Entrada destacada

LHT Técnica Light Healing ®

Light Healing® es una técnica de sanación espiritual que combina coaching y PNL con terapias florales y sanación akashica. El objetivo es e...

Entrevista a Brian Weiss

"Somos seres espirituales viviendo una experiencia humana"
El gurú de la reencarnación en Occidente cuenta, en esta entrevista, sus experiencias personales y su relación con la comunidad científica tradicional.
"Jung se anticipó a su tiempo: comprendía lo misterioso, lo espiritual, lo intuitivo", dice Weiss.
Por Ignacio Escribano
Hasta que esa extraña idea de la regresión a las vidas pasadas se le metió en la cabeza, Brian Weiss era, según los rígidos cánones academicistas, occidentales y machistas, un hijo soñado. El alumno perfecto. Un ciudadano modelo. El profesional envidiado por el resto de sus colegas.
Graduado magna cum laude en la Escuela de Medicina de la Universidad de Columbia, con un posgrado en la Universidad de Yale, Weiss fue uno de los jefes de psiquiatría más jóvenes del prestigioso hospital Mount Sinai, de Miami.
A simple vista, hay que admitirlo, es todo un catedrático. No obstante, cuando el diálogo cobra vida y entra en acción, sus modales, que han olvidado la solemnidad absurda pero que conservan la cortesía y el refinamiento, invitan a que uno se olvide por completo de que se está frente al controvertido doctor de trascendencia internacional, que decidió suspender la lista de espera de su consultorio cuando ésta ya superaba los cinco años.
"Era poco sensato planificar una visita médica con tanta anticipación", aclara el autor de best sellers como Lazos de amor, El mensaje de los sabios o A través del tiempo, con millones de copias vendidas en todo el mundo.Weiss, de 59 años, casado con su eterna Carole y dos hijos, no se comporta con la arrogancia de sus diplomas. Sin necesidad de fruncir de ceño en señal de jactancia, sus observaciones inspiran, acaso más por la sensibilidad que por la agudeza de las mismas, un respeto próximo al afecto."
He recorrido un largo camino desde el día en que, médico de formación clásica, profesor de psiquiatría y escéptico empedernido, me di cuenta de que la vida humana es algo más maravilloso y profundo de lo que me había hecho creer incluso mi rigurosa formación médica", cuenta este hombre que, si bien ha sido bautizado como el gurú de la reencarnación en Occidente, aún conserva la vestimenta arquetípica del académico contemporáneo: la camisa tiesa, abotonada casi hasta el tope, un discreto chalequito de fina trama y los pantalones pinzados que se prolongan en un reluciente par de zapatos náuticos. Todo eso, claro, en perfecta armonía con el puntilloso corte de pelo y los inexorables lentes de diseño italiano.
Su mensaje, certero como un rayo, saldrá disparado reiteradamente en dirección opuesta al del tradicional discurso cientificista: "Si una persona evoluciona en un ser más cariñoso, más compasivo y menos violento, es que ha tomado la dirección adecuada. Y aquí, lo que importa, no es la velocidad sino la dirección del camino que se elige."
De temperamento decididamente sosegado, su semblante parece imperturbable. "Estuve meditando esta mañana", confiesa Weiss, como develando un secreto.Más seguidor de Carl Jung que de Sigmund Freud, a pesar de que utiliza muchas técnicas del maestro vienés en sus tratamientos -la hipnosis, por ejemplo-, advierte que las psicoterapias, al no tener raíces espirituales, no sirven para liberar la verdadera naturaleza de los seres humanos.
Y convencido de que cada vez que creamos grupos, nosotros y ustedes, estamos generando violencia, potencialmente, recuerda que sólo existe un grupo: el espíritu humano.
"Todo está conectado. Las almas no tienen raza, religión, sexo o nacionalidad; son almas, una forma pura de energía amorosa. Tenemos que aprender esto y enseñárselo a los chicos", propone, apoyándose en una cita del místico cristiano Pierre Teilhard de Chardin: "No somos seres humanos atravesando una experiencia espiritual; somos seres espirituales viviendo una experiencia humana".
Según su experiencia, la psicología sólo funciona si el terapeuta logra conectarse con el paciente en un plano de verdadero afecto. "Lo que cura -insiste Weiss- es la relación, no la técnica." Y resalta: "Puede que Freud no considerase sus teorías definitivas, pero para sus discípulos son dogmas de fe. Jung, en cambio, era un inconformista que se anticipó a su tiempo; comprendía lo misterioso, lo espiritual, lo intuitivo, pero lo rodeaban personas ávidas de dogmas."
-En sus libros, usted también suele hablar de la intuición, algo que casi hemos olvidado de utilizar en nuestra vida diaria.
-La arremetida contra la mente comienza desde que somos muy pequeños. Se nos educa con valores familiares, sociales, culturales y religiosos que reprimen nuestros conocimientos innatos. Y si nos resistimos a esa acometida, se nos amenaza con el miedo, la culpa, el ridículo, la crítica y la humillación. O, también, pueden acecharnos el ostracismo, la retirada del amor o los abusos físicos y emocionales. Nuestros padres y profesores, nuestra sociedad y cultura pueden enseñarnos falsedades peligrosas. Y a menudo lo hacen. El mundo actual es una clara prueba de ello, pues se encamina a tropiezos y golpes, imprudentemente, hacia una destrucción irreversible. Pero si se lo permitimos, los chicos pueden enseñarnos la salida.
-¿Es cierto que las mujeres son más intuitivas que los hombres?
-Es así, están más abiertas a todos estos conceptos: espiritualidad, inspiración... Las madres siempre se han basado en su intuición. Por eso, creo que los científicos de hoy están equivocados. Si la ciencia y la tecnología, que se nos están escapando de las manos, no comienzan a desarrollarse en el contexto de nuestra sabiduría intuitiva, entonces estamos frente a un peligro. Porque, mal empleados, pueden destruir el mundo.
-¿Y por qué cree que a la comunidad científica le cueste tanto aceptar esas facultades que todos llevamos dentro?-Porque existe un descreimiento generalizado sobre todo aquello que no puede verse o demostrarse por métodos científicos convencionales. Y eso está mal, es erróneo. Nos enseñaron que todo eso es supersticioso, o no científico, o inferior. Y no es así. Tenemos sentidos más allá de los cinco sentidos. Y uno de ellos es la intuición. No sólo en el arte, los grandes descubrimientos científicos también surgen intuitivamente, y no necesariamente desde de la lógica pura. El mismo Einstein lo decía. Tiene que haber un balance entre lo racional y lo intuitivo. Algo que, en mi caso, tardó años en llegar. Hasta que conocí a Catherine. Además, para recuperar ese equilibrio, no podemos olvidar que el amor es el componente fundamental de la naturaleza, que conecta y une a todas las cosas y las personas. Y la energía del amor es, en potencia, más fuerte que cualquier bomba y más sutil que cualquier hierba. Lo que sucede es que aún no hemos aprendido a aprovechar esa energía tan básica y tan pura.
-¿Podríamos decir, entonces, que intuición y poesía son casi sinónimos?
-Sin duda están emparentados. Los griegos hablaban de las musas. Los poetas, los músicos y los artistas en general trabajan mejor cuando se dejan llevar por el cerebro derecho, es decir, por la intuición, lo espiritual, lo no lineal; y no siempre ocurre lo mismo cuando se guían por el cerebro izquierdo, el lógico, el racional. Le hemos dado una excesiva importancia a la razón, a un punto tal que casi hemos negado nuestra intuición, que era, precisamente, el sentido predominante del hombre.
Cuando conoció a Catherine, la paciente cuya historia se cuenta en su primer libro Muchas vidas, muchos maestros, Weiss ya había publicado más de cuarenta trabajos científicos y colaboraciones en publicaciones médicas, y había adquirido reconocimiento internacional en psicofarmacología y química cerebral. Con voz tenue, explica que durante más de un año había intentado aliviar los ataques de pánico de su paciente por medios de técnicas psiquiátricas convencionales hasta que, durante una sesión de hipnosis, bien freudiana, todo cambió.
La memoria de Catherine, en lugar de revolver por los cajones de su infancia, fue incluso mucho más lejos de lo que un escritor de cuentos fantásticos hubiera imaginado jamás: Catherine, ese mojón fosforescente en el camino de Weiss, se vio a sí misma, en otro cuerpo, 4.000 años atrás.
"Como hasta ese día era totalmente incrédulo a todos aquellos campos faltos de rigor científico, como la parapsicología, y además no sabía nada sobre las vidas pasadas o la reencarnación, ni me interesaba saberlo, al principio no consideré la vivencia de Catherine como un regresión -explica Weiss-. De todas formas, continuamos con la hipnosis en las sesiones siguientes porque notaba una clara mejoría en sus síntomas."
A partir de entones, Weiss comenzó a investigar y a documentarse sobre el tema durante 15 largos años de silencio profesional. "Sabía que con tan sólo inferir algo, mis colegas me tomarían por demente", recuerda, esbozando una sonrisa con un leve toque de picardía.Pero cuando por enésima vez se convenció de que sus hallazgos eran efectivamente ciertos, decidió publicar, no sin un cierto grado de resquemor, cada detalle de las regresiones de sus pacientes. Y de las propias.
-¿Cómo definiría a la reencarnación?
-Es el concepto de que poseemos un alma inmortal, que puede llamársele también conciencia o espíritu, que abandona nuestro cuerpo en el momento de la muerte física para luego renacer en una nueva criatura para continuar en esa nueva vida con las lecciones que eventualmente la lleven a una realización espiritual plena.
-¿Y realmente cree que la realización espiritual plena sea posible?
-Sí. Lo que ocurre es que nuestros valores están todos revueltos, desordenados. Nos preocupamos demasiado por la impresión que le causamos a los demás o sobre cuánto dinero tenemos. Y todo eso es un tremendo error. Porque la felicidad viene desde adentro de uno. De saber disfrutar el momento presente. Sabemos que el amor puede curar, y que el estrés puede matar. Pero poco hacemos para aliviar nuestra mente. No es necesario ser rico para ser feliz. En mi consultorio he atendido infinidad de gente increíblemente rica, pero infelices. Y su tristeza se disipaba cuando comenzaban a cultivar sus valores humanos, a preocuparse por los demás.
Estamos atrapados en las preocupaciones de nuestra mente sobre el futuro, o lamentando el pasado. Aunque somos conscientes de que ni los lamentos ni las preocupaciones pueden modificar ni el pasado ni mejorar el futuro. Una cosa es planear, organizarse, eso está bien. Pero no preocuparse. Ese sentimiento se ha vuelto un hábito de lo más negativo. Lo mismo que con el pasado. Hay personas que se la pasan rumiando sobre sus errores, preguntándose una y otra vez por qué no hice esto o aquello.
-¿No cree que las psicoterapias pueden caer en ese rumiar constante, que termina volviéndose negativo?
-Entiendo que este no es puntualmente un tema sencillo. Es bueno ver el pasado y reconocerlo. Pero es cierto también que ese proceso, que puede ser muy doloroso, tiene un límite. Lo que yo le digo a mis pacientes es que aprendan de su pasado y que luego déjenlo ir. Ahora esté aquí, en el momento presente, que es el único lugar en el que va a encontrar la felicidad. Si seguimos varados en el pasado jamás seremos felices. Eso les digo.
-Entre tanto dolor y sensación de soledad, los psicofármacos son presentados como la solución a los problemas existenciales del hombre moderno.
-Existen muchas razones que explican ese fenómeno. La propaganda y la presión de la industria farmacéutica es enorme. Y, además, persuaden a los médicos para que receten sus productos de maneras subrepticias y a veces no tan solapadamente. Por otra parte, la tendencia de las universidades es a enseñar cada vez más a que el tratamiento pasa por la medicación. Pero sabemos que con las pastillas no alcanza. Porque cada depresión, ansiedad o cualquier síntoma, forma parte de un cuadro holístico, donde intervienen la mente, el cuerpo y el espíritu.
Las pastillas son una opción que no tienen por qué contraponerse con otras formas curativas. Pero de nada sirven sin la compasión y el entendimiento de que esa persona que está sufriendo es una ser humano y no un sistema bioquímico con bajos niveles de cierta sustancia. Y en algunos casos, aún siendo compasivo y con un buen tratamiento ni siquiera es necesario recurrir a la medicación. O, si se receta, se hace por menos tiempo y con dosis más bajas.
-¿Cuál es la crítica más dura que tiene para hacerle a los médicos que ejercen la medicina "tradicional"?
-Bueno, generalmente son ellos los que me critican a mí.-Bueno, a cada cual su turno. Pero con espíritu constructivo.-Mi principal crítica es que los médicos necesitan abrir más su corazón y darse cuenta de que son sanadores. Y para eso, es preciso estar conectado intuitivamente con cada paciente, tener compasión y preocuparse sinceramente por esa otra persona. Y esto es bueno no sólo para el paciente, los médicos se sentirán mucho más satisfechos también. El paciente no es un hígado, un corazón o una vesícula. Les recordaría a los médicos que cada paciente es un ser humano, un alma al que deben acercarse con compasión y con el corazón abierto.
Dos preguntas más
-¿Cómo definiría las almas gemelas (soul mate)?
-Por empezar, tenemos más de una. Y por eso almas gemelas no es imperiosamente un término romántico. Es gente con la que hemos vivido en otras vidas, y existe una forma de reconocimiento de sus almas que nos parecen familiares. O en la mirada, o al tocar las manos, ciertas cosas que nos hacen acordar. Un alma gemela no significa alguien con quien vamos a compartir el resto de nuestra vida. A veces, se trata de una persona que se cruza en camino tal vez por uno o dos meses solamente, pero su sola presencia nos ayuda a cambiar nuestras vidas y a evolucionar. Creo que en una dimensión mayor estamos conectados a cada una de las almas del planeta, e incluso de más allá. Todos estamos interconectados. Pero a la vez existen pequeños grupos de familias de almas, gente que ha vivido junta en varias ocasiones. Y a eso llamo almas gemelas. Este no es el único lugar o planeta donde existen almas. Existen también otras dimensiones donde también viven almas; los físicos están escribiendo sobre este tema.
-¿A su esposa Carole ya la conocía de otras vidas?
-Sí. A pesar de que nunca me encontré con ella en las regresiones. Sí, en cambio, encontré a mi hijo en una de mis propias regresiones. Pero sé, y ella también, que ya habíamos estado juntos antes. Nos conocimos de muy jóvenes; yo tenía 18 años y ella 17. Fue instantáneo. Ninguno de los dos estaba buscando una relación seria, éramos los dos todavía muy jóvenes. Si mi hija, que ahora tiene 22 años, hubiera tenido una relación tan seria como la mía cuando yo tenía 17 años, le hubiera dicho todavía eres una niña. En mi caso, y en el de mi mujer, fue algo muy especial, de reconocimiento, el sentido de familiaridad, de conexión, podíamos terminar las oraciones que el otro estaba diciendo, compartíamos los pensamientos... Yo no tenía ni idea de qué se trataba todo eso en aquel entonces, sólo sabía que era muy fuerte. Hasta que años más tarde, comprendí. Ahora sé de qué se trataba, y se trata, todo eso. Así que no tengo que hallarla en mis regresiones. Sé que somos el uno para el otro.

El hombre sabio

El sabio se mantiene alejado de la rivalidad,
de la codicia y de la confusión
producida por los deseos.

El sabio es feliz al vivir,
es bondadoso y armoniza con todos,
es sincero al hablar, equilibrado
y recto en el trabajo y en la vida.

Cuando acaba su obra, se retira oportunamente.
Su respiración es fresca como la de un niño,
y busca siempre beneficiar a los hombres.

El sabio es difícil de comprender,
es cauteloso como quien atraviesa
un río en invierno.

Prudente como quien tiene enemigos,
reservado como el huésped de una casa,
sencillo como la madera,
tranquilo como un valle
y profundo como las aguas de un lago.

El sabio posee poco
porque se ha olvidado de las cosas.
Su presencia es modelo para todos los hombres.

No se muestra, por eso resplandece,
No se vanagloria, por eso sobresale,
No se exalta, por eso merece elogio,

Es humilde y se mantiene íntegro.
Permanece independiente.
Aunque viva rodeado de gloria y esplendor
nunca pierde la paz.

El sabio no es impetuoso,
y nunca pierde el dominio de sí mismo.
El sabio no ofende a nadie,
y nunca halla motivo para rechazar a nadie.

El sabio es aquel que se conoce a sí mismo,
que quiere conquistarse a sí mismo,
más que conquistar a otros.

El sabio, contemplado,
no parece digno de ser mirado,
oyéndolo, no parece digno de ser escuchado.
Sin embargo, contiene en sí todas las virtudes.

El sabio parece que no hace nada y,
sin embargo, nada queda sin realizar.
El sabio hace del corazón de los demás
el suyo propio.

Con el bueno obra de forma buena,
Con el malo obra de buena forma.
El sabio se parece a un niño,

Nada ni nadie le daña.
El sabio se da cuenta de las cosas
que para los demás pasan inadvertidas,
y estima por igual las grandes y las pequeñas.

El sabio no combate, mas siempre vence,
y no teme a la muerte.
El sabio es, en fin, quien está en armonía
con la naturaleza.


Tao Te King

Introducción a la Meditación

Esta enseñanza fue impartida por Lama Shedrup durante el año de 2001, en el Instituto Loseling de México. El presente texto son las notas editadas de un estudiante.

¿Qué es la meditación?
Meditar consiste en que la mente se familiarice con el objeto de la meditación. Es un proceso de aprendizaje. No sólo es cerrar los ojos y olvidar todo. Cuando se realiza de esta forma hay un beneficio temporal, por el relajamiento del cuerpo. Pero cuando se regresa a la vida ordinaria, ya no funciona. No se carga el cuerpo de energía positiva.
Meditar implica estar alerta, con una completa conciencia y atención. Es un proceso de aprendizaje, debemos ser sinceros con nosotros mismos para aprender de nosotros.

¿Para qué sirve la meditación?
Con la meditación te estás cargando de energía para tratar con la gente. Es como cargar una batería. Te preparas para tratar con el mundo. Si vas bien preparado al mundo, sabes mejor cómo manejarlo.
Es como tener una junta y pensar en todo de antemano: ¿Qué voy a decir? ¿Quién va a ser mi público? ¿Qué me van a preguntar? Sucede lo mismo con nuestra vida diaria a nivel espiritual.
La meditación nos permite ver nuestras diferentes actitudes de apego, rechazo e indiferencia ante distintas personas. Nos permite familiarizarnos con estas situaciones y pensar en la mejor manera de hacerles frente. Al saber cómo afrontar tales situaciones, la mente se relaja y se elimina la ansiedad y el nerviosismo.

Tipos de meditación
Hay muchas técnicas de meditación dependiendo del propósito, pero se dividen en dos categorías:
• Shamatha: Para la atención, relajamiento y estabilidad de la mente.
• Vipassana: Meditación analítica.
Al principio se empieza con la meditación shamatha, después se continúa con la vipassana. Los practicantes avanzados deben combinarlas al mismo tiempo.

Objetos de meditación
Se usan diferentes tipos de objetos para meditar:
• La respiración
• “Deidades” (figuras búdicas)
• Mantras
• Oraciones devocionales

¿Por qué necesitamos los objetos de meditación?
Se dice que meditar es como domar un elefante salvaje, ya que éste –al igual que la mente– está en constante movimiento. No lo podemos controlar. No tenemos forma de contenerlo. Basta cerrar los ojos un instante para captar a los pensamientos y las emociones que van y vienen como si tuvieran vida propia. Están en un estado salvaje. Estamos aquí para adiestrarlos.
Así, en el caso del elefante salvaje, decimos que necesitamos un poste, una cadena muy fuerte y un domador con una vara para guiarlo. Si no, huye. Para adiestrar nuestra mente el poste será el objeto de meditación, la cadena será la atención (la mente alerta), y el domador será nuestra sabiduría, encargada de traer de vuelta a la mente cuando se quiera ir.
Este es el método para hacer que haga lo que nosotros queremos.

La preparación
La preparación es muy importante.
1. Motivación. Debemos meditar sin ninguna presión. Debemos conocer los beneficios, pues esto genera confianza en la práctica.
2. Calidad. Lo importante no es la cantidad de tiempo que le dediquemos, sino la calidad. Es como dormir, que a veces descansamos con tan solo una siesta de 20 minutos, y a veces amanecemos cansados después de dormir toda noche. Es mejor hacerlo durante poco tiempo, pero como lo dicen las escrituras. La calidad de nuestra meditación se basa en nuestra motivación. Así no nos cuesta tanto trabajo. Pueden ser cinco o diez minutos, pero que sean efectivos.
3. Compromiso y continuidad. Es mejor que sean cinco minutos diarios, en lugar de un largo tiempo de vez en cuando.
4. Lugar. Escoger un cuarto limpio y tranquilo. Se puede colocar un altar con velas, incienso, flores, fotos o pinturas de maestros espirituales. Esto predispone a la mente de una forma positiva. Te motiva a meditar más, y te concentra, al estar ante esta presencia Si no se cuenta con una habitación exclusiva para este fin, se puede apartar un rincón pequeño de algún otro cuarto.
5. Postura. La postura debe ser alerta, de determinación. El cuerpo humano tiene canales de energía sutil que lo recorren; por eso en las prácticas tántricas se utilizan ejercicios de yoga, pues éstos permiten que la energía fluya de mejor manera. En consecuencia, es muy importante mantener la espalda recta para permitir que la energía fluya libremente por el canal central. La mano derecha con la palma hacia arriba va sobre la palma izquierda, también viendo hacia arriba, con los pulgares tocándose ligeramente. La mirada, como si se estuviera viendo la punta de la nariz. Con los ojos abiertos, pero si hay algo que llame tu atención, puedes cerrar y volver a abrirlos ligeramente.
Al principio no es recomendable meditar por mucho tiempo, de cinco a diez minutos bastan. Después te relajas durante dos minutos y luego, si lo deseas, puedes iniciar otra sesión de cinco a diez minutos. Con lo anterior evitarás el cansancio y el adormecimiento del cuerpo.
Meditar con frecuencia es muy importante. Se puede mantener una meditación analítica durante las veinticuatro horas del día junto con las actividades diarias. La meditación le da a tu mente información fresca. Por ejemplo, cuando uno acude a una enseñanza se siente muy entusiasmado, pero al día siguiente uno ya no siente tanta energía y comienza a olvidar. Se pierde esta energía que nos dio la enseñanza. Sin embargo, es posible evitar la pérdida si se medita frecuentemente.
Se puede practicar a cualquier hora del día en que se cuente con unos instantes para relajarse. Se recomienda en las mañana porque la mente se encuentra fresca. También se recomienda antes de dormir por las noches.

Meditación
La meditación se realiza de la siguiente forma:
Después de tomar la postura de meditación, comienza a relajarte con unas cuantas respiraciones largas y profundas. Luego respira normalmente concentrándote en la forma en que entra y sale el aire por las fosas nasales; si prefieres, concéntrate en el movimiento hacia arriba y hacia abajo del abdomen mientras respiras. Si surgen pensamientos o sentimientos, sólo obsérvalos. Ve cómo son transitorios y, si les das un poco de tiempo sin prestarles atención, se desvanecen por sí solos. Al principio puede parecer que al meditar tenemos más de estos pensamientos y sentimientos sin control; pero no es así, en realidad es la primera vez que les ponemos atención, es nuestro estado normal. Con la meditación los irás calmando poco a poco, como el agua agitada de un estanque que con el tiempo se calma.

Beneficios
La respiración está muy ligada a los pensamientos y sentimientos. Cuando uno esta ansioso o nervioso, por no decir enojado, nuestra respiración también se encuentra perturbada. La energía negativa que estamos generando se manifiesta a través de nuestra respiración.
Podemos trabajar en sentido inverso, esto es, si controlamos nuestra respiración, controlaremos nuestros pensamientos y emociones. Esta clase de meditación ha sido introducida en diversas clínicas de Estados Unidos para el control del estrés. Se dice que así evitamos segregar cierto tipo de hormonas que nos perturban.
Cuando nos angustiamos mucho de nuestros problemas estamos pensando demasiado. Esto no nos permite concentrarnos en otra cosa.
También nos ayuda con el insomnio, el cual a veces se presenta por condiciones físicas como el calor, la incomodidad, etc., pero otra causa común es la ansiedad que implica nuestro estilo de vida. Solemos llevar nuestros problemas a dormir con nosotros, y perdemos el sueño. Se recomienda meditar acostado e ir relajando la respiración hasta quedarse dormido. Otra recomendación es no tener televisión en la recámara.

Tres cosas

Hay tres cosas en la vida que una vez que pasan, nunca regresan:

  • El Tiempo
  • Las Palabras
  • Las Oportunidades
Hay tres cosas en la vida que pueden destruir a una persona:
  • El Enojo
  • El Orgullo
  • No Perdonar

Hay tres cosas en la vida de mayor valor:

  • El Amor
  • La Familia y los Amigos
  • La Bondad

Hay tres cosas en la vida que no son seguras:

  • La Fortuna
  • El Éxito
  • Los Sueños
Hay tres cosas en la vida que forman una persona:
  • El Compromiso
  • La Sinceridad
  • El Trabajo Duro
Hay tres cosas en la vida que usted nunca debe perder:
  • La Esperanza
  • La Paz
  • La Honestidad

Qué es y cómo meditar?

Meditación, ¿en grupo o en soledad?
La meditación, sobre todo al principio, es un ejercicio de paciencia, de constancia; por esto mismo, es conveniente practicar en grupo y, preferentemente, con alguien que corrija la postura y fije las pautas a seguir. Una vez aprendida la técnica (si es que hay alguna técnica), acostumbrado a la postura y fijada la rutina, se puede intentar la meditación en solitario.
En todo caso, la práctica en grupo refuerza la rutina y evita el desánimo. Por el contrario, meditar en soledad puede conducir a una práctica más auténtica, aunque resulte más difícil perseverar. Puede ser una buena idea combinar los dos métodos: practicar solo habitualmente, y acudir a retiros de grupo o, aisladamente, a un Centro de Meditación.
Meditar es, Observar sin juzgar.
¿Es preciso un Maestro?
La meditación es "contemplación". En este sentido no se precisarían grandes o complicados conocimientos que aprender para poder meditar, y la función del Maestro podría llegar a considerarse como la de un mero instructor que nos proporciona una técnica concreta.Sin embargo, el Maestro de meditación es mucho más que un instructor puesto que él mismo debe dominar esta ciencia y disponer de una agudeza psicológica que sólo la práctica proporciona.El Maestro es básico al principio y recomendable más adelante para corregir y guiar al discípulo por la sutil senda de la meditación. Finalmente, no hay que olvidar que el mejor Maestro lo llevamos en nuestro interior.¿Cuántos tipos de meditación hay? De forma muy general, la meditación se puede englobar en dos tipos: con objeto y sin objeto de concentración.
La meditación con objeto es la más divulgada y consiste en concentrar el pensamiento en dicho único objeto, excluyendo cualquier pensamiento que distraiga la atención. El objeto puede ser algo físico, tangible, como un punto del cuerpo, el sol, la luna, una flor, un paisaje, un mantra, etc; y también puede ser algo más sutil, como un chakra, una sensación, un pensamiento filosófico, un koan (frase profunda, sin sentido lógico, propia del zen), etc. Con este tipo de meditación se persigue excluir cualquier pensamiento, salvo el referido al objeto de concentración para, finalmente, trascender también dicho objeto.
La meditación sin objeto (propia del Yoga en su fase más avanzada) consiste en apartarse de todo objeto, de todo pensamiento, de toda sensación y experimentar el "descentramiento" , volviéndose un puro observador.

¿Porqué meditar?
La práctica de la meditación surge para tratar de encontrar respuesta a los grandes interrogantes que se nos plantean en relación con nuestra naturaleza más profunda: ¿quién o qué soy?, ¿de dónde vengo y adónde voy?, ¿porqué existo?, ¿cuál es mi misión aquí?, etc.
Además de buscar respuestas lógicas en la ciencia y la filosofía, o de fe en la religión, con la meditación se pretende trascender el estado ordinario de conciencia y traspasar, de algún modo, la realidad ordinaria, despertando a otra visión de las cosas que nos llena, y da sentido a nuestra existencia.
Paradójicamente, la meditación debe practicarse sin un objetivo concreto, sin esperar un logro determinado, ni siquiera el más elevado.
¿Porqué se insiste tanto en tener la espalda recta durante la meditación? Casi todas las escuelas de meditación insisten en mantener la espalda recta como base de la mejor postura a adoptar para la práctica. Con la espalda recta y vertical, perfectamente alineada, se mantiene más fácilmente la atención despierta y la inmovilidad; además, la energía fundamental en el cuerpo circula con mayor libertad.
¿Es necesario sentarse con las piernas cruzadas? Resulta conveniente, aunque no imprescindible. La meditación que proviene de Oriente, se practica tradicionalmente con las piernas cruzadas. De esta forma, la espalda se sostiene recta sin esfuerzo y la postura puede mantenerse durante largo tiempo.
En cualquier caso, con las piernas cruzadas, las rodillas deben estar más bajas que la pelvis para que ésta bascule hacia delante y la espalda pueda mantenerse recta en equilibrio sobre el sacro. El uso de un cojín bajo las nalgas es muy recomendable para los principiantes que no tienen la flexibilidad de hacer loto.
¿Cuál es el mejor momento para meditar?
Cualquier momento es bueno para meditar aunque los momentos más favorables son el amanecer y el anochecer, pues en estas horas se relaja el ritmo frenético de la vida ordinaria.
¿Son necesarios los rituales en la meditación?
Dependiendo de las escuelas, el ritual cobra más o menos importancia. Cuando la meditación se asocia a una religión (budismo, hinduismo) el ritual es muy importante, utilizando el simbolismo y el atractivo escondido en el mismo para "cautivar" a los practicantes. El ritual no deja de ser un objeto más de concentración y como tal puede utilizarse, aunque en una práctica profunda no sea en absoluto necesario. Por otro lado, es muy dificil no efectuar ningún tipo de ritual, aunque se trate sólo de un simple saludo.
Efectos de la meditación regular.
En el aspecto puramente físico, la meditación tiene efectos relajantes, combatiendo la hipertensión y el estrés. Psicológicamente, proporciona seguridad en uno mismo, confianza, fuerza mental, concentración y memoria. Pero sus efectos más importantes se hallan a nivel espiritual.. .
Importancia de las manos durante la meditación.
Las manos, consideradas como una extensión de nuestro cerebro, sirven para reforzar la expresión y mostrar el estado de ánimo. Su posición durante la meditación es muy importante; se debe procurar una posición simétrica y simbólica por medio de un mudra. Los mudras más importantes en la meditación son:
  • Mudra de la sabiduría, con las manos sobre las rodillas, palmas hacia arriba y dedos extendidos, salvo pulgar e índice que rozan sus yemas al formar un círculo.
  • Mudra del vacío o cósmico, formando un óvalo con las palmas una encima de la otra y los dedos pulgares rozando sus puntas.
  • Mudra del respeto o saludo, con las palmas juntas a la altura del pecho (este mudra no se suele mantener durante la meditación, sirviendo únicamente para iniciarla y finalizarla) .
También se pueden mantener las manos sencillamente encima de las rodillas o en el regazo con las palmas hacia arriba, una encima de la otra.
Los ojos, ¿deben estar cerrados o abiertos?
También depende de la escuela. En Yoga se suelen mantener cerrados y en el budismo entrecerrados. En los tipos de meditación en que se utiliza un objeto de concentración visible, evidentemente deben estar abiertos. En cualquier caso, la mirada debe estar perdida en el infinito.
¿Es conveniente quemar incienso durante la meditación?
Durante la meditación se pretende inhibir los pensamientos y todo tipo de sensaciones, abstrayéndose a las mismas. Con el incienso se crea una atmósfera que controla nuestras sensaciones olfativas conduciéndolas a una regularidad, a un ritmo, al cual nos acostumbramos favoreciendo así la abstracción mental.
¿Cuánto tiempo hay que practicar?
Partiendo de la base de la regularidad en la práctica, el tiempo de la misma se irá incrementando progresivamente pudiendo oscilar entre 10 minutos y 1 ó 2 horas (o más) para cada sesión. La progresión en el tiempo de práctica debe ser muy lenta pero constante, dado que es fácil rendirse al aburrimiento, la falta de concentración, la desgana, la dispersión mental, etc.Generalmente, a partir de la media hora o los 45 minutos, la práctica se torna más fácil y "especial" (aunque al principio también puede que duelan más las piernas).
La "meditación electrónica", ¿es meditación?
No, tal como se entiende tradicionalmente. La meditación "Nueva Era", con inductores electrónicos, gafas de colores y sonidos relajantes puede ser un buen sistema de relajación y constituir una experiencia que quizás conduzca a la meditación tradicional. Pero de ninguna forma se puede decir que en meditación haya "atajos" que valgan. Sería importante que te mantuvieras alejado de todo lo artificial si no quieres quedarte sin neuronas.
¿Qué se dice en los Yoga Sutras de Patañjali sobre la meditación?
Dharana, concentración, es fijar la conciencia en un sólo punto.Dhyana, meditación, es un flujo regular y contínuo de atención dirigido hacia el mismo punto.Cuando el objeto de meditación absorbe al meditador, apareciendo como el sujeto, se pierde la consciencia de uno mismo. Eso es samadhi.
La meditación es la continuidad de una corriente de ideas parecidas, no perturbada por ninguna otra. Mientras que en la concentración hay perturbación con otras ideas, no sucede así con la meditación, pues sólo existe un flujo sobre la misma idea. La prolongada y profunda concentración lleva al estado de absorción meditativa (samadhi), en la cual el objeto se mantiene en la mente y llena todo el espacio de la conciencia. Todas las ideas que aparecen giran alrededor del objeto de concentración y se acompañan de una emotiva disposición que puede ser descrita como "serenidad", "paz" o "calma". No hay pérdida de lucidez, sino que más bien, el sentido de alerta parece intensificarse.
Obstáculos a la meditación
Cualquier cambio que se pretenda efectuar lleva aparejado una resistencia natural ante dicho cambio. En este sentido, la práctica de la meditación se encuentra con distintos obstáculos que pueden conducir al fracaso. Las amenazas potenciales más importantes son las diez que se enumeran a continuación:
Duda. Es el mayor obstáculo en el camino del Yoga. Se puede dudar desde la ejecución correcta y la efectividad de la meditación, hasta de uno mismo. Se puede cuestionar, por ejemplo,
1. si la meditación es demasiado difícil para uno mismo (¡no lo es!);
2. si se acabará hipnotizado (¡por supuesto que no!);
3. si se trata de una forma de escapismo (¡no!);
4. si se tiene que renunciar a los placeres cotidianos para poder meditar (¡claro que no!);
5. si puede chocar con las propias creencias religiosas (¡en absoluto!);
6. si es preciso disponer de un maestro (¡no es imprescindible! ).
Todo el mundo es perfectamente capaz de meditar. Pero no hay que esperar resultados maravillosos al principio.
Consejos:
1. Anotar en un papel todas las dudas que surjan sobre Yoga y meditación y luego analizarlas una por una. Se descubrirá que después de un análisis detallado, muchas de las dudas son infundadas y algunas incluso ridículas.
2. Si tras este ejercicio, aún se tienen serias dudas que impidan practicar la meditación, hay que buscar un instructor o instructora competente que ayude a clarificar dichas reservas.
Aburrimiento. La meditación (que consiste en no hacer nada, más que prestar atención) rápidamente desemboca en aburrimiento para la mente superactiva, la cual recurre enseguida a distintas soluciones que la liberen del aburrimiento. Acepta el aburrimiento y, al menos temporalmente, haz del mismo el centro de la atención.
Sueño. Muchos principiantes sucumben al sueño porque de forma inconsciente se asocia con una ralentización de los procesos mentales durante la meditación.
Consejos:
1. Comprobar que la postura es la correcta.
2. Mantener los ojos más abiertos.
3. Si es preciso, levantarse y practicar meditación caminando (o una o dos asanas de estiramiento apropiadas) durante unos minutos, antes de sentarse de nuevo.
Malestar físico.A menudo, desde el mismo momento en que se adopta la postura, la conciencia del cuerpo se magnifica ante la más mínima sensación corporal. Incluso un insignificante picor puede constituir el mayor de los inconvenientes. Siente el picor, respira a través de él y continúa con la meditación. De hecho, la sensación de picor puede dotar de energía adicional para concentrarse mejor. Si la sensación se escapa de control, sencillamente ¡ráscate!. No hay que hacer una montaña de un grano de arena.
Pensamientos negativos. La meditación puede destapar las tendencias negativas que residen en el subconsciente. Enfrentarse cara a cara con nuestra negatividad puede ser realmente molesto.
Consejos:
1. No retener conscientemente los pensamientos o sensaciones negativas que puedan surgir.
2. Recordar que uno no es sólo las sensaciones y pensamientos que surgen.
3. Optar por cultivar el opuesto exacto de cualquier pensamiento o sensación negativa que aparezca en la pantalla mental. Por ejemplo, si de repente aparecen pensamientos oscuros de resentimiento sobre alguien, simplemente hay que hacer surgir pensamientos de amor y amistad proyectándolos a todo lo que nos rodea.
Prisa. Nada resulta más peligroso en la vía del Yoga que correr para ver lo que pasa. Ciertamente, no se puede ir con prisas en meditación. Cultiva la paciencia. Da suficiente tiempo al cuerpo y a la mente para cambiar. No fuerces nada en absoluto.
Santurronería. En el zen, a quienes entran en este estado de pretendida santidad se les dice coloquialmente que "apestan a zen". Desgraciadamente, este estado no sólo se da en el zen; en todos los sistemas espirituales y místicos se pueden encontrar personajes de este tipo. Tales "iluminados" pregonan a los demás que experimentan una poderosa meditación y que poseen el conocimiento verdadero. Bajo su punto de vista, son una especie de maestros. Este error de principiante esconde, tras esa máscara de falsa aparienca, un gran complejo de inferioridad. El verdadero maestro nunca habla de logros conseguidos.
Consejos:
1. Sé realista, modesto y humilde respecto a los primeros logros.
2. Es normal alegrarse del progreso natural a lo largo del camino, pero no debe pregonarse.
3. Si el progreso interior es correcto, los demás lo notarán más tarde o más temprano, pero lo más importante es que seas tú mismo quien sienta los cambios, en la verdadera evolución los demás no importan.
Cazafenómenos. Algunos principiantes ven la meditación como si se tratase de una cacería de poderes paranormales. Esperan todo tipo de experiencias, luces destellantes, visiones espectaculares, sonidos extraordinarios, etc. Cuando no aparecen tales efectos especiales, los practicantes novatos se desilusionan con la meditación y suelen caer en la fantasía. Debes comprender el objetivo y la naturaleza de la meditación, que consiste en acostumbrar la mente a la sensación de paz y recogimiento, a fin de facilitar el crecimiento interior. Así de simple.Ilusionismo. Hay que tener cuidado con la actitud que sugiere que nada importa realmente porque en el fondo todo es ilusorio. La meditación muestra exactamente cuánto de nuestra realidad ordinaria se halla construida por la mente, pero eso no significa que nada sea importante. A menudo esta actitud tiene que ver con falta de madurez.
Consejos:
1. Comprender que el Yoga se aplica a todos los aspectos de la vida.
2. Continuar con el trabajo, con la atención a la familia y a los amigos.
3. Ser responsable y consciente de los beneficios de la practica del Yoga.
Síntomas de kundalini.
Los síntomas del despertar de kundalini se han hecho últimamente más populares entre los meditadores tras la publicación de determinados libros sobre la materia. Estos síntomas incluyen fenómenos psicosomáticos como corrientes de energía por el cuerpo, temblores en los miembros, movimientos corporales involuntarios, alucinaciones, etc. Realmente, los síntomas de un verdadero despertar de la kundalini son muy raros. La mayoría de los casos registrados son sólo síntomas de enfermedad mental, pura imaginación, o simples precursores de un despertar de la kundalini.
Consejos:
1. Si los síntomas son suaves, se pueden tratar con una dieta apropiada, estilo de vida natural y terapias médicas alternativas como la homeopatía o la acupuntura.
2. Si los síntomas son más severos, resulta aconsejable buscar un experto en fenómenos provocados por kundalini.-

Caminando por la vida

Caminando por la vida, me he encontrado con verdades, me he encontrado con mentiras, me he encontrado con hombres y mujeres buscando Amor en las sabanas y encontrarlo en la humildad y la entrega incondicional, he visto niños y ancianos encontrarlo en una sonrisa, he visto a otros dar de sí y disfrutarlo, he visto a otros recibir y quejarse.
Caminando por la vida, he visto lagrimas, he sentido temores, he visto sonrisas pintadas de atardecer, nubes de algodón en mentes de ilusión, besos diáfanos en rostros demudados, aves pensando que no pueden volar y toneladas de acero subir a grandes alturas... He escuchado a Lideres hablar de Paz y entendimiento y para hacer presente su comunicado y en nombre de La Paz y del orden mundial, enviar a sus ejércitos salvadores a asesinar personas, hombres, mujeres y niños.
Caminando por la vida he encontrado incongruencia entre la mente y el corazón, y la más sabia organización y orden en los seres primarios, tales como las hormigas
Caminando por la vida he sentido el amor entrar en mi vida y florecer mi entendimiento, he aprendido a Amar amándome y a recibir dando, he aprendido que la flor tiene su tiempo para crecer, para convertirse en capullo y después desplegar su belleza, sin apuro, sin prisa, he aprendido que todo tiene su tiempo, nacer, crecer, aprender, experimentar compartir enseñar y morir.

Miguel Ángel Alabart.
(Psicopedagogo y terapeutagestáltico).

Cambiando creencias de escasez en abundancia

Tu puedes ayudar a la humanidad examinando tus propias creencias acerca de la escasez y cambiándolas en creencias de abundancia. Tenemos una meditación que te puede ayudar a dejar ir las creencias de escasez para cambiarlas por creencias de abundancia.
Para comenzar relaja tu cuerpo y haz algunas inhalaciones. Imagina que te estás conectando con tu Ser Superior. Este es el ser que es la expresión más alta de tu personalidad. Es el ser que sabe que tu puedes crear cualquier cosa que desees. Con cada inhalación imagina que te estás volviendo más sabio, claro y más capaz de observar una visión más grande de tu vida. Adquiere la sensación de esta parte de tu ser sabia y que todo lo conoce. Te estás convirtiendo en tu Ser Superior.
Siente la confianza y el poder de tu Ser Superior que fluye a través de ti. Dite a tí mismo “Yo soy la fuente de mi abundancia'. Tú y tu Ser Superior son la fuente de tu abundancia no otras personas, tu trabajo o tus inversiones.
Tú tienes la habilidad de transformar la escasez en abundancia.
Tú puedes crear abundancia en cualquier área de tu vida. Cuando aprendas los principios para crear abundancia, para trabajar conscientemente en crearla para cambiar tus creencias y abrirte a recibir vas a crear abundancia en cualquier área de tu vida en la que estés trabajando.
Afirma tu confianza en el universo en ti mismo, en tu Ser Superior y en tu alma para que te brinden lo que sea que necesites cuando lo necesites. Dite a ti mismo 'Yo confío en mi Ser Superior y en mi alma para que me brinden todo lo que necesito. Yo vivo ahora una vida abundante.'
Examina tus creencias sobre la abundancia. Pídele a tu Ser Superior que te muestre un área importante de tu vida en la cual crear abundancia. Explora dichas áreas como si tuvieras más abundancia o tiempo libre o tiempo para ti mismo, tus amigos, clientes o negocios, cosas materiales, amor, júbilo, serenidad, salud y vitalidad, ideas creativas o abundancia en otras áreas también.
Tu puedes crear abundancia en cualquier área de tu vida imaginando que tienes los sentimientos que piensas que tendrías si tuvieras abundancia.
¿En qué formas vivirías, pensarías o sentirías diferente? Si quieres más dinero, pregúntate qué cualidades superiores crearía este dinero para ti. Tener dinero o cosas en específico no es la meta: la meta es tener los sentimientos y las cualidades que pueden crear para ti el tener estas cosas.
Escoge una cualidad de la que quisieras tener más al crear abundancia en esta área como paz, júbilo, viveza, amor, autoestima, bienestar, una visión más clara, valor. confianza en tu guía interna y todo lo demás. Encontrar la esencia de lo que deseas crear al tener abundancia en un área de tu vida es la clave para crearla.
Piensa en las formas en las que puedes tener más de esos sentimientos y cualidades ahora mismo en tu vida. Por ejemplo si tu quieres abundancia de dinero porque este te traerá sentimientos de bienestar, piensa en todas las formas en las que puedes crear sentimientos de bienestar ahora sin la necesidad de crear dinero primero. Al comenzar a crear esos sentimientos y cualidades en tu vida te vuelves magnético para tener TODAS las formas que te traerán esos sentimientos y cualidades. La manera como creas abundancia es abriéndote a las formas en que esas cualidades pueden llegar a ti.
Después de haber identificado las cualidades y los sentimientos que podrían traer la abundancia en algunas áreas de tu vida vas a necesitar cambiar tus creencias y tus pensamientos para apoyar la abundancia que viene a ti.
La energía sigue al pensamiento. Tu obtienes aquello en lo que piensas.
Enfócate en todas las formas en las que ya haz creado abundancia en esa área de tu vida. Por ejemplo si tu quieres abundancia en vitalidad física y energía, reconoce cada vez que te sientes energizado y vivo. No te enfoques en el número de veces que te sientes cansado porque te traerá más de eso. La energía sigue al pensamiento, tu obtienes aquello en lo que piensas. Cuando te enfocas en lo que está funcionando en tu vida atraes más de lo mismo hacia ti.
Aprende a pensar positivamente. Las emociones positivas y los pensamientos atraen hacia ti lo que deseas. Toma un tiempo tranquilo y reflexivo para pensar positivamente sobre lo que quieres. Reconoce y aprecia la abundancia que ya haz creado en tu vida.
Es importante examinar tus creencias sobre la escasez y cambiarlas en creencias sobre abundancia. Una forma de cambiar tus creencias y tener nuevos pensamientos es escuchando meditaciones guiadas cuando tu mente está relajada, en un estado abierto. Esta es una manera muy poderosa para crear cambios.
Identifica un área que desees cambiar y haz meditaciones guiadas que pongan pensamientos nuevos y positivos dentro de tus mentes consciente y subconsciente. Una vez que cambias tus pensamientos y tus creencias modificas la realidad que creas.
El universo es absolutamente abundante y siempre está trabajando para ti.
Decreta que tu y tu Ser Superior tienen el poder de cambiar cualquier cosa en tu vida y que nadie puede detenerte. ¡El universo es absolutamente abundante y siempre está trabajando para ti!
Las afirmaciones son formas para enfocarte en lo que quieres para cambiar tus creencias y pensamientos y para dejar ir el pensamiento negativo. Son formas poderosas para cambiar tu realidad.
Al afirmar tu abundancia puedes darte cuenta de que necesitas abrirte a recibirla y creer que te mereces tenerla. Trabaja con tu Ser Superior ahora mismo para incrementar tu habilidad para recibir.
Pon tu mano en el corazón, deja que tu Ser Superior se una contigo y afirma 'Yo me abro a recibir todas las riquezas del universo y todo el bien que mi Ser Superior me está enviando'. Siente como se abre tu corazón y como crece tu habilidad para recibir.
Si notas que surge cualquier pensamiento negativo mientras dices esto identificalo. Cámbialo por una afirmación. Por ejemplo si surge el pensamiento de que nunca serás capaz de crear abundancia en un área de que alguien te detendrá cambia esto en afirmaciones positivas.
Examina qué tanto sientes que mereces tener abundancia en el área de tu vida en la que estás trabajando. Date cuenta cuándo cortas el flujo cuándo decides que ya has tenido suficiente de algo bueno. La mayoría de la gente está acostumbrada a vivir con escasez y se pone nerviosa o ansiosa cuando tiene demasiada abundancia.
Afirma 'Yo me abro ahora a recibir la abundancia del universo'.
Si te das cuenta de que te estás preocupando cuando las cosas van demasiado bien o de que estás deteniendo el flujo de la abundancia de alguna forma pídele a tu Ser Superior que te muestre como abrirte a recibir para permitir más abundancia en tu vida.
Piensa en un momento en el que permitiste mayor abundancia en tu vida en algún área de la que creíste posible. Trae ese sentimiento de permitirte de recibir y de merecer dentro de tu cuerpo. Observa lo bien que se siente. Entonces imagina que estás creando lo mismo en el área de tu vida en la que estás trabajando. Piensa en esta área y déjate sentir los mismos sentimientos mientras te imaginas teniendo abundancia en esta área también. Deja ir el deseo de que provenga de una cierta persona en una cierta forma o en un rango de tiempo específico. Permite que la abundancia venga a ti en todas sus formas y maneras de todos y de cualquiera y en su tiempo perfecto.
Una vez que hayas identificado la abundancia que deseas expande tu pensamiento. Imagina que tienes aún más abundancia. El pensamiento ilimitado es algo más que pensar en grande es pensar creativamente. Es permitirte imaginar que tienes todo lo que debes tener. Pídele a tu Ser Superior que te ayude a través de tus pensamientos sueños y visiones para obtener una visión más grande de lo que puedes tener en esta área de tu vida.
Tu imaginación es muy poderosa. Esta crea tu realidad. Si lo puedes imaginarlo puedes crear. Usa tu imaginación y tu habilidad para soñar despierto y fantasear. No pienses 'Eso es imposible no se puede hacer'. Piensa en posibilidades. Pregúntate '¿Cual es el mejor resultado posible la circunstancia o la oportunidad que puedo crear?' Después de haber imaginado lo mejor piensa en un resultado aún mejor. Ponte el reto de ir más allá de las fronteras que has establecido para lo que piensas que puedes tener.
Repítete 'Yo vivo en un universo abundante. Siempre tengo todo lo que necesito'.
Expande tu confianza en el universo. Cree que este es abundante. Repítete 'Yo vivo en un universo abundante.' Cree en tu habilidad para crear lo que quieres y demuestra tu creencia a través de tus acciones, palabras y comportamiento.
Si sientes que tienes escasez de algo en tu vida pretende que tienes abundancia en esta área. ¿Qué harías de manera diferente si este fuera el caso? Realiza cuando menos una pequeña acción cada día para demostrar tu confianza en que tu Ser Superior puede crear abundancia en esta área. ¡Se paciente! Lo que sea que estés experimentando ahora es el resultado de tus pensamientos y creencias pasados. Al comenzar a cambiar esto se experimentará en una realidad diferente.
Examina otras áreas de tu vida en las cuales estás operando sobre creencias de escasez. Explora un área que esté causándote ansiedad. ¿Existe allí una creencia en la escasez que esté sosteniendo tus problemas en esta área? Imagina que tienes abundancia completa. ¿Cómo cambiaría esto la forma en la que resolverías este problema? Entonces regresa y trabaja con el proceso que acabas de aprender para traer abundancia hacia esta área de tu vida.
Visualiza que tienes abundancia en cada área de tu vida.
Visualiza que tienes todo lo que quieres en todas las áreas de tu vida. Observa como esto podría ser un beneficio para aquellos a tu alrededor. Imagina como sería si todos los que conocieras tuvieran abundancia. Al imaginar que tienes abundancia para ti mismo forma una imagen de todos en el mundo experimentando abundancia también.
Imagina que estás recogiendo zarzamoras. Al principio no puedes encontrar las matas. Sigues buscando encuentras algunas matas y recoges algunas zarzamoras maduras. Al seguir explorando encuentras más y más matas de zarzamoras. Muy pronto te encuentras en campos de matas de zarzamoras con más zarzamoras maduras y sabrosas de las que podrías comer. Tomas exactamente lo que necesitas ni más ni menos. ¡Haz encontrado la abundancia!
Así es cuando comienzas a crear abundancia en un área de tu vida. Al principio puede ser difícil de encontrar. Puede haber solo pequeñas señales de que está llegando. Pronto habrá más y más. Después de un tiempo tu reto más grande será el aceptar y vivir con toda la abundancia que está allí. Tu puedes tener abundancia en todas las áreas de tu vida, puedes tener suficiente y todo lo que necesitas. Las cosas pueden llegar a tu vida y fluir desde esta en forma equilibrada.
Imagina lo diferente que podría ser el mundo si existiera la creencia en la abundancia. Visualiza un mundo en donde existiera suficiente para todos en donde nadie creyera que necesita tomar de otros para crear abundancia para si. Si todos pudieran crear la abundancia que es su derecho natural tendrían muy pocas razones para la guerra o para dañar la tierra. Esas nuevas creencias atraerán hacia la humanidad las formas para crear abundancia para todos formas que la humanidad no ha concebido siquiera que se asimilan a la luz del sol o a los recursos ilimitados del universo. El abastecimiento universal es infinito. Puedes comenzar por creer que es posible tener abundancia en tu propia vida entonces imagina la abundancia para todos.
Al visualizar la abundancia y los cambios que podría traer estás ayudando a formar un mundo mejor. Estás agregando energía para ayudar en la creación y el cambio del mundo uno que refleje la luz de las dimensiones superiores y de tu ser tal como existen allí.

Lectura Recomendada: Creando Dinero: Tu puedes Hacer lo que Amas Pasaje del libro Creando Dinero. Pensamiento Ilimitado Pasaje del libro Creando Dinero por Orin y DaBen Creando Dinero: Claves para la Abundancia por Orin y DaBenLean el fragmento del libro Creando Dinero: Claves para la Abundancia.

Ejercicio: Creando Abundancia: Cambiando una Creencia
Las creencias son pensamientos y afirmaciones que tu haces sobre la naturaleza de la realidad. Por ejemplo una creencia común sobre la abundancia es que si una persona tiene abundancia tuvo que haber 'tomado' algo de alguien más. Las creencias negativas como esta pueden obstaculizarte el camino para crear abundancia sin que seas siquiera capaz de estar consciente de ellas.

1. Para transformar una creencia necesitas identificarla. Piensa en el área de tu vida que deseas transformar con abundancia.

2. Mentalmente completa lo siguiente:

Yo creo que tener abundancia en esta área es:

Yo obtengo/no obtengo lo que quiero __________.

Si tengo éxito para obtener lo que quiero otros me verán como sentirán:

Si hiciera lo que verdaderamente quiero haría:

La abundancia es ___________ de crear.

3. Siéntate tranquilamente y deja que tu Ser Superior te muestre otras creencias negativas que pueden estar obstaculizando tu camino para tener abundancia.

4. Toma cada creencia negativa que descubras y cámbiala en una positiva. Repite esto una y otra vez. Puedes imaginar que estás poniendo todas las creencias negativas dentro de un fuego de transformación liberándolas para siempre.

Ejercicio: Creando Abundancia: Afirmaciones
Las afirmaciones son declaraciones positivas hechas una y otra vez. Al repetirlas éstas van directamente a tu subconsciente en donde comienzan a manifestarse como tu realidad. Afirma siempre lo que deseas en términos presentes como 'Tengo abundancia ilimitada'. Para crear resultados tus afirmaciones necesitan sentirse posibles de crear. Repite tus declaraciones positivas frecuentemente.

1. Comienza por pensar en el área en la que deseas crear abundancia.

2. Haz una lista de cada razón en la que puedas pensar que puedes haberte estado diciendo sobre el por qué no puedes tener abundancia en esta área. Utiliza una hoja distinta si lo necesitas.

3. Toma cada declaración y conviértela en una afirmación.

4. Escribe notas o tarjetas con tus afirmaciones más importantes de abundancia de la lista anterior. Ponlas en donde puedas verlas. Repite esas afirmaciones en voz alta y léelas frecuentemente especialmente cuando quieras sentirte más positivo respecto a crear abundancia en esa área de tu vida. Este es un paso poderoso para cambiar cualquier área de tu vida.

Elige dejar de sufrir

Sanar el sufrimiento
Contrariamente a lo que podríamos pensar, dejar de sufrir no depende fundamentalmente de que alguien nos dé unas "herramientas perfectas", sino básicamente de tres cosas:
  • Darnos cuenta de que sufrimos, o lo que lo mismo, ser capaces de observarnos a nosotros y a nuestro sufrimiento.
  • Elegir dejar de sufrir, y manteniendo esta decisión con perseverancia.
  • Dejar de resistirse, al proceso de sanación, a aceptar y expresar conscientemente en un entorno seguro las heridas emocionales y a hacer "lo que toca hacer" en cada momento.
Luego vienen las herramientas, para ayudar a facilitar el proceso, unas más adecuadas que otras dependiendo de la personalidad de cada uno y las circunstancias concretas en las que estemos, pero el proceso básico es ese.

IDENTIFICAR EL SUFRIMIENTO
Podemos decir que sufrimiento emocional es cualquier estado distinto a sentir el amor y la alegría tranquila en nuestro pecho. Cualquier otro estado emocional, mental o físico es indicador de que algo no anda del todo bien, o lo que es lo mismo, hemos encontrado una pista de donde podemos sanar un componente del sufrimiento emocional en nosotros. Esto no quiere decir que tengamos que estar obsesionados con "depurarnos", sino simplemente tomar consciencia de que si queremos tenemos ahí una puerta que explorar.
Cuando abrimos una de esas puertas y comenzamos a bucear en ellas, podemos ver que las emociones se organizan de manera natural en capas por las que vamos a ir pasando, y que a modo de orientación podríamos decir que es algo como esto, de lo más externo a lo más interno:
  • Negación, euforia, aburrimiento, cansancio. También dolor físico, resultado de enterrar el dolor emocional.
  • Cabreo
  • Resignación, autocastigo, autocrítica, culpa, autolimitación.
  • Miedo
  • Dolor, herida emocional

El observador y el escenario
Para que uno pueda "estar bien" cuando las cosas van mal sin caer en la negación es imprescindible que identifiquemos al menos dos partes en nosotros, el yo que experimenta y el yo que observa.
El observador es el punto de partida imprescindible, es la parte interna de nosotros que es capaz no solo de observar y "darse cuenta" de qué ocurre no solo en nuestro entorno físico, sino también en las partes más externas de nosotros: nuestro cuerpo, nuestras emociones, y nuestros pensamientos, como si esas partes de nosotros fueran también parte del escenario.
El observador tiene la curiosa característica de que existe en un "espacio interno de armonía perpetua", desde el cual sin embargo puede ser consciente de la inarmonía "externa". Cuanto más estas en estado de "observador", más sientes la armonía interna. Cuanto más sientes la armonía interna más estas en estado de observador. Normalmente estamos oscilando en estados intermedios, observamos pero aun nos sentimos identificados con el yo externo -el ego, los pensamientos, emociones y sensaciones físicas- y el observador es como una voz, un guía interno que nos apoya y nos ayuda a tomar consciencia del sufrimiento emocional. Pero hay ciertos momentos de sanación emocional, de pequeños "satoris" de comprensión cuando procesamos un asunto emocional que realmente nuestro punto de autoconsciencia da el salto por un momento al otro lado y realmente sentimos que somos el observador y vemos a nuestro ego, nuestra personalidad externa y sus esfuerzos por sanarse con un sentimiento de honor y ternura infinitas, y comprendemos como "todo está bien", que aunque haya problemas por resolver, el escenario en sí es una oportunidad y el hecho de que podamos actuar en el es un regalo. Ahí empezamos a experimentar lo que realmente significa "amarse a uno mismo". Claro que ese estado normalmente dura un momento y pronto volvemos a nuestra perspectiva desde el lado de la personalidad externa, pero esa experiencia queda ahí, hemos abierto un camino y cada vez que lo volvamos a experimentar anchearemos ese camino.
El proceso llamado Iluminación, al menos su estado más básico ocurre cuando nuestro punto de consciencia se asienta permanentemente "al otro lado", en el "lugar interno de armonía", observando y comprendiendo de esa manera especial que "todo está bien". Pero este estado permanente, al contrario de lo que se suele pensar no, está directamente relacionado con los años de prácticas de trabajo interior, sino que puede suceder a cualquiera espontáneamente, en cualquier momento de la vida . La practicas son una ayuda para acercarnos a ese estado mientras no sucede naturalmente, porque tomamos consciencia de que es más beneficioso para nosotros, y para acostumbrarnos a vivir la vida cotidiana desde esa perspectiva "iluminada" con normalidad, pero el "salto" puede ocurrir en cualquier momento y el único factor que parece ser realmente importante es la no resistencia al proceso.

ELEGIR DEJAR DE SUFRIR
Obstáculos para elegir dejar de sufrir

El sufrimiento es un mecanismo natural desarrollado para ayudarnos a sobrevivir al ayudarnos a identificar las situaciones que nos hacen daño, por lo que cuando nos proponemos ir desactivándolo para comenzar a funcionar con el "programa más refinado" que es la autoconsciencia, nos encontramos con mecanismos de protección que son básicamente miedo, pero que pueden disfrazarse muy habilidosamente en forma de creencias limitativas aparentemente ciertas intelectualmente. Pero con un poco de distanciamiento, observando el cuadro general que nos pintan podemos identificarlas fácilmente porque todas tienen algo obvio en común: defienden o promueven el miedo y el sufrimiento emocional. Y la experiencia de cualquiera que se atreva a bucear en sus emociones es que "el miedo es irreal", o dicho de otra forma, que:


sufrir nunca está justificado

Todos estos mecanismos de defensa que podríamos llamar "reversos psicológicos", debido a su exceso de apego, se convierten al final en formas de autocastigo que nos mantienen innecesariamente en el sufrimiento, y pueden ser cosas como:
  • No puedo superar esto
  • No está bien
  • No me lo merezco
  • Estoy aburrido
  • Estoy cansado
  • No tengo tiempo
  • No lo podré soportar
  • No quiero dejar esta emoción
  • No vale la pena
  • ¿Para qué?
  • etc.

Por otro lado hay mitos sociales que contribuyen a justificar nuestros reversos personales, como los prejuicios contra ciertos grupos sociales, sobre los presuntos peligros de leer ciertos libros, o ver ciertas películas - como existía hasta no hace mucho y existe aún en muchos puntos del planeta-, que afortunadamente poco a poco vamos superando, aunque todavía perviven otros, tanto o más peligrosos que todavía pasan demasiado desapercibidos para mucha gente. Quizá dos de los más importantes son:

  • Dejar de ser agresivo equivale a ser débil.
  • Sufrir por amor es la manera más elevada de mostrar amor verdadero.
  • "Dejar de ser agresivo equivale a ser débil"
Cuando sentimos odio hacia otro puede que nos cueste darnos cuenta que somos nosotros los que estamos sufriendo mientras odiamos, pensamos que castigamos con nuestro odio a quien odiamos, pero en cuanto buceamos un poco en ese odio vemos que solo nos castigamos a nosotros mismos y lo que hacemos mientras mantenemos el odio es cederle el poder sobre nuestro bienestar precisamente a la persona que menos desearíamos que lo tuviese.
Sin embargo el odio y la agresividad juegan como animales que somos un papel fundamental en nuestra supervivencia, y cuando elegimos conscientemente dejar de odiar, porque comprendemos que es un mecanismo muy limitado y que a la larga nos causa daño a nosotros, puede que surge el miedo a quedar indefensos, pero una vez que nos acostumbramos a funcionar de otra manera vemos que es justo lo contrario: cuando dejamos de odiar (sufrir) -no porque nos lo impongamos, sino porque liberamos nuestro dolor- como hemos dicho, nuestras emociones se aclaran, comprendemos lo infantil y ridículo que es ver a un adulto cabreado como un niño pequeño, y lo más importante, podemos ser más conscientes de los peligros reales y de las medidas objetivamente más eficientes a tomar para evitarlos o mitigarlos. Tememos que al perder nuestra agresividad perdemos nuestra consciencia del peligro, pero en realidad es justamente lo contrario. .
La conocida frase cristiana de "poner la otra mejilla" ha provocado mucha confusión al respecto al interpretarla en el sentido físico cuando su verdadero sentido es aplicada al plano emocional: por mucho que me provoques yo elijo mantener mi bienestar interior, lo que no tiene nada que ver con que si tu me atacas físicamente yo me puedo defender porque tengo el mismo derecho que tu a vivir y a mantener mi integridad y mi bienestar físico.
Para quienes teman caer en un "exceso de bondad", la imagen más clara de esto es la actitud del maestro de artes marciales, que cuanto más serenidad interior tiene -más paz interior, amor hacia sí mismo y hacia su contrincante- más eficiente es en el combate exterior, en la mayoría de las ocasiones porque consigue que ni siquiera se inicie al sanar el dolor emocional del potencial agresor que causaba su necesidad de violencia.

El "honor" de sufrir por amor
Cuando sufrimos porque alguien cercano está enfermo o en peligro, por ejemplo, puede que nos surja la culpa de ser egoístas y preocuparnos más por nosotros que por los demás. Pero la pregunta clave en esta situación es

¿En que ayuda tu sufrimiento a la persona a la que quieres?
En la sociedad en la que vivimos tradicionalmente se ha asociado el sufrimiento con el supuesto amor, elogiando el "sufrir por amor" como la forma más elevada de demostrar amor verdadero, pero si buceamos en el origen de ese sufrimiento NUNCA encontramos el amor como origen del mismo, sino que encontramos culpa, sentimiento de impotencia, odio hacia quien le pueda hacer daño a la persona querida, miedo a que la persona se muera o nos abandone etc. etc, es decir, dolor emocional. Alabar el sufrimiento justificándolo con el amor es de las cosas más absurdas -por no decir retorcidas- que se pueda hacer, puesto que técnicamente, desde un punto de vista psicológico:

El sufrimiento es ausencia de amor.

Y si nosotros sentimos dolor, ¿como vamos ayudar a alguien a que no lo sienta? Si tú sufres por alguien, aunque tu intención sea otra, el hecho empírico es que estás contribuyendo a que siga sintiéndose mal. La vieja supuesta norma de bondad de "el otro antes que yo" es solo un camino al victimismo, que es la otra cara del egoísmo del "yo antes que el otro". Para dar hay que abrirse a recibir, al igual que para recibir hay que abrirse a dar. Si lo piensas en global, si tu te pones mal para que otro se ponga bien, el balance global es el mismo. La humildad no consiste en ser menos que el otro, sino en valorar al otro como un igual
Si alguien a tu lado sufre, lo mejor que puedes hacer es dejar de sufrir y sentir tu paz interior para ayudar a que la otra persona siga tu camino. Y además si tú tienes paz interior y energía, tu mente estará mucho más clara para encontrar soluciones armónicas al problema "técnico" que pueda tener la otra persona.

Plantas y Flores Navideñas - Simbolismo

Las flores navideñas en la celebración de Navidad son algo, que presenta la esencia verdadera de la fiesta.
Las flores brillantes coloreadas reflejan el tema real de la celebración Navideña. Como sabemos verde es el color de naturaleza, crecimiento, esperanza, aspiraciones y primavera entonces intenntamos a asociar aquel color en nuestra vida.La Navidad es una fiesta de invierno, no en nuestro continente, y el color verde indica la esperanza que esa primavera volverá y reinará todo el invierno.
Verde esta asociado con alto "evergreens", que simboliza el triunfo, la longevidad y la inmortalidad. Esto es el color, que significa la providencia abundante de la naturaleza en los bosques y en los campos. Esto nos trae la alegría, el amor, y la tranquilidad.
Cada flor de Navidad tiene una importancia particular y un papel para jugar. Cada una de las flores significa la paz, el amor y la prosperidad. Entonces las flores navideñas como las rosas de navidad, el Acebo, la Hiedra y el Muérdago todos tienen una importancia especial.

Las rosas de navidad
Las rosas navideñas, son de origen Inglés, flores bien representativas de la Navideñas. A veces se llaman la Rosa de las Nieves o Rosa del Invierno. Estas florece durante la estación de invierno en las montañas de Europa Central.Según leyendas la flor Navideña esta vinculada con el nacimiento de Cristo y una doncella modesta, pastorcilla, que se llamaba Madelon. Madelon estaba poniendo su oveja en una tienda de campaña una noche fría e invernal, mientras los hombres sabios y otros pastores pasaron por el campo nevado con sus regalos para el Niño Jesús. Los hombres sabios llevaban los regalos ricos de oro, mirra e incienso y los pastores, frutas, miel y se zambullen. Madelon pobre, empezó a llorar como ella no tenía nada para ofrecer al bebé Cristo, ni a una flor sencilla. Un ángel pasaba por allí y la vio llorarando. Él desechó la nieve de sus pies revelando la flor blanca más hermosa inclinada con rosado - Que era nada más que la rosa de navidad.
El Acebo
El acebo es una de las Flores importantes Navideñas. Esta flor no sólo esta asociada con el cristianismo, sino con Romanos e Islam. Se considera como un símbolo de buena suerte tanto en el Islam como en el romano. Durante siglos, el acebo ha sido el tema de mitos, leyendas, y observancias acostumbradas. Generalmente esta Flor Navideña esta asociada con la masculinidad y buena suerte. Se usa esta flor para la decoración hogareña durante las Navidades, y se considera como un símbolo de placer y alegría, que trae los pensamientos de celebración y buena comida.

Hiedra
Hiedra es una Flor importante de Navidad. Simboliza tres hechos, se adhieren; prospera en la sombra; y es de hoja perenne. También significa el amor verdadero, la fidelidad – tanto en matrimonio como en la amistad.

Muérdago
El muérdago es una flor Navideña cuyo origen remonta al origen Pagano. Los sacerdotes de druida usaron esta flor Navideña doscientos años antes del nacimiento de Cristo en sus celebraciones de invierno. Ellos reverenciaron la flor, ya que esta no tenía raíces, aún permaneció verde durante los meses fríos de invierno. Los celtas antiguo creyeron que el muérdago tenía poderes de curación mágicos y lo usó como un antídoto para el veneno, la infertilidad, y a la sala de malos espíritus. Esta planta de flor Navideña también se considera como un símbolo de paz. Se cree que los que se besan bajo el muérdago durante la Navidad tienen la promesa de felicidad y buena suerte en el año siguiente.

Poinsettia
Se considera Poinsettia como una flor importante de Navidad. Hay varias leyendas e historias relacionadas con la flor, poinsettia. Las Poinsettias son nativas a México. Ellos fueron llamadas así cuando el primer embajador de América a México, Joel Poinsett, introdujo las plantas a América en 1828. Los mexicanos en el siglo XVIII pensaron que las plantas eran simbólicas de la Estrella de Belén. Por lo tanto, el Poinsettia se asocia a la estación Navideña.


La curación del cuerpo llega a través del alma

Tarde o temprano todos los seres humanos enfermamos y el dolor reduce nuestra capacidad para el trabajo y el placer, llegando incluso a arrebatarnos la vida.Sin embargo pocas son las personas conscientes de que la enfermedad aparece cuando malgastamos nuestra energia, permitimos que nos la roben o la encarrilamos hacia objetivos erroneos. Comprenderlo asi nos abre el camino de la autocuracion, un milagro posible si interpretamos las dolencias del cuerpo como lo que lo de verdad son: expresiones de un malestar espiritual que SI tiene curacion. Los miedos, las fobias, la falta de autoestima o el afan excesivo de control pueden tener repercusiones fisicas insolitas y de dificil diagnostico, que solo podemos resolver aprendiendo a mantenernos en contacto con nuestro YO mas hondo.
Aprender el leguaje del sistema energetico humano es un medio para comprendernos a nosotros mismos, un medio para salir airosos de estos retos espirituales. Al comprender la anatomia de la energia identificara las pautas o modalidades de nuestra vida, y la profunda interrelacion que existen en el funcionamiento de mente, cuerpo y espiritu. Este conocimiento propio nos proporcionara placer y paz mental, y al mismo tiempo lo conducira a la curacion emocional y psiquica.
Nos rodea una energia emocional generada por experiencias interiores y exteriores, tanto las positivas como las negativas.Estas fuerza influye en el tejido fisico interno del cuerpo . De esta manera, la biografia de una persona, es decir, las experiencias que conforman su vida,se convierte en su biologia.

LA BIOGRAFIA SE CONVIERTE EN BIOLOGIA.
Nuestro cuerpo continene nuestra historia, todos los capitulos, parrafos,y versos, linea a linea, de todos los acontecimientos y relaciones de nuestra vida. Un miedo, por ejemplo, activa todos los sistemas corporales, el estomago se tensa, el ritmo cardiaco se acelera y tal vez el cuerpo comienza a sudar. Un pensamiento amoroso puede relajar todo el cuerpo.
Todos tenemos sentimientos negativos, pero no toda aptitud negativa produce enfermedad. Para crear enfermedad, las emociones negativas tienen que ser dominantes, por ejemplo, una persona puede saber que debe de perdonar a alguien, pero decide que continuar enfadada le da mas poder. Continuar obsesivamente enfadada la hace mas propensa a desarrollar una enfermedad porque la consecuencia energetica de una obsesion negativa es la impotencia. La energia es poder, y transmitir energia al pasado pensando insistentemente en acontecimientos penosos resta poder al cuerpo, (o sea lo debilita) y puede conducir a la enfermedad. El poder (que nos da la energia) es esencial para sanar y para conservar la salud. Las aptitudes que generan sensacion de impotencia no solo conducen a una falta de estima propia, sino que tambien agotan la energia del cuerpo fisico y debilitan la salud en general.

EL PODER PERSONAL ES NECESARIO PARA LA SALUD
Muchas personas desarrollan una enfermedad cuado pierden algo que para ellas representa poder, como dinero, un trabajo o cuando pierden a alguien a quien han investido de poder o de su identidad, como el conyuge, un progenitor o un hijo. Nuestra relacion con el poder esta en el nucleo de nuestra salud. Para que una terapia alternativa tenga exito es necesario que el paciente tenga un concepto interno del poder, una capacidad para generar energia interna y recursos emocionales, como por ejemplo, creer en su autosuficiencia. Es necesario tomar conciencia de lo que nos da poder. La curacion de cualquier enfermedad se facilita identificando nuestros simbolos de poder y escuchando los mensajes que el cuerpo y las intuiciones nos envian acerca de ellos.

LA PERSONA PUEDE SANARSE SOLA
Curacion total y cura no son lo mismo. Se produce una "cura" cuando la persona ha logrado controlar o detener el avance fisico de una enfermedad. Curar una enfermedad fisica, sin embargo, no significa necesariamente que se haya aliviado tambien el estres emocional y psiquico que formaba parte de ella. En este caso es muy posible, y con frecuencia probable, que la enfermedad reaparezca.
El proceso de la cura es pasivo, es decir, el paciente se inclina a ceder su autoridad al medico y al tratamiento prescrito, en lugar de desafiar activamente la enfermedad y recuperar la salud. La curacion en cambio es un proceso activo e interno que implica investigar las aptitudes, los recuerdos y las creencias con el deseo de liberarse de todas las pautas negativas que impiden la total recuperacion emocional y espiritual.
Conseguir salud, felicidad y equilibrio energetico se reduce a centrar mas la atencion en lo positivo que en lo negativo,y a vivir de una manera espiritualmente coherente con lo que sabemos que es la verdad.

LA CONCIENCIA Y SU CONEXION CON LA CURACION
Durante las cuatro ultimas decadas se ha escrito mucho sobre el papel de la mente en la salud, nuestras actitudes tienen un papel importantisimo en la creacion y la destruccion de la salud corporal. La depresesion, por ejemplo, no solo afecta a la capacidad de sanar, sino que deteriora directamente el sistema inmunitario. El enfado, la amargura, la rabia y el resentimiento obstaculizan el proceso de curacion, o lo impiden totalmente. La voluntad de sanar tiene un enorme poder, y sin ese poder interior una enfermedad suele salirse con la suya.

LA CONCIENCIA Y LA MUERTE
¿Significa esto que las personas que no se curan no han conseguido ampliar su conciencia?, NO, en absoluto. Morir no significa no haber sanado. La muerte es una parte inevitable de la vida. La realidad es que muchas personas si se curan de sus tormentos emocionales y psquicos, y por lo tanto mueren "sanadas".
Al igual que nacemos en el momento idoneo para que nuestra energia entre en la tierra, tambien hay un momento idoneo para dejar la tierra, No tenemos que morir con dolor y enfermedad. La mente consciente es capaz de liberar el espiritu del cuerpo sin tener que soportar el dolor del deterioro fisico. Esta eleccion la podemos tomar todos.
Tomar conciencia significa cambiar las reglas segun las cuales vivimos y las creencias que conservamos. Nuestros recuerdos y aptitudes son literalmente las reglas que determina la calidad de vida y la fuerza de los lazos con los demas.

¿PUEDEN SER CURADAS TODAS LAS ENFERMEDADES?
Si, por supuesto, pero eso no quiere decir que todas las enfermedades van a ser curadas. A veces una persona tiene que soportar una enfermedad por motivos que le serviran para afrontar sus miedos y su negatividad. Y a veces a una persona le ha llegado la hora de morir. La muerte no es el enemigo, es el miedo a la muerte.

Resumen del libro "ANATOMIA DEL ESPIRITU.
Autora Caroline Myss, PH.D

Los beneficios de la compasión

El ser humano se está alejando de los valores que le hacen ser feliz como la paz, la paciencia, la humildad, la alegría, la generosidad, los estados interiores negativos nos hacen ser desdichados, realmente no hemos nacido para alimentarlos.
La filosofía budista nos da un enfoque para retornar al estado natural de la mente y recuperar así nuestro equilibrio.
En años recientes muchos estudios apoyan la conclusión de que el desarrollo de la compasión y el altruismo tiene un efecto positivo sobre nuestra salud física y emocional.
En un conocido experimento, David Mc Clelland, psicólogo de la Universidad de Harvard, mostró a un grupo de estudiantes una película sobre la Madre Teresa trabajando entre los enfermos y los pobres de Calcuta. Los estudiantes declararon que la película había estimulado sus sentimientos de compasión. Más tarde, se analizó la saliva de los estudiantes y se descubrió un incremento en el nivel de inmunoglobulina A, un anticuerpo que ayuda a combatir las infecciones respiratorias.
En otro estudio realizado por James House en el Centro de Investigación de la universidad de Michigan, los investigadores descubrieron que realizar trabajos de voluntariado con regularidad, interactuar con los demás en términos dé benevolencia y compasión, aumentaba espectacularmente las expectativas de vida y, probablemente, también la vitalidad general.
Muchos investigadores del nuevo campo de la medicina mente-cuerpo han realizado descubrimientos similares y concluido que los estados mentales positivos pueden mejorar nuestra salud física.
Además de los efectos beneficiosos que tiene sobre la salud física, hay pruebas de que la compasión y el cuidado de los demás contribuyen a mantener una buena salud emocional. Abrirse para ayudar a los demás induce una sensación de felicidad y serenidad. En un estudio realizado a lo largo de treinta años con un grupo de graduados de Harvard, el investigador George Vaillant llegó a la conclusión de que un estilo de vida altruista constituye un componente básico de una buena salud mental.
En una encuesta de Alían Luks, realizada entre varios miles de personas que participaban regularmente en actividades de voluntariado, más del 90% declaró tener una sensación de «entusiasmo» asociado con la actividad, caracterizado por un incremento de energía y autoestima y una especie de euforia. El voluntariado no sólo proporcionaba una interacción que era emocionalmente nutritiva sino también esa «serenidad del que ayuda», vinculada con el alivio de perturbaciones derivadas del estrés.
Aunque las pruebas científicas apoyan claramente la postura del Dalai Lama acerca del valor de la compasión, no hay necesidad de acudir a experimentos y encuestas para confirmarla corrección de su punto de vista.
Podemos descubrir los estrechos vínculos que existe entre compasión y felicidad en nuestras vidas y las vidas de quienes nos rodean. Joseph, un contrantista de la construcción de sesenta años, a quien conocí hace unos años es un buen ejemplo de ello. Durante treinta años, Joseph se aprovechó de las ventajas de la expansión aparentemente ilimitada que se produjo en Arizona, y se convirtió en multimillonario. A finales de la década de 1980, sin embargo, se produjo la crisis inmobiliaria más grande de la historia del estado. Joseph estaba fuertemente endeudado y lo perdió todo. Sus problemas financieros crearon fuertes tensiones entre él y su esposa, que finalmente llevaron al divorcio después de veinticinco años de matrimonio. Joseph empezó a beber en exceso. Afortunadamente, pudo dejarlo con la ayuda de Alcohólicos Anónimos. Como parte de su programa, ayudó a otros alcohólicos a rehabilitarse. Descubrió entonces que disfrutaba con la actividad de voluntario. Dedicó sus conocimientos empresariales a ayudar a los económicamente más débiles. Al hablar de la vida que llevaba, Joseph señaló: "Ahora soy propietario de un pequeño negocio de albañilería con unos ingresos modestos, y ya no volveré a ser tan rico como antes. Lo más extraño de todo, sin embargo, es que no añoro aquella prosperidad. Dedico mi tiempo a actividades de voluntariado para diferentes grupos, a trabajar directamente con la gente, a ayudarlos lo mejor que puedo. Actualmente, disfruto más en un solo día que antes en un mes, cuando ganaba mucho dinero. Nunca he sido tan feliz."


MEDITACIÓN SOBRE LA COMPASIÓN
(ENSEÑADA POR EL DALAI LAMA)

Al generar compasión, se empieza por reconocer que no se desea el sufrimiento y que se tiene el derecho a alcanzar la felicidad. Eso es algo que puede verificarse con facilidad. Se reconoce luego que las demás personas, como uno mismo, no desean sufrir y tienen derecho a alcanzar la felicidad. Eso se convierte en la base para empezar a generar compasión.
Así pues, meditemos hoy sobre la compasión. Empecemos por visualizar a una persona que está sufriendo, a alguien que se encuentra en una situación dolorosa, muy infortunada. Durante los tres primeros minutos de la meditación, reflexionemos sobre el sufrimiento de ese individuo de forma analítica, pensemos en su intenso sufrimiento y lo infeliz de su existencia. Después tratemos de relacionarlo con nosotros mismos, pensando: "Este ser tiene la misma capacidad que yo para experimentar dolor, alegría, felicidad y sufrimiento". A continuación, tratemos de que surja en nosotros un sentimiento natural de compasión hacia esa persona. Intentemos llegar a una conclusión, pensemos en lo fuerte que es nuestro deseo de que esa persona se vea libre de su sufrimiento. Tomemos la decisión de ayudarla a sentirse aliviada. Finalmente, concentrémonos en esa resolución y, durante los últimos minutos de la meditación, tratemos de generar un estado de compasión y de amor en nuestra mente.
(Dalai Lama)

La risa y la salud

Los tiempos de crisis (aunque etimológicamente la palabra significa “cambio” y todo cambio tiene un trasfondo favorable) provocan en quienes no están lo suficientemente preparados trastornos de todo tipo: mentales (los pensamientos se tornan sombríos y comienzan a aparecer e instalarse los HMN –Hábitos Mentales Negativos: emocionales (las sensaciones y los sentimientos son de desolación, de indefensión, de miedo)físicos (todo el proceso anterior comienza a impactar en el organismo y los síntomas son numerosos transformándose muchos de ellos en verdaderas patologías)y hasta espirituales (invade la duda y la falta de fé hasta creer que ni Dios puede ayudar porque nos abandonó).
Los tres hábitos mentales negativos más comunes que se instalan y se retroalimentan son: el mal humor, la preocupación y la angustia y todos conllevan a las dos patologías clásicas de las últimas décadas: estrés y/o depresión. Así que finalmente nos enfermamos. Y la pregunta obligada es ¿cambió algo?nuestros estados anímicos negativos ¿modificaron en algo la situación personal y social? La respuesta tambien es obligada ¡claro que no!es más la empeoraron porque agregamos un factor que antes no existía: el deterioro psíquico y físico. Y si estábamos por ejemplo faltos de dinero ahora se suman nuevos gastos (que no se pueden evitar): honorarios médicos psicológicos y la compra de medicamentos. Ni qué decir si la cosa es más grave y requiere internación como por ejemplo un ACV (derrame cerebral) o un infarto.
Allí es donde aparecen otras herramientas o técnicas o métodos que van más allá de la medicina ortodoxa y que complementan y ayudan a ésta para la curación pero con los que fundamentalmente se puede hacer prevención, cosa que no hace ninguna rama (ni clínica ni psicológica) de la medicina tradicional. Hay muchas líneas valiosas que intentan modificar el comportamiento. Nosotros optamos por la risa.
La risa provoca respuestas fisiológicas muy benéficas en nuestro cuerpo físico que también influyen o impactan sobre lo mental-emocional y hasta sobre lo espiritual. Son muchísimas por ejemplo: nos provoca la liberación de unas hormonas llamadas endorfinas que entre otras cosas. mantienen la elasticidad de las venas y arterias (¿recuerda lo que dijimos de los derrames cerebrales y los infartos?) y estimulan el centro del cerebrosistema límbico o hipotálamo, sede de las emociones (¿recuerda lo que dijimos del mal humor, la angustia y la depresión?).
Cuando usted se sienta preocupado o preocupada por algo que le aflige, sonríay si puede trate de soltar una buena carcajada. Esto no significa que lo que nos preocupa no tenga importancia o que no tengamos que ocuparnos en resolverlo, solo que el buen humor al que nos predispone una carcajada crea un cambio en la percepción que nos ayuda a centrarnos en un punto más lleno de energía y de actitud mental positiva y desde allí poder resolver o entender mejor --desde una óptica más favorable-- aquello que nos preocupa.
Claro que es muy común que el problema que uno tiene no resulte nada gracioso... pero reírse de él alivia las tensiones que tienden a perpetuarlo. Y usted podrá argumentar que riendo tampoco soluciona sus problemas. Es cierto. Pero sí ocurren otras cosas: primero usted no se enferma y segundo la risa alivia cualquier carga y nos aleja de una situación aparentemente dramática y con esa actitud somos capaces de tener una panorámica más amplia donde seguramente vamos a encontrar más de una posible solución positiva. La risa puede restaurar el equilibrio (para nosotros“volver al eje”)que la crisis afectó y el equilibrio es lo que crea un mundo sin lucha en nuestro entorno familiar, laboral y en nuestra salud.
Leyendo esto usted podrá preguntarse: ¿cómo hago para sonreír o reírme con las cosas que están o me están pasando? Bueno la respuesta es tan simple que a muchos se les escapa: ¡ forzando !
Por supuesto es una técnica que responde a todo un método que nosotros llamamos “Método RH (risa holística)”. Pero usted lo puede lograr mientras termina de leer, sonría y si puede suelte una carcajada como le salga.
Adelante, fuerce la sonrisa y la risa.
Inténtelo, sonríaríase...y después advierta cómo se siente.

La risa

La risa es una forma de comunicación, de acercarnos unos a otros recordándonos que estamos presentes para compartir con los demás y que no estamos solos.
La risa ayuda a romper esquemas, prejuicios, nos da la oportunidad de abrirnos emocionalmente, mental y físicamente, por eso cuando reímos nuestra mente se relaja, es imposible reír y pensar al mismo tiempo.
Recordemos un hecho agradable, y enseguida vendrá a nuestro rostro una sonrisa. Con dicho recuerdo se habrá puesto en actividad toda una serie de músculos faciales y otras partes de nuestro rostro. Si el hecho está presente y es muy intenso lo normal es que nos produzca carcajadas y con ello se estará realizando una agradable gimnasia facial que además ayudará a la musculatura del aparato respiratorio y muy especialmente a la zona del diafragma y el abdomen.
Independientemente del buen momento que estemos disfrutando mientras reímos, es muy importante conocer el alcance de la risa a nivel fisiológico, emocional, mental e incluso espiritual, ya que lejos de considerar la parte trascendental del ser humano como algo seriote, pomposo y muy grave, la comunicación con la parte divina debe estar revestida con la sonrisa y el buen humor de estar gozando del algo realmente extraordinario.
Por otra parte debemos anotar que la risa colabora en la oxigenación de la sangre, estimula su circulación, aumenta la ventilación respiratoria y ayuda a la limpieza y lubricación de los ojos. Pero no solo eso, el bazo, que por lo general registra muy poca actividad, se agita, y al bombear el corazón más sangre y a más velocidad, al pasar ésta por los nervios planos de las arterias disuelve parte del colesterol acumulado.
Tras unas buenas carcajadas sucede una cierta relajación corporal y el estado de bienestar que se experimenta supera ampliamente cualquier malestar. Un minuto de risa produce los mismos efectos de relajación que una hora de yoga.
También cabe señalar que es un poderoso analgésico, diez minutos de risa equivalen a dos horas de sueño sin dolor. Sus poderes anestésicos todavía no han sido estudiados de forma suficiente, pero se tiene casi la certeza de que la risa estimula la producción de endorfinas, opiáceos que produce nuestro cuerpo, de ahí que una pequeña molestia o un pequeño dolor terminen por desaparecer si se los toma a broma o mejor, a risa.
Dentro de los poderes que se pueden aplicar a la risa, está su nivel de contagio; cuando una persona manifiesta cierto placer acompañado de unas carcajadas sonoras es casi inevitable que las personas que están a su alrededor terminen por formar un coro espectacular sin que nadie se pregunte cuál es el motivo provocador de tal agrado, es decir se ríe por el simple placer de reír.
Una buena forma de empezar el día seria nada más levantarse y antes de ir al baño es asomarse al espejo y sonreírse, parecerá algo ridículo e incluso propio de personas idas, pero nada más lejos de sus buenos beneficios, al principio costará un poco de trabajo sobre todo cuando todavía no hemos terminado de abrir los ojos y cuando los hemos abierto y nos miramos detenidamente con los pelos alborotados y cara más aplanada que nunca (habrá incluso quién no se reconozca), aún así hay que sonreír.
Cuando alguien se toma muy en serio su propia vida la mejor forma de afrontarla es con una buena sonrisa, es más, hasta que uno no llegue a reírse de si mismo creerá en ese invento estúpido que nos han inculcado desde pequeños de que esta vida es un valle de lágrimas donde reír estará mal visto por temor al castigo divino.
Las personas que no ríen se encuentran más limitadas en sus relaciones con los demás, cuando una persona expresa sinceramente su aprobación hacia algo o alguien con una sonrisa está poniendo en actividad la armonía cerebral, que es como decir que los dos hemisferios cerebrales trabajan recíprocamente: lo académico y artístico, lo cinético e intuitivo, los números y la imaginación en definitiva nos estamos refiriendo al lado izquierdo y al lado derecho de nuestro cerebro y todo ello favorece el humor positivo, que a su vez ayuda a la creatividad y a la originalidad del pensamiento.

Premios

Design by Blogger Templates