelón porque, de última, “estamos jugando”.
La experiencia con los chicos
Junto a su marido, Peter, Ana Sutton fundó en 2001 en Arizona la Nana’s Children Mental Health Foundation para el cuidado, a través del juego, de los niños en riesgo social. En el origen, además de las inquietudes propias y previas de Sutton, se hallaba un programa de televisión que mostraba la situación de desamparo de muchas familias en Phoenix (Arizona).Primero Sutton –que hizo un máster en Psicología en una universidad californiana– probó con una chica para ver cómo reaccionaba. El hecho de que ella recuperara su autoestima y su “sentido de ser en el mundo” la animó a más. Hoy, apenas unos pocos años después, su fundación atiende a centenares de chicos en Phoenix y Temple. La donación a la entidad permite en los Estados Unidos reducir aportes impositivos y se puede acceder a los formularios, entre otras informaciones, en www.nanaschildren.org, donde también se puede tomar conocimiento del programa de voluntariado.
“Mi idea con los talleres que vengo a dar es poder traer a América latina algo de todo esto que logramos en los Estados Unidos”, dijo Sutton. La intención es que a través del juego chicos sometidos a diversos tipos de malos tratos, como abuso, violencia doméstica, accidentes o desastres naturales, recuperen su bienestar.

Cada día

Cada día hagamos algo de lo que podamos sentirnos orgullosos al día siguiente.

Cada día, pensemos que es el primero, para vivirlo con sorpresa;

y el último, para aprovecharlo como nuestra última oportunidad.

Cada día, busquemos nuestra felicidad haciéndo más feliz a algún otro.

Sembremos una semilla de cuyos frutos podamos vivir al día siguiente.

Renovemos nuestro corazón de tal manera que no quede amargura alguna para el día siguiente.

No guardemos nuestras sonrisas de hoy para mañana. Sólo podremos sonreír mañana, si hemos sonreído hoy.

Flores de Bach - Los 7 Grupos


Manteca vs Margarina

La margarina fue producida originalmente para engordar a los pavos, cuando lo que hizo en realidad fue matarlos. Las personas que habían puesto el dinero para la > investigación quisieron recobrarlo, así que empezaron a pensar en una forma de hacerlo. Tenían una sustancia blanca que no tenía ningún atractivo como comestible, así que le añadieron el color amarillo para vendérselo a la gente en lugar de la manteca. ¿Qué tal ésa?... Ahora han sacado algunos nuevos sabores para vender más a los incautos como ustedes y yo. ¿CONOCEN la diferencia entre la margarina y la manteca? Sigan leyendo hasta el final... ¡porque se pone bastante interesante!

Comparación entre manteca y margarina:

Ambas tienen la misma cantidad de calorías. La manteca es ligeramente más alta en grasas saturadas: 8 gramos, comparada con los 5 gramos que tiene la margarina. Comer margarina en vez de manteca puede aumentar en 53% el riesgo de enfermedades coronarias en las mujeres, de acuerdo con un estudio médico reciente de la Universidad de Harvard.
Comer manteca aumenta la absorción de gran cantidad de nutrientes que se encuentran en otros alimentos. La manteca provee beneficios nutricionales propios mientras la margarina tiene sólo los que le hayan sido añadidos al fabricarla. La manteca sabe mucho mejor que la margarina y mejora el sabor de otros alimentos. La manteca ha existido durante siglos mientras que la margarina tiene menos de 100 años. Ahora... sobre la margarina: Es muy alta en ácidos grasos trans. (Sí, ésos que recién ahora los científicos descubrieron que son malísimos y los gobiernos comenzaron a prohibirlos). Triple riesgo de enfermedades coronarias.. Aumenta el colesterol total y el LDL (el colesterol malo) y disminuye el HDL (el colesterol bueno).
Aumenta en cinco veces el riesgo de cáncer. Disminuye la calidad de la leche materna.. Disminuye la reacción inmunológica del organismo. Disminuye la reacción a la insulina. Y he aquí el factor más inquietante (¡AQUÍ ESTÁ LA PARTE MÁS INTERESANTE!): ¡¡A la margarina le falta UNA MOLÉCULA para ser PLÁSTICO...!!. Sólo este hecho es suficiente para evitar el uso de la margarina de por vida, y de cualquier otra cosa que sea hidrogenada (esto significa que se le añade hidrógeno, lo cual cambia la estructura molecular de las substancias).
Ustedes pueden ensayar lo siguiente: Compren un poco de margarina y déjenla en el garaje o en un sitio sombreado. Dentro de unos días notarán dos cosas: No habrá moscas; ni siquiera esos molestos bichos se le acercarán (esto ya le debe decir a ustedes algo). No se pudre ni huele mal o diferente porque no tiene valor nutritivo. Nada crece en ella. Ni siquiera los diminutos microorganismos pueden crecer en ella. ¿Por qué? ¡¡Porque es casi plástico!!. ¿Ustedes derretirían un Tupperware y lo untarían sobre una tostada?. Compartan ésto con sus amigos...


Roberto Pablo Sosa
Técnico Superior en Seguridad e Higiene Laboral
Tel: 0299-440-1229 Cel: 154-163517
Aluminé 1650
Neuquén

Vivir Feliz

  • Observa el amanecer por lo menos una vez al año.
  • Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
  • Ten un buen equipo de música.
  • Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
  • Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
  • Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.
  • Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
  • Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.
  • Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.
  • No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.
  • Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).
  • Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han presentado.
  • Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.
  • Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.
  • Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
  • Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.
  • Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.
  • Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.
  • No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.
  • Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).
  • Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.
  • Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.
  • Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también 'el gran riesgo'.
  • Nunca confundas riqueza con éxito.
  • No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos..
  • No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices
  • Aunque tengas una posición holgada, has que tus hijos paguen parte de sus estudios.
  • Haz dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en las fotos.
  • Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.
  • No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.
  • No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.
  • Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.
  • No confundas confort con felicidad.
  • Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.
  • Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).
  • Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.
  • Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.
  • Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.
  • Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.
  • Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
  • La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo .... simplemente disfruta al máximo de todo lo que Dios pone en su camino'
  • Una Sonrisa Significa Mucho. Enriquece A Quien La Recibe, sin Empobrecer A Quien La Ofrece. Dura Un Segundo Pero su Recuerdo A Veces Nunca Se Borra.

Significado de las Flores de Bach

Importancia de la música como expresión de emociones

En la base de todas las teorías que tratan de buscar los fundamentos de la acción terapéutica de la música se halla un denominador común: la emoción. Según algunos, es la capacidad de la música para provocar emociones y sentimientos, ya que éstos influyen sobre la parte somática; otros, en cambio, consideran que es la parte somática la primera en ser influída por la música, y se transforma luego en emoción y sentimiento. La crisis actual de valores que sufre nuestra sociedad ha comportado que esté también en crisis el sentimiento como valor fundamental del hombre.
Bergson escribió: "Los poderosos sentimientos que pueden afectar a nuestra alma, en momentos especiales, son fuerzas tan reales como aquellas que interesan a los físicos; el hombre no las ha creado, al igual que no ha creado el calor y la luz" (1). Igual ocurre con el pensamiento, que por ser algo inmaterial es tenido como "no real". Sin embargo, su fuerza es efectiva y por tanto real. "Un doctor expone la cuestión acerca de si el pensamiento no sebe ser mirado como una forma de energía comparable a otras; sería el contribuyente básico de la estructura del universo, no tenido en cuenta por los físicos y sin embargo mucho más importante que la luz (2). En el caso concreto de la música, "estas fuerzas son activas en tonos y sistemas tonales, lo cual hace posible que exista música. El hombre no ha creado estas fuerzas; las ha descubierto" (3).
Pero volviendo al sentimiento, es cierto que desde sus orígenes, el sentimiento es algo esencial para el hombre. "Nada grande o hermoso se ha conseguido jamás sin el calor del sentimiento" (4), empezando por la propia existencia del hombre. Efectivamente, el niño se engendra normalmente por amor y sólo vive gracias a él; podrá vivir mal nutrido, pero morirá sin el calor del amor. El sentimiento no sólo es esencial para la existencia del ser humano, sino también para su trascendencia, en su relación con la divinidad si es creyente.
Gurtney reconoce este poder en la música, al decir: "... la característica fundamental de la música, el alfa y el omega de su defecto esencial es, digamos, su perpetua producción en nosotros de una exitación emocional de una gran intensidad..." (5).
Hanslick apunta una nueva razón para explicar porqué una música puede resultar terapéutica: "La música opera en nuestra facultad emocional con mayor intensidad y rapidez que cualquiera de las otras artes. Unas pocas cuerdas pueden llegar a una parte de nuestra mente a la que un poema sólo puede llegar tras larga exposición o una pintura tras prolongada contemplación... La acción del sonido es algo no slo más inmediato, sino también más poderoso y directo. Las otras artes nos persuaden, pero la música nos toma por sorpresa. Estas características influencias sobre nuestros sentimientos se notan con mayor viveza cuando estamos en estados de exaltación o depresión fuera de lo normal" (6).
De todo ello se justifica la eficacia de la música con los enfermos mentales o con personas normales en momentos o estados de crisis.

CITAS BIBLIOGRÁFICAS
(1) BERGSON. On the pragmatism of William James (The Creative Mind). Cap. VIII.
(2) CARREL, A. Man the unknown.
(3) ZUKERKAND, V. Sound and Symbol. Princeton University Press, 1969, p. 275.
(4) HANSLICK, E. The beatiful in Music. New York. Bobbs-Merrill, 1957. (1.ª ed. 1858), p. 73.
(5) GURTNEY, E. "The power of sound". Londres, 1810, en Terence MAC LAUGLIN. Music and Communication. Londres. Faber, 1970, p. 102.
(6) HANSLICK, E.
Extraído de: Programa de Formación para Mediadores en Musicoterapia y Discapacidad.
Musicoterapia 2002. Libro de ponencias.

Silencio y Quietud

Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo.
Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo.
Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quién eres, es inseparable de la quietud.
Ése es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma.

El Silencio Habla
Título Original: “Stillnes Speaks”
Ó2003, Eckhart Tolle
Traducción 2004 Miguel Iribarren

Arroyo de Montaña


Cuando nos enfermamos adónde vamos?

Nosotros cuando nos enfermamos vamos al medico.
O vamos cada uno a hacernos una revision de rutina.
Y nos hemos hecho una revision espiritualmente?
Nos hemos mirado internamente para ver como andamos.
Si no lo hemos hecho hagamoslo.
Y si es posible hagamos una lista de lo que debemos curar espiritualmente

Estos son algunos ejemplos

1-La mentira.
2-El egoismo.
3-La envidia.
4-La ira.
5-El orgullo.

Para reflexionar no?



Los chakras

Placer o dolor: ¿qué eliges?

Hace un tiempo, a raíz de mi accionar frente a un episodio, lo comparé con respecto a circunstancias parecidas del pasado y me sorprendí del cambio. Debo decir que yo era muy dramática, casi trágica. Siendo hipersensible, el más mínimo gesto o tono de voz disparaba reacciones exageradas, que se sobredimensionaban porque no las expresaba. Las sentía adentro mío en una gran variedad de registros corporales, energéticos y emocionales (acicateadas por pensamientos repetitivos, negativos, excedidos, por fantasías desbordadas, por idealizaciones varias, etc.). Sólo una pequeña parte salía al exterior, como el vapor de las ollas a presión, y aún así resultaba extremado. En mi casa, mis padres tampoco ayudaban, ya que todos tocábamos la misma nota… ¡grandilocuente!!
Después de sufrir unos cuantos años (en mi adolescencia, pensaba que me iba a volver loca) y de observar mis pautas en muchos niveles, decidí resolver el tema. Apelé a distintas vertientes (psicólogos, terapia corporal, lecturas de toda clase, espiritualidad, etc.) y me fui dando cuenta de que una parte de mí tenía una concepción de la Vida muy dramática. Digo una parte porque otra (la más sana y conectada) era exactamente lo contrario: se llevaba por la ley del menor esfuerzo, era divertida, despreocupada, juguetona, le gustaba el placer y la alegría. Esta parte era bastante juzgada y reprimida por la sociedad: los adultos no se comportan así.
Como vengo con el “contraste” un tanto extremo, me llevó tiempo encontrar el equilibrio entre estos dos polos (¡entre muchas polaridades en realidad!). Un problema era que, con tanta adrenalina emocional e ideas inflamadas, creía que la armonía me resultaría aburrida. ¡Era tan excitante sufrir, pasar de un problema al otro, deprimirme, alegrarme intensamente, llorar a mares, quejarme, discutir! Una montaña rusa propiamente. He encontrado que esto le sucede a muchísimas personas. La mayoría no se da cuenta, pero es adicta a sus neurotransmisores y, como un cocainómano, busca incansablemente otra dosis, en forma de personas, situaciones o actitudes que repiten sin cesar (echándole la culpa a las personas, situaciones o actitudes, por supuesto).
Así que, antes me aficionaba al drama y ahora a la comedia. Antes era más apolínea y ahora busco lo dionisiaco. Antes me gustaban los trágicos y ahora los hedonistas. En estos días, he estado leyendo textos del filósofo francés Michel Onfray y me sentí identificada con algunas cosas:
“Se cree que el hedonista es aquel que hace el elogio de la propiedad, de la riqueza, del tener, que es un consumidor. Eso es un hedonismo vulgar que propicia la sociedad. Yo propongo un hedonismo filosófico que es en gran medida lo contrario, del ser en vez del tener, que no pasa por el dinero, pero sí por una modificación del comportamiento. Lograr una presencia real en el mundo, y disfrutar jubilosamente de la existencia: oler mejor, gustar, escuchar mejor, no estar enojado con el cuerpo y considerar las pasiones y pulsiones como amigos y no como adversarios”.
¿Y si te relajas, caminas descalzo, hueles las flores, tomas un baño tibio y perfumado, juegas con un niño, hincas los dientes en una sandía fresca, caminas más lento, aprecias los detalles? ¿Y si prestas atención a la vida que te circunda, abundante, misteriosa, prolífica? ¿Y si confías y te entregas? El sistema te quiere ordenado, razonable, uniforme, adaptado, esforzado, material disponible para trabajar y consumir. ¿Y si convocas a la inspiración, a la creación, a la alegría, a lo divino e insondable, a la luz superadora?
¿Y si te amas… profunda, intensa, amorosamente?

Laura Foleto

Aflorarte


Lo que NO es perdonar

Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos escencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos ú olvidarlos.

Lo que NO es perdonar:
  • El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.
  • No significa escusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento.
  • No es aceptar lo ocurrido con resignación.
  • No es negar el dolor.
  • No es minimizar los eventos ocurridos.

Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente a la reconciliación con el agresor. Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos. No implica eso para nada, el perdón es UNICAMENTE PARA TI y para nadie más. No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probables es que ésta persona no cambie y es más, a veces se ponen hasta peor.
El perdón se debe de realizar "sin expectativas" sin esperar que nada suceda. Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará. Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento.

Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor. Ahí no hemos perdonado, ahí quien tiene el comando de nuestra vida es el EGO. EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor. No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene como ser cambiado. Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos. Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos, lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada. Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer. Aceptamos que somos APRENDICES !que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.

Marita Escalante

EFT Emotional Freedom Techinique II

Querer es poder


La impresionante plasticidad del cerebro abre infinitas posibilidades a la
transformació n humana
Cada persona puede, si quiere, transformarse a sí
misma y a su realidad. Es una enseñanza que procede no sólo de la tradición oral
(querer es poder), sino del budismo. Recientes investigaciones científicas
corroboran además la validez de esta capacidad humana: somos libres para decidir
qué tipo de persona deseamos ser. La piedra filosofal para la transformació n es
una mezcla de la voluntad, la intención y de la impresionante plasticidad del
cerebro. La meditación permite cultivar cualidades nuevas que poco a poco se van
incorporando de forma natural a la vida cotidiana.


Cuando era pequeña mi abuela me repetía “querer es poder”. Aquello me ponía furiosa porque me daba la impresión de que no comprendía mis dificultades para lograr algunas cosas y que no veía los obstáculos que me encontraba en el camino.
Después de los años y de alguna que otra lectura, he tenido que admitir que aquella dulce mujer que apenas había pisado una escuela, se había, con su rica sabiduría popular, adelantado a las conclusiones de las investigaciones neurocientíficas del nuevo milenio y al mismo tiempo, estaba describiendo los principios básicos de una tradición filosófico-espiritual que ni siquiera sabía que existía, el budismo.

La enseñanza profunda que trataba de transmitirme mi abuela era que cada uno de nosotros puede, si quiere, transformarse a sí mismo y por extensión, su realidad. Del mismo modo, desde hace siglos los budistas sostienen que tenemos la capacidad de convertir el dolor en sabiduría, la envidia en compasión, la angustia en esperanza; que tenemos en nuestra mano la posibilidad de borrar las heridas del pasado y esculpir un futuro. Podemos aprender a ser felices y plenos.

En los reinos de la ciencia, sin embargo, siempre se había pensado lo contrario. El cerebro, el capitán general de nuestro comportamiento y nuestro sentir, es inamovible, decían. No sólo no se puede cambiar, añadían, sino que a lo largo de la vida vamos perdiendo neuronas que nunca más se vuelven a recuperar.


Fatalidad irreal

Pero los últimos años de investigación neurocientífica demuestran que semejante fatalidad no es real. Más bien todo lo contrario. Y he ahí que la ciencia demuestra los principios del budismo: con la intención, con la voluntad, con el deseo se cambia lo que antes se consideraba escrito en piedra: la arquitectura cerebral.

Desde hace dos décadas el Dalai Lama se reúne periódicamente con neurocientíficos occidentales con el objetivo de aunar dos aproximaciones con orígenes muy diferentes, pero con el objetivo común de comprender la mente humana, su realidad y los caminos para alcanzar el bienestar. De estos encuentros han salido infinidad de proyectos y datos muy valiosos.

El Dalai Lama ha insistido desde el principio en que la fuerza de la mente puede cambiar el cerebro y con él nuestra manera de vivir y de crear el mundo que nos rodea. Sin embargo, ésta era una hipótesis difícil de aceptar para los científicos.

La reunión de 2004 en Dharamsala (India) entre ciencia y budismo tuvo como tema de discusión la mencionada propuesta de Su Santidad. Parece que los investigadores han tenido que plegarse a las evidencias de los estudios y dar la razón al budismo.

La periodista científica Sharon Begley ha recogido el encuentro en el libro Train your mind, change your brain (entrena tu mente, cambia tu cerebro), que acaba de publicarse en Estados Unidos, y en él se puede leer la siguiente cita de Michael Merzenich, un neurocientífico de la Universidad de California-San Francisco (EEUU), que testifica el cambio de pensamiento: “cada momento elegimos y esculpimos cómo va a trabajar nuestra siempre cambiante mente, elegimos quién seremos en el momento siguiente”. O dicho de otro modo, somos libres para decidir qué tipo de persona deseamos ser.


La piedra filosofal

La piedra filosofal para la transformación mental es una mezcla del querer es poder, es decir, de la voluntad, la intención o la fuerza de la mente y de la impresionante plasticidad del cerebro. Al igual que el entrenamiento físico fortalece los músculos, el entrenamiento mental modifica los circuitos del cerebro en la dirección que deseamos.

Si uno se empeña y lo desea puede construir y potenciar los circuitos de la felicidad, de la armonía, de la empatía y todo el etcétera que se quiera. Para los budistas el entrenamiento mental por excelencia, la herramienta para cambiar el cerebro y la realidad, es la meditación.

Así, el Dalai Lama habla del arte de la felicidad y cuenta su propio cambio gracias a la meditación. Explica que cuando era joven se enfadaba con mucha frecuencia y sentía rabia. Ahora, tras muchos años de meditación, esas emociones se han esfumado y no es porque pueda controlarlas, sino porque ni siquiera se presentan en su vida.

Pero por supuesto no hace falta ser un monje budista para disfrutar de los efectos transformadores y creativos de la meditación. David Lynch, el siempre sorprendente director de cine, en su libro Catching the big fish (Atrapar el pez grande), explica cómo esa técnica ha influido en su creatividad y en su consciencia: “cuando buceas en tu interior, el auténtico ser está ahí y la verdadera felicidad está ahí. Hay un océano enorme, sin límites, de ella”.


Nuevas cualidades

La meditación permite cultivar cualidades nuevas que poco a poco se van incorporando de forma natural a la vida cotidiana. En un principio hay que tener la voluntad para dirigir la mente hacia el lugar que deseamos y de este modo se comienzan a formar nuevas conexiones cerebrales que son primero caminos y con el tiempo se convierten en autopistas cerebrales para la alegría, la compasión, la empatía…

Para eliminar los pensamientos o emociones negativas no hay que luchar contra ellas sino reemplazarlas por otras positivas. Decir “no a la guerra” es seguir dando protagonismo al conflicto, afirmar “sí a la paz” crea un nuevo circuito y borra la huella de la guerra.

Numerosos experimentos han demostrado que la práctica de la meditación altera la geografía neuronal de modo que se potencia la actividad en áreas relacionadas con las emociones positivas, el bienestar y la felicidad. “Lo que estamos viendo es que la felicidad no es simplemente un estado, sino que es un producto de habilidades que se pueden mejorar con entrenamiento mental”, afirma Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU), uno de los primeros investigadores en llenar el cráneo de los monjes budistas de electrodos.

Y de nuevo no es necesario ser un monje budista o pasar horas en estado meditativo: se ha visto que incluso las formas más básicas de entrenamiento mental producen efectos positivos. Se puede considerar como si se educara a un niño jugando, pero en este caso el niño es nuestro propio cerebro.

Es lógico que los efectos en el cerebro de los monjes sean mucho más significativos, pero con tan solo una semana de meditación ya se pueden observar cambios en el cerebro de personas que nunca antes habían practicado esta técnica. La diferencia es que están más activas las áreas asociadas con el bienestar y el pensamiento positivo.

Una clave muy importante para la transformación es la observación de uno mismo, ese buceo interior del que habla David Lynch.


Experimento de Schwartz

Un ejemplo clarificador de esta mirada interior es un experimento realizado por Jeffrey Schwartz, neuropsiquiatra de la Universidad de California-Los Ángeles (EEUU), con personas que padecían trastorno obsesivo compulsivo – la patología de las manías como el personaje de Jack Nicholson en Mejor Imposible que no dejaba de lavarse las manos y cada vez estrenaba una pastilla de jabón.

Schwartz, budista y practicante de la meditación, quiso comprobar el potencial terapéutico de ésta. Siguiendo la idea de lo que se conoce como meditación consciente, es decir, observar lo que ocurre en el interior sin juzgar, enseñó a sus pacientes a separarse de su enfermedad; a observar los síntomas con la parte más lúcida de ellos mismos reconociendo que sólo eran manifestaciones de su trastorno.

Una semana de entrenamiento fue suficiente para que los pacientes afirmaran que sentían que la enfermedad había dejado de controlarlos. Pero lo más extraordinario y sorprendente para los científicos fue que las pruebas de imagen cerebral demostraban que sus redes neuronales habían cambiado. La simple educación mental había reducido la actividad en los circuitos cerebrales que causan la enfermedad.

Se han obtenido resultados similares en casos de depresión, pero no hace falta sentirse mal para comenzar a entrenar la mente y modificar nuestras vivencias. De hecho, otro de los principios fascinantes del budismo es que afirma que la realidad exterior es el producto de nuestras proyecciones. De modo que si se modifica el interior, el resto también cambiará.


La influencia del entorno

Hay quienes aseguran que todos deberíamos hacernos preguntas sobre nuestros conflictos internos a la vista de los que se producen en el mundo. Quizá una de las zonas donde los conflictos son más profundos es en Oriente Próximo. Y precisamente en la Universidad Bar Ilan de Israel, bajo la dirección de Phillip Shaver y Mario Mikulincer, se han llevado a cabo varios experimentos con conclusiones particularmente interesantes para esa zona del planeta.

Un grupo de estudiantes israelíes judíos evaluó a otro grupo de estudiantes. Aunque los examinados eran todos judíos, Shaver y Mikulincer manipularon los datos e hicieron creer a los examinadores que algunos de ellos eran árabes.

Como seguramente muchos supondrán, la percepción de los evaluadores fue mucho más negativa cuando pensaban que estaban ante un árabe. Los encontraban impulsivos, vagos, conflictivos… Pero hay esperanza.

Cuando los científicos hicieron a los examinadores que recordaran momentos en los que alguien les daba amor, las calificaciones cambiaban radicalmente. Ya no había diferencia alguna en la percepción de judíos y árabes.

Los experimentos se repitieron empleando distintos tipos de imágenes mentales, por ejemplo, sentirse rodeado de gente que te ama, te apoya y que está dispuesta a ayudarte y los resultados fueron siempre los mismos.


Conclusión conmovedora

La conclusión es conmovedora y esperanzadora. Los recuerdos de amor, de apoyo, activan circuitos mentales relacionados con la sensación de seguridad emocional, de solidez y de autoestima. Entonces el mundo y las personas que nos rodean se ven a través de ese cristal y lo que se percibe es tolerancia, comprensión, apertura y empatía.

Cuando el mundo interior está en paz y armonía, el mundo exterior se contagia de esa paz y armonía. Y aquí es donde volvemos a encontrarnos con el budismo. Una de las formas principales de meditación está orientada a la compasión y su objetivo es entrenar la mente para alcanzar una profunda empatía por todos los seres vivos. Entre las técnicas que los budistas emplean para potenciar la compasión está revivir el amor de la madre.

Continuando con los cuidados maternos, llegamos a la parte más extraordinaria del asunto. Con el “querer” se puede incluso doblegar la genética, burlar el supuesto determinismo del ADN.

Los cambios que incorporamos a nuestro comportamiento a base de cultivar lo mejor de nosotros mismos se transmiten a las generaciones futuras igual que ocurre con el color de los ojos o de la piel. La ciencia lo ha constatado con animales de laboratorio en los que es posible hacer un estudio tan complejo.


Amor maternal recuperado

Los trabajos de Michael Meaney de la McGill Universitiy en Montreal (Canadá) han demostrado que ratas nacidas de madres poco amorosas repetían el comportamiento de sus progenitoras con sus propias crías. Sin embargo, cuando las hijas de las descuidadas madres eran criadas por otras cariñosas y solícitas dejaban de lado la genética y se volvían como sus progenitoras adoptivas.

En la siguiente generación, aquellas que estaban abocadas por sus genes a no ocuparse de sus vástagos dieron un golpe de timón y cambiaron el curso de su descendencia. Si algo así se puede lograr con sólo el instinto animal, imaginemos hasta dónde se puede llegar con la voluntad consciente. Definitivamente “querer es poder”.

Angela Boto

Cascada

Acerca del Prozac

El análisis de 4 fármacos, entre ellos Prozac, revela que no son mejores que el placebo

MADRID.- Se calcula que una de cada seis personas sufrirá depresión a lo largo de su vida. Para los casos más graves, el tratamiento indicado suele combinar la psicoterapia con el uso de fármacos antidepresivos. Un estudio ha puesto a prueba los más modernos tratamientos de este tipo, los llamados de última generación (el más famoso de ellos, Prozac), y ha descubierto que su efecto no mejora el que logra una simple pastilla inocua de placebo.
Para poder extraer sus conclusiones libres de posibles prejuicios, un equipo de investigadores de la Universidad de Hull (en el Reino Unido) seleccionó tanto trabajos que se habían publicado en revistas médicas como aquellos que no (que suelen ser los que tienen peores resultados). Para ello solicitaron a la agencia estadounidense del medicamento (la FDA), todos los estudios recibidos entre 1987 y 1999 sobre seis antidepresivos diferentes; un trámite obligatorio durante el proceso previo a la autorización de un fármaco.
El resultado de su investigación (un meta-análisis de 47 trabajos) acaba de darse a conocer en las páginas de la revista 'Plos Medicine'. Y sus resultados sorprenderán a más de uno.
Finalmente, el equipo del doctor Irving Kirsch, centró su análisis en cuatro de los modernos inhibidores de la recaptación de la serotonina (SSRIs, según sus siglas anglosajonas): fluoxetina, más conocida por su nombre comercial, Prozac; venlafaxina; paroxetina (Seroxat, Paxil) y la nefazodona (que se comercializa bajo los nombres de Dutonin, Menfazona o Rulivan; aunque es el único de los cuatro que no está a la venta en España).
Cuando analizaron conjuntamente todos los estudios, tanto los que habían visto la luz como los que no, los ensayos revelaron que el beneficio de los antidepresivos no era superior al de la pastilla de placebo en los pacientes con depresión moderada o grave. Únicamente aquellos que más gravemente puntuaban en la escala depresiva se beneficiaban moderadamente del tratamiento.
Sin embargo, según los autores, esta diferencia favorable al tratamiento detectada en este sugrupo únicamente se debió a que estos pacientes, más gravemente afectados por la depresión, respondían peor al placebo que los otros grupos.
La depresión es una enfermedad que está ocasionada por una alteración en las sustancias químicas del cerebro que regulan el estado de ánimo. Y aunque se supone que el uso de antidepresivos permite reorganizar este equilibro químico, hace tiempo que la polémica rodea a este tipo de medicamentos.
"Aunque los pacientes experimentan cierta mejoría con los antidepresivos", explica el doctor Kirsch, "también mejoran cuando toman una sustancia inocua y la diferencia [entre uno y otro] no es significativa". A su juicio, estos resultados demuestran que estas personas también podrían experimentar mejorías sin ningún tratamiento farmacológico. Y añade, "con estos datos en la mano hay pocas razones para prescribir la nueva generación de antidepresivos excepto a los pacientes más gravemente deprimidos en los que otros tratamientos alternativos no hayan sido eficaces".

María Valerio

EFT Emotional Freedom Technique 1

Beber Agua

Hoy en Japón es popular beber agua inmediatamente al levantarse en la mañana. Además, pruebas científicas han probado estos valores. Mas abajo divulgamos una descripción del uso del agua para nuestros lectores. Para personas mayores y con enfermedades serias así como con enfermedades modernas el tratamiento del agua ha sido de mucho éxito para la sociedad médica Japonesa con una cura de hasta 100% para las siguientes enfermedades: Dolor de cabeza, dolor de cuerpo, sistema del corazón, artritis, taquicardia, epilepsia, exceso de peso, bronquitis, asma, TB, meningitis, enfermedades urinarias y del riñón, vómitos, gastritis, diarrea, diabetes, hemorroides, todas las enfermedades oculares, constipación, útero, cáncer y desordenes menstruales, enfermedades del oído, nariz y garganta..

METODO DEL TRATAMIENTO

1. Al levantarse en la mañana y antes de lavarse los dientes, beba 4 x 160ml (5.5onzas) vasos de agua.
2. Lávese y límpiese la boca pero no coma o beba nada por 45 minutos.
3. Después de los 45 minutos puede comer y beber normalmente.
4. Después de los 15 minutos de desayuno, almuerzo y cena no debe comer o beber nada por 2 horas.
5. Aquellas personas mayores o enfermas que no puedan beber 4 vasos de agua al principio pueden comenzar por tomar un vaso de agua y gradualmente aumentar la cantidad hasta 4 vasos por día.
6. El método del tratamiento curara las enfermedades de los enfermos y los demás podrán disfrutar de una vida más sana.

La siguiente lista nos da el número de días que el tratamiento requiere para curar /controlar /reducir las principales enfermedades:

1. Presión Alta - 30 días
2. Gastritis - 10 días
3. Diabetes - 30 días
4.Constipación - 10 días
5. Cáncer - 180 días
6. TB - 90 días

7. Los pacientes con artritis deben seguir el tratamiento solo por 3 días en la primera semana, y a partir de la segunda semana - diariamente.

Este método del tratamiento no tiene efectos secundarios, sin embargo al comienzo del tratamiento tendrá que orinar muy seguido. Es mejor si continuamos esto y hacemos que este procedimiento trabaje como una rutina en nuestra vida.

Beba Agua y esté Saludable y Activo.
Esto tiene sentido los Chinos y los Japoneses beben te caliente con sus comidas, no agua fría, quizás ya es tiempo de adoptar sus hábitos de beber te o agua tibia mientras comemos. ¡Nada que perder, todo que ganar...! Para aquellos que les gusta beber agua fría, este artículo es aplicable a ellos. Es agradable beber un vaso deagua fría o de una bebida fría después de las comida, sin embargo, el agua fría o la bebida fría solidifica el alimento grasoso que usted acaba de ingerir. Esto hace que se retarde la digestión. Una vez que este 'lodo' reacciona con el ácido digestivo, se descompone y es absorbido más rápido que la comida sólida por el intestino. Esto rayará o dañará el intestino. Muy pronto, esto se volverá en grasa y nos podrá llevar al cáncer. Es mejor tomar una sopa caliente o agua tibia después de cada comida.
Una nota muy seria sobre los ataques al corazón: Las mujeres deben saber que no todos los síntomas de ataques al corazón van a ser un dolor en el brazo izquierdo. Estén atentas a un intenso dolor en la línea de la quijada. Puede que Usted nunca tenga un primer dolor en el pecho durante un ataque al corazón. Nauseas y una intensa sudoración son síntomas muy comunes. 60% de las personas que tienen ataques al corazón mientras duermen no se despiertan. Un dolor en la quijada puede despertarte de un sueño muy profundo.
Seamos cuidadosos y estemos alerta: mientras más sepamos mayor oportunidadde sobrevivir...

Breve Retorno

Flores de Bach

Ataques de Pánico

Porqué
En la infancia tenemos una idea ominipotente y fantasiosa sobre nuestras limitaciones físicas. Podemos pensar que nunca envejeceremos y moriremos o que será tan tan lejos que prácticamente no ocurrirá nunca. Quizá estas ideas nos preparan mal para la práctica sensata del auto-cuidado, y de ahí que durante un largo periodo juvenil podamos abusar de nuestra aparentes 'energías ilimitadas' para trasnochar, mal alimentarnos y también para adquirir la mala costumbre de preocuparnos y sufrir sin que aparentemente ello implique mayores complicaciones. Pero un buen día las cosas pueden cambiar y enviarnos repentinas señales de funcionamiento corporal anómalo, como si el cuerpo ya no tolerara el mismo ritmo de agobio que tenía hasta el día anterior. No somos conscientes de nuestro nivel de agobio, tensión e inquietud si estamos atravesando una época de estrés. Estamos tan familiarizados con las sensaciones internas de ansiedad que nos parecen normales, o por lo menos no preocupantes. Las despreciamos, aunque el nivel de tensión en realidad es más alto de lo que nuestro organismo está preparado para tolerar. Esta especie de ceguera y sordera sobre nuestro estado es un error de cálculo que nace de que no conocemos nuestras limitaciones corporales (que niveles de descanso, relax, bienestar, distracción y goce necesitamos para funcionar operativamente). Nos hemos mal-educado a ser sacrificados y sufridores, anteponiendo el deber, la ambición y la auto-exigencia, o la búsqueda desaforada de estímulos. Quizás sabemos cuantas horas seguidas podemos aguantar trabajando, pero no sabemos cuantas horas necesitamos para ocuparnos de nuestra mínima tranquilidad personal. Ocurre también con demasiada frecuencia que tampoco sabemos manejarnos demasiado bien frente a las frustraciones, ante las que solemos buscar salidas que más que calmarlas parecen exacerbarlas. Pero los hechos son los hechos: nuestro cuerpo biológico, en especial nuestro sistema nervioso, tiene sus propias limitaciones de funcionamiento (no puede estar permanentemente activado forzado a trabajar al máximo). Esto es lo que fundamenta un ataque de pánico, que también podríamos llamar crisis de ansiedad.

Cómo
La persona intenta en un momento dado detener su ritmo frenético. Se sienta, se para en frente al semáforo, espera en una cola, se tumba a descansar un rato, intenta mirar la televisión, está sentado en un medio de transporte, etc., Es precisamente eso, que estamos haciendo algo que no es particularmente activo lo que nos desconcierta, porque repentinamente notamos que no podemos hacer la cosa tan tranquila que queríamos hacer, porque el sistema nervioso está demasiado alterado para bajar de tan arriba a tan abajo en un instante. En un segundo percibimos esta dificultad anómala, podemos observar los efectos de la taquicardia (acaloramiento de la parte central del cuerpo, aceleración respiratoria), nuestra respiración parece ser incómoda, y los mecanismos automáticos del control del ritmo respiratorio deciden hacer paradas bruscas que nos desconciertan (¿Me quedaré sin aire, pensamos?), se ha disparado nuestro sistema de alarma como esas alarmas de la tienda de al lado que se conecta un día de viento sin más ni más. En un segundo notamos el encendimiento que produce en nuestro cuerpo el estado de activación general (pensemos por ejemplo en la reacción que sentiríamos ante un susto intento repentino, como ver aparecer un perro en nuestra habitación o que se rompieran los vidrios de una ventana, una explosión, etc.). Pero como nada pasa en el exterior, pensamos, ¿Qué me sucede? ¿Me estaré muriendo? ¿Será esto un ataque cardíaco, colapso respiratorio, embolia cerebral? ¿Será esto que tengo un ataque de locura? ¿Cómo me puedo morir ahora sin haber hecho testamento o dejando las cosas sin arreglar? Pensar este 'diagnóstico' no es precisamente tranquilizador... Así que si ya estamos 'encendidos' creernos en grave peligro acaba de provocar un incendio. Estamos en pleno pánico. Sube el nivel de ansiedad provocando más efectos espectaculares (temblor de piernas, sensación de vértigo, rigidez de nuca, visión borrosa, sensación de flotar e de irrealidad) Puede que se acuda a un servicio de urgencias por si las dudas, y ahí, tras las pruebas oportunas nos digan que no era nada grave, sólo un ataque de ansiedad. ¿Pero cómo nos podemos convencer de que no era NADA, si nosotros en realidad nos sentimos terriblemente mal?. El habernos sentido tan traspuestos, el que eso sucediera en un momento tan tenso de nuestra vida en medio de las complicaciones y exigencias, y encima el miedo a que se repita... con qué facilidad se puede efectivamente repetir el episodio que deseábamos que ¡por favor! no volviera otra vez...

Comprendiendo lo que pasa
Como podemos observar por esta descripción en el ataque de pánico hay dos fuerzas que se unen y se suman:
  1. un estado de ansiedad que predispone a padecer molestias en la regulación del sistema nervioso (dificultad de relajarse, disparo automático de la sensación de alerta, cambios bruscos de ritmos).

  2. la percepción de este estado no como una molestia física menor, sino como algo terrible, enigmático y sumamente desagradable (algunos dicen que preferirían que les cortaran una mano antes de pasar por esos mementos). Tenemos la sensación de perder el control voluntario (¡horror!) y sentirnos débiles, desvalidos e impotentes (reacción de quedarnos clavados, paralizados y bloqueados).
Si lo expresamos con un esquema diríamos que
  • Estímulo de Ansiedad -->
  • provoca respuesta intensa de miedo -->
  • la respuesta de miedo de nuevo genera más de lo mismo, una ansiedad todavía mayor -->
El estado de ansiedad producido por un estado general ocurre más bien al principio, pero al cabo de un cierto tiempo en realidad la causa de ansiedad deja de ser la que era y cambia a ser nuestra propia suspicacia y nuestro temor supersticioso de que pueda volverse a repetir, o el percibir el más mínimo estado corporal que nos parezca extraño, o el simple 'pensar en ello'. Eso explica que aunque pudieran suprimirse las causas primeras (pueden haber cambiado algunas circunstancias o hemos comenzado a tomar tranquilizantes) puedan haber sido sustituidas por otras.
En realidad, bajo el punto de vista del trastorno psicológico, lo relevante no es el haber tenido un ataque de pánico, que de hecho algunas personas tienen por haber cuidado a un enfermo varias noches seguidas, haber bebido más de la cuenta, por efecto del consumo de algunas drogas o medicaciones, y que reconocen como 'lógico' debido al exceso, y que olvidan. Lo importante es que la persona que ha padecido un ataque de pánico:
no comprenda que 'excesos' esta cometiendo en su vida, o que no le parezcan 'lógicos' como explicaciones.
no tome las medidas adecuadas que tomaría frente a otro trastorno físico (o sea no varía su vida ni un milímetro)
comience a desarrollar conductas contraproducentes (o sea, que hace todo lo contrario que tendría, como preocuparte, anticipar situaciones, estar auto-observándose, caer en el alarmismo, enfadarse, deprimirse, etc..). La principal conducta contraproducente es la evitación de situaciones en las que uno cree que podría suceder el ataque (la situación en la que la persona sentiría 'atrapada'). Esta conducta produce lo que se llama agorafobia, que la podríamos traducir como el miedo que se tiene a padecer una crisis de ansiedad o ataque de pánico en situaciones de indefensión (lejos, solos, encerrados, con mucha gente, delante de personas ante las que queremos quedar bien, etc.)
la auto-provocación (involuntaria) como cuando uno piensa que podría vomitar y sólo pensar en el asco que le daría ello le produce las nauseas que le confirman sus ganas de vomitar. De igual modo el pensamiento sobre la ansiedad produce ansiedad, la ansiedad se puede percibir con la lupa de la atención, que agranda en relieve y tecnicolor todas las sensaciones físicas, lo cual crea la sensación que está ya sucediendo lo que uno teme que suceda, y la sensación de que si algo empieza uno está perdido y no podrá evitar lo peor, y que hay que estar preparados para lo peor de lo peor que podría suceder...

¿Qué hacer?
Los pasos a seguir son:
  1. Hacer análisis médicos para descartar enfermedades de carácter orgánico (en particular trastornos endocrinos, circulatorios, dificultes de tensión arterial, etc.)

  2. Una vez establecida la causa psicológica hacer una reflexión acerca de cómo estamos viviendo, en qué puntos nos estamos 'pasando de la raya' y qué medidas de salud podríamos tomar (descanso, alimentación, ejercicio, diversión, cambio de actitudes).

  3. Llevar vida normal (llevar vida de enfermo incurable no nos hace sentir precisamente normales). La causa de la ansiedad no es externa sino interna, así que el mundo no tiene la culpa y sería inútil tomar medidas de precaución porque el miedo puede perfectamente cambiar de 'tema' una vez que cedemos en evitar determinada circunstancia.

  4. Evitar todo tipo de anticipación o pensamiento sobre la ansiedad: esta es la causa más importante del mantenimiento y crecimiento de la ansiedad. Una especulación es cizaña que sembramos y provoca mayor inseguridad. Lo correcto es 'vivir sin pensar' hasta que llegue el momento X, en el cual nos limitamos ha hacer lo que sigue a continuación.

  5. Tener preparado un guión para decirnos es ese momento (este guión se ha podido preparar previamente con un psicólogo, y contiene fundamentalmente la idea de lo que nos pasa en que tenemos mucho miedo, pero el miedo no nos hará morir, y simplemente es algo que 'bajará' en la medida de que actuemos con normalidad. No me muero, es sólo miedo.

  6. Respirar hondo. Si notamos cosquilleos en las puntas de las manos o en los pies significa que estamos ventilando o oxigenando más de la cuenta y que lo que interesa en 'parar', por lo que aguantaremos el aire contando tranquilamente uno, dos, tres, cuatro, y expulsaremos el aire suavemente, y repetimos la operación hasta notar que de esta forma introducimos menos exógeno, desaparece el síntoma del cosquilleo y nos resulta más cómoda la respiración.

  7. Mirar algo y centrar la visión en el mundo externo (veo un cuadro, una matrícula de coche que comienza por... ) Este ver-afuera nos ayudada a saber si vemos bien y a recuperar la agradable sensación de equilibrio. También conviene oir-fuera (que sonidos escucho, que canción suena, cómo oigo mi propia voz) y tocar alguna cosa como mi ropa, un mueble, un objeto cualquiera, pera dirigir los canales sensoriales hacia el exterior. Todas estas medidas conducen a comprobar si nos estamos desmayando o mareando o si estamos 'funcionales'. Cuanto antes comprobemos nuestro estado y salgamos de la inmovilidad, antes podemos cercionarnos de que nuestro estado es mejor de lo que parece.

  8. Continuar haciendo lo que estamos haciendo (si estábamos haciendo algo) o inventarnos una tarea. Es muy probable que la situación de pánico se de encerrados en una coche, en un aula o despacho, esperando en la cola del banco o para pagar en el supermercado (preferiblemente con personas detrás y delante impidiéndonos la huida). Entonces hacer algo puede ser hablar, curiosear, pensar lo que comimos la semana pasada, escribir algo, escuchar o tararear música, o cualquier cosa que tenga la suficiente garra para distraernos).

  9. Esperar los minutos necesarios para relajarnos (pensar que cuando uno se altera tarda un ratito en serenarse, es importante no confundir esto con que 'fracasamos' en el control, así que no hay que tomarse como algo 'raro' el que tardemos nuestros cinco o diez minutos en lograr tranquilizarnos.

  10. No enfadarse (pensamientos como "!otra vez!", "¿qué hecho yo para merecer eso?", "¡esto es espantoso!" "!soy débil!" y similares aportan tanto nivel de adrenalina a la corriente sanguínea como la ansiedad. Además esta ira contribuye notablemente a que la próxima vez parezca más infernal.

  11. También esta totalmente contraindicado deprimirse como si a uno le estuviera sucediendo alguna gran desgracia o tuviera la peor suerte del mundo. Esto solo hacer que agrandar al 'enemigo' haciendo que la ansiedad parezca más tirana, abusiva e todopoderosa que nunca. En vez de deprimirse es más útil animarse todo lo que uno pueda haciendo cosas que compensen el mal sabor de boca dejado por el momento de pánico (actividades lúdicas o que nos den paz, goce y nos reconcilien con la vida como la buena música, la buena lectura, la buena conversación o el goce estético de las cosas). Uno puede hacerse algún tipo de 'regalito' como un remedio curativo muy eficaz para 'minimizar' la fuerza del miedo. Hay que recordar que tomarse las cosas con humor es un buen método para solucionar todo tipo de problemas de salud y de la vida en general. (Algunas personas en fase de superación suelen hablar con su miedo diciéndole "así que ya has venido a molestarme un poco ¿no?, pues has de saber que ya no me impresionas porque sé que mucho ruido pero sólo eres un poco de ansiedad fisiológica inocente, así que ahora ¿qué cosa agradable podríamos hacer? ¿tal vez hablar con esa persona encantadora que tanto nos gusta? ¿tal vez nos podemos ocupar en algo útil e interesante que nos permita cambiar de tema? ...").

  12. Dejarse ayudar por un profesional. Es una lástima que muchas personas tengan alergia a dejarse ayudar por un psicólogo como si su valía personal quedara en entredicho, porque de igual modo que nos dejamos orientar por un asesor fiscal, un inversor financiero, o el maitre de un restaurante, es más síntoma de inteligencia y sensatez que de otra cosa contar con el asesoramiento de un psicoterapeuta especialista en trastornos de ansiedad. Todos los puntos anteriores y otros más quedan mucho mejor aclarados y sobre todo, puestos en práctica, con el apoyo del psicólogo, de forma que nos aseguremos del éxito en el control de un miedo que ya se ha apoderado de nosotros. Ya sé que estamos en la era del bricolaje, hágaselo usted mismo y de la auto-ayuda y que ésta misma información la ha encontrado usted en internet, pero tampoco que hay exagerar tanto que pongamos en peligro nuestra propia salud y calidad de vida sólo por evitar el contacto del profesional. Si tiene ataques de pánico y/o agorafobia, dedique tiempo y medios necesarios para su solución correcta y completa.

José Luis Catalán

Premios

Design by Blogger Templates