Entrada destacada

LHT Técnica Light Healing ®

Light Healing® es una técnica de sanación espiritual que combina coaching y PNL con terapias florales y sanación akashica. El objetivo es e...

Dale un sí a la vida

Cualquier área de tu vida que no funcione, exige una revisión urgente de tu parte porque tu responsabilidad en ello es fundamental.

Nos cuesta admitir nuestra cuota de poder en lo malo que nos ocurre, porque quizá sería más fácil culpar de ello a Dios, al destino, al Karma o a una vida anterior.

Sin quitarle el porcentaje que podría corresponderle a estos factores, su fuerza es mínima ante la decisión contundente del poderoso "hijo de Dios" que tú eres.

Por eso no me canso de insistir en decidir, en decirle sí a la vida.

Cuando un ser decide, retumba un sí en cada una de sus células y el Universo entero conspira para darte lo que quieras.

Decidir es hacer honor y devolverle a la creación y a Dios mismo su bondad e incondicionalidad.

Y hacernos adultos asumiendo nuestra responsabilidad en todo lo que nos acontece, esto si bien puede aterrarnos, nos convierte en hacedores de nuestra creación permanente y nos pone en contacto con esa diaria victoria personal.

Es útil revisar esa área en la que nada o muy poco funciona; toma lápiz y papel y deja que fluyan de tu mano todas aquellas creencias que has oído acerca de ese tema, todas, que no se te escape ninguna, por más tontas que parezcan.

Comprobarás los muchos pensamientos que albergas en tu inconsciente acerca de esa área, comprueba que la mayoría de esas creencias se han convertido en experiencias que has tenido que vivir, sin ni siquiera ser tuyas.

Por lo tanto, convierte esas creencias en afirmaciones, perdónate por pensar que no te lo mereces todo de óptima calidad y comienza a re-escribir tu historia, partiendo ahora de tus mejores creencias, verás cuanto cambia todo y comprobarás lo importante que es llevar el volante de nuestra vida.

Cuando hagas uso de tu real poder creativo darás gracias a la vida por tanto.

Recuerda que no eres creador de lo que quieres, sino de lo que piensas.

Por ejemplo quisieras un hombre bueno, honesto, sano, amoroso y próspero para tu vida; sin embargo piensas que todos los hombres son unos buenos para nada y las excepciones están felizmente casados.

De acuerdo a esto la creación la harás no por el hombre bueno, etc., sino por el bueno para nada que atraerás para demostrarte el poder de tus pensamientos.



A continuación el “SI A LA VIDA” en 5 pasos:



1) ACLARA DONDE ESTAS PARADO:

Es importante que sepas en este instante cómo está realmente tu vida.

Si tú me llamas y me dices: " ¿cómo hago para llegar a tu oficina?, yo te preguntaría:

A ver, dime dónde estás.

Si tú me contestas que no sabes, es muy difícil que te pueda guiar.



Así que reconoce cómo está tu vida en finanzas, familia, salud, autoestima, trabajo, éxito, pareja, etc.

Este es el punto de partida.



2) RECONCÍLIATE CON LO QUE HA SIDO HASTA AHORA:

Reconoce que eres un ser sabio, completo y con una sabiduría que actúa aún cuando tú no la manejes.

Agradece todo lo que has conseguido y agradécete por haber sido tu propio guía en este camino.



3) MARCA UNA LINEA Y DIBUJA LO QUE PODRIA SER:

Una vez que te has reconciliado con la perfección de tu ser, proyecta cómo podría ser y cómo deseas cada uno de los aspectos de tu vida, vistos ahora desde la óptica del poder real.

Construye una imagen clara de lo posible y guárdala para ti.

Traza una línea invisible entre el antes y el después.



4) TOMA UNA DECISION:

Cuando tú decides el Universo mismo se conmueve.

Decide realmente un cambio radical desde la fluidez, la facilidad y el divertido juego de vivir.

Siente que cada célula tuya se conmueve frente a lo contundente de tu cambio.

Si puedes pega un cartel en algún sitio muy visible para ti, en el cual plasmes la decisión que tomaste.



5) DA EL SALTO Y DILE SI A LA VIDA:

Tu decisión te compromete contigo, en un 100% con tu calidad de vida.

Conviértete en un inspirador para todos los seres que estén cerca de ti.

Deja el pasado y sus creencias lo que tú quieres ahora, es congruente con lo que piensas, por lo tanto es una realidad para tu vida.



La vida es una fiesta maravillosa y tú has decidido vivirla en su totalidad.

Amar y ser amado

Cada uno de nosotros tiene un lenguaje de amor principal.

Esto significa que uno de los cinco lenguajes del amor, habla de manera más profunda a nuestras emociones, que los otros cuatro.

Cuando alguien expresa mi lenguaje de amor principal, yo soy atraído hacia esa persona, porque él o ella están satisfaciendo mi necesidad básica de sentirme amado.

Cuando una persona no expresa mi lenguaje principal, me preguntaré si él o ella en realidad me aman, porque no estoy comprendiendo emocionalmente a esa persona.

El problema en muchas relaciones humanas, es que tú y yo expresamos nuestro lenguaje de amor y nos preguntamos por qué la otra persona no comprende.

Es como si yo le estuviera hablando en inglés, a una persona que sólo entiende alemán y preguntándome por qué no entiende mi mensaje.

Las relaciones humanas mejoran grandemente, cuando aprendemos a expresar el lenguaje de amor de la otra persona.

LOS CINCO LENGUAJES DEL AMOR

PALABRAS DE AFIRMACIÓN

Utilizar palabras para dar apoyo a la otra persona, es una manera de expresar amor:

"Te queda bonito ese vestido, hiciste un buen trabajo con esa tarea, aprecio tu perseverancia, gracias por limpiar tu habitación, aprecio que hayas sacado la basura..."

Hay miles de formas de expresar afirmación con palabras.

Gary Chapman

(Autor del libro: Los Cinco Lenguajes del Amor)

Cuál es el límite para sufrir por alguien?

¿Qué tan dispuestos estamos a sufrir por alguien? ¿Cuál es el límite? La respuesta es personal e intransferible.

La egoísta sensación de merecer que surge por el hecho de dar, no es siempre egoísmo o utilitaria generosidad, sino auténtica dignidad.

Cuando damos lo mejor de nosotros mismos, cuando decidimos compartir nuestra vida en intimidad, cuando abrimos nuestro corazón de par en par y desnudamos nuestra alma hasta el último rincón, cuando perdemos toda vergüenza, cuando los secretos dejan de serlo, al menos merecemos comprensión, existe merecimiento.

Por supuesto que merecemos en virtud de honesta y franca dignidad.

Que se menosprecie, ignore, olvide o desconozca fríamente el amor que regalamos a manos llenas es desconsideración, vileza del ser, o, en el mejor de los casos, ligereza.

Cuando amamos a alguien que, además de no correspondernos, desprecia nuestro amor, estamos en el lugar equivocado.

Definitivamente, esa persona no se hace merecedora del afecto que le prodigamos. Con una nueva conciencia la disyuntiva empieza a dejar de serlo, la cuestión empieza a hacerse clara y transparente, obvia: si no me siento bien recibido en algún lugar, empaco y me voy.

Nadie de corazón sensato se quedaría tratando de agradar o disculpándose por no ser como les gustaría a los otros que fuera. R.W. Emerson lo expresó de sublime manera: “La verdad es más hermosa que el fingimiento del amor”.

En cualquier relación de pareja que tengas, no te merece quien no te ame, y menos aún, quien te lastime.

¡Haz surgir una nueva conciencia en ti!

Incluso, si alguien te hiere reiteradamente sin “mala intención” – este absurdo existe - es posible que te merezca, pero en verdad no te conviene.

Definir tus límites, basados en tu dignidad, es el mejor modo de conservar tu…

¡Emoción por existir!

Vamos a conocernos

Vamos a conocernos... Vamos a hablar para también confiar o... vamos a aclarar nuestras dudas, aceptarnos como somos.



Vamos a compartir para poder aprender, vamos a reír, y si es necesario, a llorar, vamos a ser discretos y cultos para que perdure nuestra amistad.



Vamos a conversar, vamos a platicar, vamos a ayudarnos, sin hacernos daño, sin herir a los demás.



Vamos a ser sinceros y a querernos... Vamos a aprender pequeños detalles y visualizar las bondades, vamos a estudiarnos y analizarnos, vamos a escucharnos y complacer nuestras inspiraciones.



Vamos a respetarnos y motivarnos por medio de la comunidad, para seguir luchando por esas metas ya fijadas y objetivos ya propuestos.



Vamos a acercarnos, usar la capacidad de la razón que se nos había brindado y concedido como hombres sabios que somos.



Vamos a demostrar nuestros sentimientos, vamos a amarnos si es preciso sin temor, vamos a soltarnos, ser libres y expresar nuestras ideas, ilusiones y fantasías.



Vamos a conservar todo lo que compartimos, vamos a caminar en este clima de la vida que ha sembrado nuevas impresiones y vivir nuestras emociones.



Todo tiene su final y según un día empieza con el sol radiante, termina y finaliza en la oscuridad, con la única luz de la luna, pero acompañada de las estrellas, sus eternas y fieles compañeras.



Hay que saber aprovechar los momentos y circunstancias cuando se nos da la oportunidad. Comportarnos como adultos maduros y seres humanos que somos, en consideración, cada cual en su lugar, nuestra posición en la sociedad y medio ambiente que nos rodea, en esta humanidad...



Que cuando llegue ese momento determinado de personalizar alguna relación iniciada, no tengamos que arrepentirnos de los pasos tomados y dados, y que todo culmine en una linda realidad, de lo que es tener realmente una amistad.



Vamos a relajarnos y a despertar ese niño que hay dormido dentro de cada uno de nosotros... Como el Alfa y la Omega... esperando que lo que un día comenzó, finalice; aunque toda regla tiene su excepción, la vida un día comenzó y el amor nunca murió...



No es un compromiso, ni una obligación, sino un impulso del corazón que hay que saber tratar y entender, dejarlo desarrollar y crecer, y de estas experiencias podemos aventurar, siempre y cuando a nadie perjudique.



Vamos a conocernos... Vamos a hacer nuestra historia. Nuestra historia en nuestro propio mundo... Una historia así vale la pena emprenderla.





La fuerza del amor

El núcleo del amor es la fuerza, el valor que mostramos para luchar por lo que amamos, la fortaleza para defender lo que más apreciamos, enfrentar desafíos, superar barreras, derribar obstáculos.

Cuando el amor es auténtico surge con la fuerza de la audacia, el atrevimiento, la osadía que nos lanza a correr riesgos para conquistar lo que amamos; es en esa entrega sin condiciones donde surgen fortalezas donde antes no las había.

El amor nos da el valor de:
- Luchar por nuestros sueños.
- Dar la vida por los que llevamos en el corazón.
- Modificar nuestra propia existencia.
- Cambiar nuestro ser.
- Rebasar el límite de nuestras potencialidades.

El amor nos da la fuerza:
- Para respetar a los seres que amamos.
- Para sonreír a pesar de las adversidades.
- De la humildad para pedir perdón.
- La grandeza de la comprensión.
- La nobleza de perdonar.

El amor nos da el poder:
- Para manifestar nuestras emociones.
- Para alcanzar estrellas.
- Para convertir nuestros sueños en realidades.
- Entregar nuestra vida por un ideal.

El amor nos transforma en seres superiores, nos despierta nuestra capacidad de asombro, nos da la sensibilidad de la contemplación, nos impulsa a niveles infinitos, nos da la fuerza para recorrer nuestra vida con un espíritu invencible y nos impulsa a alcanzar lo imposible.

El amor es la fuerza que Dios deposita en el corazón de todos los seres humanos, a cada uno corresponde decidir vivir como un paladín o un cobarde, como un conquistador o un conformista, como un ser excelente o un mediocre, como un ser
lleno de luz o quien permanece por siempre en la oscuridad.

El amor hace nacer la fuerza para atrevernos a ser auténticos colaboradores en la grandeza de la creación.

Las emociones negativas

Una práctica interesante y liberadora es la no-identificación con las emociones negativas.

¿Qué son y cómo se generan las Emociones Negativas? La respuesta es de comprensión simple: Son emociones negativas todo aquel sentir interior que lo arrastra a uno hacia el lodo, hacia el lado oscuro y desagradable de uno mismo. Cuando usted capta que algo en su mente se está complicando, enredando, y llevándolo a sentirse mal consigo mismo, en ese momento está frente a una emoción negativa.

Muchas de estas emociones se originan siguiendo una pauta que con el tiempo, si usted la observa, resulta repetida y por lo tanto reconocible. Obsérvese.

Usted tiene una experiencia cualquiera, que capta a través de sus sentidos y recibe en forma de impresiones, y resulta que cuando estas impresiones llegan a su mente éstas se asocian con ideas antiguas. Entonces estas ideas, estos pensamientos, estos recuerdos preexistentes literalmente trastocan y transforman estas nuevas impresiones, arrastrándolo a usted hacia un espacio interno negativo, pesado, indeseable. Así sucede. Así es como se originan muchas de las emociones negativas. Son fruto de un encadenamiento de asociaciones mentales involuntarias y muy perjudiciales. Y como usted no le pone atajo a este proceso mental, porque ni siquiera se da cuenta de que esto sucede, en su mente comienza a desplegarse un rollo de pensamientos y emociones cargadas de una energía negativa, con las cuales usted se identifica y por las que es arrastrado.

Nótese que para ser felices no nos falta nada que ya no tengamos, nada nos falta que pueda producirnos y justificar la ansiedad y angustia que a veces sentimos. Porque para ser felices no se trata de obtener algo que nos falte, sino que de desembarazarse lo más rápido posible de algo que nos sobra: las emociones negativas. Ellas son las que nos impiden obtener la ansiada felicidad. Ahora bien, liberarse de esta clase de emociones, no-identificarse con ellas, es un hecho extraordinario y perfectamente posible. El método consiste en decirle que no a las emociones negativas. Consiste en reconocerlas en el momento preciso que van a formarse, cuando las nuevas impresiones empiezan a mezclarse con esas ideas, pensamientos o recuerdos preexistentes de que hablamos. Cuando usted se da cuenta que si permite que se desenrolle en su mente ese rollo negativo, producto del proceso de asociaciones que ocurre en esa misma mente, el asunto no tiene otro destino que una mala onda; en ese momento usted tiene que negarlas, no darles cabida no permitirles que respiren.



Tenga en cuenta que una emoción negativa es siempre algo agregado a la experiencia. Algo que uno le agrega a lo que verdaderamente sucede. Algo que ocurre en nuestras mentes y no en la realidad. Por ejemplo: cuando usted se pega un martillazo en un dedo y, además del dolor, empieza a pensar en la mala suerte que tiene; en lo poco diestro que ha sido; en que ese dedo hinchado no le va a permitir trabajar como usted quiere; en que si tiene el dedo quebrado tendrá que ir al médico y que esto casi siempre es muy caro; y que entonces tendrá problemas con su presupuesto justo cuando quería hacerle un buen regalo a su novia… Este es un buen ejemplo de encadenamiento de asociaciones negativas.


Como se ve, estos pensamientos son absolutamente agregados al hecho de haberse golpeado un dedo con el martillo y sentir su dolor. Como queda claro entonces aquello no es más que el producto de un proceso mental equivocado. Un agregado mental que está de más, que es prescindible. ¿Lo ve usted? Es perfectamente posible vivir sin que esta cadena de asociaciones negativas tenga lugar. Liberarse.



Sólo recuerde y dígase: TODO ESTO SUCEDE EN MI MENTE Y NO EN LA REALIDAD.

Tómelo si quiere como un vil engaño de su mente indisciplinada, específicamente de su intelecto donde uno, en forma errónea, vive la mayor parte del tiempo reduciendo toda la existencia a su dominio. Dicho sea de paso, hay que comenzar a entender que reducir la vida al plano del intelecto es condenarse a vivir una vida disminuida, un grave error. Cosa ésta que uno hace sin darse cuenta, desperdiciando la vida, identificándose con ilusiones la mayoría de las cuales son negativas, violentas, depresivas, infernales.



En resumen: La emociones negativas existen sólo si usted les permite la existencia. Solo si usted no está atento para detenerlas en el momento preciso que se empiezan a formar. Sólo si usted insiste en creer que ellas son inevitables y no hace el esfuerzo por descubrir y comprender su condición de mero agregado psicológico, prescindible. En ese caso usted es víctima de las emociones negativas. Cuando se deja llevar por ellas y no les pone atajo. Primeramente poniendo mucha atención y voluntad, y después con el tiempo y la práctica, con la simple y profunda comprensión de que éstas no sirven para nada, sino para perjudicarnos la existencia. Para impedirnos ser personas sencillas y felices… Vamos tome la firme decisión de ¡Liberarse!



Publicado por Doris Shialer B.

Sueñe con aquello que Ud. quiera

Vaya para donde usted quiera ir.
Sea lo que usted quiere ser,
porque usted posee sólo una vida y en
ella sólo tenemos una oportunidad
de hacer aquello que queremos.
Tenga felicidad bastante para hacerla dulce.
Dificultades para hacerla fuerte.
Tristeza para hacerla humana.
Y esperanza suficiente para hacerla feliz.

Las personas más felices no tienen las mejores cosas.
Ellas saben hacer lo mejor
de las oportunidades que aparecen en sus caminos.
La felicidad aparece para aquellos que lloran.
Para aquellos que se hieren.
Para aquellos que recogen e intentan siempre.
Y para aquellos que reconocen la importancia
de las personas que pasan por sus vidas.

El futuro más brillante esta basado
en un pasado intensamente vivido.
Usted sólo tendrá éxito en la vida
cuando perdone los errores y las decepciones del pasado.
La vida es corta,
pero las emociones que podemos dejar,
duran una eternidad.

Todos los colores transmiten tabúes, códigos y prejuicios

El antropólogo francés dice que en Occidente el consenso está representado por el azul


Luisa Corradini
Corresponsal en Francia
PARIS.? Michel Pastoureau es el único historiador del mundo capaz de contar con lujo de detalles las glorias y los eclipses, las pasiones y las ambigüedades de los colores.

Antropólogo, paleógrafo y medievalista, este francés fuera de lo común, nacido en París en 1947, ha dedicado su vida a estudiar la historia de la simbología occidental. Sus objetos de laboratorio preferidos son la heráldica, los animales y los colores. Está considerado la mayor autoridad mundial en la materia.

Director de cátedra en la Escuela Práctica de Altos Estudios, Pastoureau ha escrito una decena de libros.Azul, historia de un color; Negro, historia de un color, y Diccionario simbólico de los colores denuestro tiempo vendieron decenas de miles de ejemplares y conquistaron a especialistas y neófitos por su originalidad. Para el autor, es fácil de comprender: "Los colores no son anodinos. Cada uno conduce sentidos ocultos, códigos, tabúes, prejuicios a los que obedecemos sin saberlo y que pesan en nuestra vida cotidiana, nuestro lenguaje y hasta nuestra imaginación", precisó a LA NACION en París.

Su aporte se enriquecerá a medida que aparezcan las tres obras que tiene en preparación: una historia del verde, un libro sobre el cuervo y otro sobre el "incolor".

-Usted afirma que el azul es el color preferido de los occidentales.

-Desde que comenzaron las encuestas de opinión, por 1890, el azul es efectivamente el color preferido en Occidente, en todas partes, y sin diferencia de género. Naturalmente, esto no es así en otras culturas: los japoneses, por ejemplo, prefieren el rojo.

-Pero no siempre fue así?

-No. Durante mucho tiempo, el azul fue un color marginado. Está ausente de las pinturas rupestres neolíticas. En la antigüedad ni siquiera era considerado como un color. Sólo el rojo, el blanco y el negro tenían ese estatus.

-¿Por qué ese desamor?

-Una de las razones principales es que el azul es muy difícil de fabricar. Para los romanos era el color de los bárbaros, del extranjero. Los pueblos del Norte, como los germánicos, usaban el azul. Por entonces, los ojos azules en una mujer eran signo de mala vida. Para los hombres era una marca de ridículo. Cuando las lenguas románicas forjaron sus lenguajes sobre los colores, tuvieron que ir a buscarlos al germánico ( blau ) y al árabe ( azraq ). En griego antiguo, las palabras que lo designan son imprecisas: hay confusión entre el gris, el azul y el verde. En la Biblia tampoco existe el azul.

-Siendo que, en la actualidad, para los católicos, el azul es el color de la virgen María.

-Los textos bíblicos en hebreo, arameo y griego antiguo utilizaban pocas palabras para los colores. Hubo que esperar las traducciones en latín para que aparecieran. Donde el hebreo dice "rico", el latín traduce "rojo". Por "sucio", el latín dirá "gris" o "negro". A comienzos de la Edad Media, los textos litúrgicos católicos siguieron ignorando el azul. Todo cambió en el siglo XII porque, justamente, el Dios de los cristianos se transformó en un Dios de la luz. Y la luz es azul. Por primera vez en Occidente los cielos se pintan de azul. Antes eran negros, rojos, blancos o dorados.

-Y en ese momento aparece además el culto marial?

-Así es. Y como la Virgen habita los cielos?A partir del siglo XII se la viste con un manto azul.

-En su libro Azul... , usted afirma que hay además otra razón para ese cambio.

-En esa época, Occidente entró en un frenesí de clasificación. Había que ordenar, jerarquizar, sobre todo a los hombres: darles signos exteriores de identidad, códigos de reconocimiento social.

-¿Ese es el momento en que aparecen los blasones?

-Así es. También aparecieron los apellidos y las insignias de función. Con los tres colores tradicionales (blanco, negro y rojo), las combinaciones eran muy limitadas. Ese el momento en que el azul se transformó en cierto modo en el contrario del rojo. Y poco a poco se volverá el color preferido de Occidente.

-¿Cuál es la razón?

-Es un color consensual.

-¿Por eso todas las organizaciones internacionales lo han escogido para sus emblemas?

-Así es. Naciones Unidas, la Unión Europea? Aunque, en este caso, hay una segunda razón. Los fundadores de la UE -en su gran mayoría católicos- escogieron el color de la bandera como una evocación del manto de María, mientras que las estrellas simbolizan la corona de la Virgen.

-Ya que el azul es el color del consenso, ¿podríamos decir que el rojo es un auténtico color?

-Hablar del "color rojo" es casi un pleonasmo. Incluso en algunos idiomas, como en el español, su nombre significa tanto "rojo" como "coloreado", pero también "bello". En el sistema de simbolismos de la antigüedad, que giraba entre tres ejes, el blanco representaba en "incolor", el negro lo sucio y el rojo era el color, el único digno de ese nombre.

-¿Y por qué?

-Desde la antigüedad, se admiraba el rojo, al que se le confiaban los atributos del poder, es decir, en el terreno de la religión y la guerra. El dios Marte, los centuriones romanos, ciertos sacerdotes, se vestían de rojo. Ese color se impuso porque evoca dos elementos omnipresentes en la historia de la humanidad: la sangre y el fuego.

-La antigüedad siempre tuvo debilidad por el negro.

-Era el color de la fertilidad. Se lo asociaba al negro de la tierra. Incluso, se admiraba a ciertos animales de ese color. Por ejemplo, el cuervo, que en la Roma antigua era utilizado para la adivinación. Aún no existía el nexo entre el negro y la muerte o el pecado. Fue el cristianismo que lo creó.

-Los colores tienen importancia en política: el negro viste a los fascistas y a los anarquistas?

-También en este terreno hay evoluciones. En Francia, el azul fue primero el color de los republicanos, que se oponían al blanco de los monárquicos y al negro del partido clerical. Sin embargo, poco a poco, el azul se fue corriendo hacia el centro, dejándose desbordar a su izquierda por el rojo, que primero fue socialista y, después, comunista.

-En otras palabras, fue empujado hacia la derecha.

-Después de la Primera Guerra Mundial, el azul se volvió conservador. Y todavía lo es.

EL PERSONAJE
MICHEL PASTOUREAU
Antrópologo y medievalista

Origen: nació en París en 1947


Docencia: es director de cátedra en la Escuela de Altos Estudios de París


Libros publicados: Diccionario simbólico de los colores de nuestro tiempo ; Azul. Historia de un color; Negro. Historia de un color
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1226281&origen=NLCult

Por qué gritamos?

Un día Meher Baba preguntó a sus "mandalies", lo siguiente:

- Por qué la gente se grita cuando estan enojados?.

Los hombres pensaron unos momentos...

- Porque perdemos la calma. -Dijo uno. -Por eso gritamos.

- Pero... por qué gritar cuando la otra persona esta a tu lado?. Preguntó Meher
Baba. -No es posible hablarle en voz baja?.

- Por qué gritas a una persona cuando estas enojado?.

Los hombres dieron algunas otras respuestas, pero ninguna de ellas satisfacia a
Meher Baba.

Finalmente él explicó:

- Cuando dos personas estan enojadas, sus corazones se alejan mucho, para
cubrir esa distancia deben gritar, para poder esucharse, mientras más enojados
estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa
gran distancia.

Luego Meher Baba preguntó:

- Que sucede cuando dos personas se enamoran?.

- Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente, por qué?.

- Sus corazones están muy cerca.

- La distancia entre ellos es muy pequeña.

Meher Baba continuó.

- Cuando se enamoran más aún... Qué sucede?.

- No hablan, sólo susurran y se vuelven aún más cerca en su amor.

- Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo.

- Asi es cuán cerca están dos personas cuando se aman.

Luego Meher Baba dijo:

- Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que
los distancien más, llegará un dia en que la distancia sea tanta, que no
encontrarán más el camino de regreso.

Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos

Por Fernando Pessoa




La explicación de cómo vemos
No hay modo de poner en correspondencia la tremenda estabilidad de los colores con que vemos los objetos del mundo con la luz que viene de ellos. La explicación de cómo vemos los colores no es sencilla, y no podemos intentarla aquí en sus detalles.
Pero lo esencial es que para explicarlo debemos dejar de pensar en que el color de los objetos que vemos está determinado por las características de luz que nos llegue de ellos, y debemos, en cambio, concentrarnos en comprender cómo la experiencia de un color corresponde a una configuración específica de estados de actividad en el sistema nervioso que su estructura determina.
De hecho, aunque no lo hagamos aquí en este momento, es posible demostrar que, debido a que tales estados de actividad neuronal (como en el ver verde) pueden ser gatillados por una variedad de perturbaciones luminosas distintas (como las que hacen posible ver las sombras de colores), es posible correlacionar el nombrar colores con estados de actividad neuronal pero no con longitudes de onda.
Qué estados de actividad neuronal son gatillados por las distintas perturbaciones, está determinado en cada persona por su estructura individual y no por las características del agente perturbante.
Lo dicho es válido para todas las dimensiones de la experiencia visual (movimiento, textura, forma y demás) así coma para cualquier otra modalidad perceptual. Podríamos ofrecer situaciones similares que nos revelan, de un solo golpe, que lo que tomábamos como una simple captación de algo (como espacio o color) tiene la estampa indeleble de nuestra propia estructura.

¿Objetividad o subjetividad?
¿Cómo surgen entonces la extraordinaria efectividad operacional del hombre y los animales, y su enorme capacidad de aprendizaje y manipulación del mundo? Si negamos la objetividad de un mundo cognoscible, ¿no quedamos acaso en el caos de la total arbitrariedad porque todo es posible?
Eso es como caminar al filo de la navaja. Hacia un lado hay una trampa: la imposibilidad de comprender el fenómeno cognoscitivo si asumimos un mundo de objetos que nos informa porque no hay un mecanismo que de hecho permita tal "información". Hacia el otro lado, otra trampa: el caos y la arbitrariedad de la ausencia de lo objetivo, donde cualquier cosa parece posible. Tenemos que aprender a caminar sobre la línea media, en el filo mismo de la navaja.
En efecto, por un lado, tenemos la trampa de suponer que el sistema nervioso opera con representaciones del mundo. Y es una trampa porque nos ciega ante la posibilidad de dar cuenta de cómo funciona el sistema nervioso en su operar momento a momento como sistema determinado con clausura operacional.
Por otro lado, tenemos la otra trampa, la de negar el medio circundante, la de suponer que el sistema nervioso funciona completamente en el vacío, donde todo vale y todo es posible. Es el extremo de la absoluta soledad cognoscitiva o solipsismo (de la tradición filosófica clásica que afirmaba que sólo existe la propia interioridad). Y es una trampa porque no nos permite explicar cómo hay una adecuación o conmensurabilidad entre el operar del organismo y su mundo.
Ahora, estos dos extremos o trampas han existido desde los primeros intentos de comprender el fenómeno del conocer, aun en sus raíces más clásicas. Hoy día, predomina el extremo representacional; en otros tiempos, ha predominado la visión contraria.
Nuestro punto de vista es el resultado de de un acoplamiento estructural
Este saber que sabemos, conlleva una ética que es inescapable y que no podemos soslayar. En esta ética, lo central es que un verdadero hacerse cargo de la estructura biológica y social del ser humano equivale a poner a la reflexión de que éste es capaz y que le distingue, en el centro. Equivale a buscar las circunstancias que permiten tomar conciencia de la situación en que está - cualquiera que ésta sea - y mirarla desde una perspectiva más abarcadora, con una cierta distancia.
Si sabemos que nuestro mundo es siempre el mundo que traemos a la mano con nosotros, cada vez que nos encontremos en contradicción u oposición con otro ser humano, con el cual quisiésemos convivir, nuestra actitud no podrá ser la de reafirmar lo que vemos desde nuestro propio punto de vista, sino la de apreciar que nuestro punto de vista es el resultado de de un acoplamiento estructural en un dominio experiencial tan válido como el de nuestro oponente, aunque el suyo nos parezca menos deseable.
Lo que cabrá, entonces, será la búsqueda de una perspectiva más abarcadora, de un dominio experiencial donde el otro también tenga lugar y en el cual podamos construir un mundo con él.

Humberto Maturana, Francisco Varela. El árbol del conocimiento

Apegos

Un pájaro herido no puede volar,
pero un pájaro que se apega a una rama de árbol, tampoco.

¡Deja de apegarte al pasado!

Dice el proverbio hindú:
"El agua se purifica fluyendo; el hombre, avanzando.
" El mundo está lleno de sufrimiento;
la raíz del sufrimiento es el apego;
la supresión del sufrimiento significa la eliminación,
el abandono de los apegos.

Hay un deseo común,
que es el cumplimiento de lo que se cree que va a dar felicidad al yo,
al ego.
Ese deseo es apego,
porque ponemos en él la seguridad,
la certeza de la felicidad.

Es el miedo el que nos hace desear la felicidad,
y ella no se deja agarrar.
Ella es.
Esto sólo lo descubrimos observando,
bien despiertos,
viendo cuándo nos mueven los miedos
y cuándo nuestras motivaciones son reales.

Si nos aferramos a los deseos,
es señal de que hay apego.
¿Abandonar los apegos significa apartarse del mundo material?
La respuesta es:
¡No!

Uno usa el mundo material,
uno goza el mundo material,
pero no debe hacer depender su felicidad del mundo material.
¿Está esto suficientemente claro?

Uno comienza a gozar las cosas cuando está desapegado,
porque el apego produce ansiedad.
Si estás ansioso cuanto te aferras a algo,
difícilmente podrás gozarlo.

Por lo tanto,
lo que te propongo no es una renuncia al goce:
es una renuncia a la posesividad,
a la ansiedad, a la tensión,
a la depresión frente a la pérdida de algo.

-¿De dónde crees que provienen todos los conflictos?
De los apegos.

-¿De dónde crees que proviene el sufrimiento?
De los apegos.

-¿De dónde crees que proviene la soledad?
De los apegos.

-¿De dónde crees que proviene el vacío?
Tú lo sabes: el origen es el mismo.

-¿De dónde crees que provienen los temores?
También de los apegos.

Sin apego no hay temor.
¿Lo pensaste alguna vez?

Sin apego no hay temor.

Un pequeño diálogo



Breve diálogo entre el teólogo brasileño Leonardo Boff y el Dalai Lama


En el intervalo de una mesa redonda sobre religión y paz entre los pueblos,
en la cual ambos (yo y el Dalai Lama) participábamos, yo, maliciosamente,
más también con interés teológico, le pregunté en mi inglés defectuoso:
"Santidad, ¿Cúal es la mejor religión?" (Your holiness, what's the best
religion?)

Esperaba que dijera: "El budismo tibetano" o las religiones orientales
mucho más antiguas que el cristianismo..."

El Dalai Lama hizo una pequeña pausa, sonrió, me miró fijamente a los ojos,
lo que me desconcertó un poco porque yo sabía la malicia contenida en la
pregunta, y afirmó:

"La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al infinito". Es
aquella que te hace mejor."

Para salir de la perplejidad delante de tan sabia respuesta, pregunté:
"¿Qué es lo que me hace mejor?"

Él respondió:
"Aquello que te hace más compasivo, más sensible, más desapegado, más
amoroso, más humanitario, más responsable, más ético... La religión que
consiga hacer eso de ti, es la mejor religión."

Callé maravillado, y hasta el día de hoy estoy rumiando su respuesta
sabia e irrefutable.

No me interesa, amigo, tu religión o si tienes o no tienes religión.
Lo que realmente me importa es tu conducta delante de tu semejante, de tu
familia, de tu trabajo, de tu comunidad, delante del mundo.

Recordemos: "El Universo es el eco de nuestras acciones y nuestros
pensamientos".

La ley de acción y reacción no es exclusiva de la Física. Es también de las
relaciones humanas. Si yo actúo con el bien, recibiré el bien. Si actúo con
el mal, recibiré el mal. Aquello que nuestros abuelos nos dijeron es la más
pura verdad: "tendrás siempre el doble de aquello que deseares a los otros".

Ser feliz no es cuestión de destino. Es cuestión de elección.

Desplega tus dones

El pulsar de este mensaje es un refinado espejo donde la luz de tu espíritu se refleja, para que contemples su intenso brillo en medio de la sofocante sensación de agitación y confusión que se apropia de las calles. Ese resplandor está ahí para que recuerdes tu propósito de alumbrar entre las vibraciones densas que se abastecen del miedo para impedir que más corazones se abran y sientan. Seguí brindado apoyo. Encarnaste para iluminar. Auxiliá. Desplegá tus dones.

Movilizarse en espacios caóticos y desarmonizados, donde se respira violencia e inseguridad, a veces hace que olvidemos nuestro propósito de servir, por eso estas diáfanas palabras revelan los destellos de tu esencia para que rememores el noble sentido de tu paso por la Tierra. Estas instancias son decisivas. Aceptamos trabajar para alumbrar la oscuridad de la inconsciencia. Más personas precisan vivenciar que el amor es el camino que libera, sana, eleva y equilibra.

La energía que desde el centro de nuestra galaxia está llegando con mayor celeridad tiene el insondable poder de llevarnos hacia nuestro cielo interno si somos capaces de desacorazarnos y fluir, en vez de resistir y permanecer entre súplicas y lamentos. Somos puentes que enlazan lo mundano y lo divino. Nuestro leal compromiso está en lograr que otros se animen a volar, plasmando en la dimensión física sus anhelos y sentimientos más genuinos. A eso vinimos.

El camino de ascensión es una colosal cruzada que exige no sucumbir. Por eso hoy volverás a levantarte, volverás a empoderarte e irradiarás todavía más. Millones de hombres y mujeres necesitan señales claras y confiables que los impulsen a Ser, para trascender la indiferencia y el desánimo que les dificultan reconocer que el amor es la vía hacia un presente más reluciente, próspero y humano, donde vibremos unidos. Que suene bien alto el cuenco cristalino de tu fe.

Nadie está exento de los golpes y el cansancio, de ahí que estas letras espejen el fulgor de tu interior para que renueves tu confianza y liberes todo tu potencial. Saben que tenés el temple necesario para seguir esparciendo la luz de la consciencia. Se te cuida. Se te ama. Se te alienta a continuar. Tu bella maestría es llamada nuevamente al escenario de la vida para activar a los ángeles humanos que aún duermen. Sos asistido. Abrí tus alas. Relumbrá. Desplegá tus dones.

Apegos y obsesiones

De éste mundo partiremos sin absolutamente nada material, tal como vinimos.... No es fácil re-educarse en la adultez o etapa final de nuestra vida, pero tampoco es imposible... y en eso estoy!


Entonces acepté lo que Dios me pedía:

Ahora se trata simplemente de liberar el corazón sin acumular el pasado en su interior porque Dios y la vida necesitan ese lugar disponible para la nueva vida que me quieren regalar.

Cada vez que algo se acabó en mi vida, he repetido esta frase hasta hacerla carne. Y puedo asegurar que siempre que hice entrega sincera, ha comenzado a nacer algo bueno y bello, algo nuevo que yo necesitaba para seguir creciendo.

Cuando cumplí 40 años, hice una revisión de toda mi vida, de los sueños que había cumplido y de los deseos que había podido realizar. Entonces descubrir muchas cosas inútiles que había acumulado y muchos sueños innecesarios que me entristecían. De las cosas que había acumulado reconocí, por ejemplo: mucha ropa, muchos papeles que no me servían, muchos libros demás, fotografías, objetos, discos. Nada de eso era necesario. Y sin embargo, yo me había preocupado y había desgastado energías para conseguir todas ésas cosas.

Y descubrí algo precioso: que ese es el secreto del Arte.

Para poder crear cosas nuevas es necesario llenarse de estímulos interiores que luego terminan produciendo algo bello. De lo contrario, sólo somos coleccionistas, pero no vivimos, y de nuestro vacío no puede surgir ninguna creación sublime.

PARA ELLO HAY QUE SABER "SOLTAR".

Aprender a "SOLTAR" y renunciar a acumular, es vivir mejor. Cuando descubrí esto, empecé a regalar cosas. Al principio, me costaba, hasta que empecé a sentir el dulce hábito del desprendimiento, que pasó a formar parte de mis placeres: DAR. Disfrutar de algo y regalarlo cuando descubro que puede hacer feliz a otro.

No acumular nada que no sea verdaderamente necesario para no terminar siendo poseído por las cosas.

Conozco a alguien y disfruto de su presencia, aunque luego nunca más pueda encontrarme con ésa persona. Eso es "soltar".

Puedo asegurar que hay una libertad interior que se adquiere con el paso de los años, si uno es capaz de reconocer las obsesiones que lo esclavizan inútilmente, y sabe soltarlas a tiempo.

Victor Manuel Fernandez

El cáncer como secuela de la agresión

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)


El flagelo del cáncer y las deformaciones al nacer se extienden en la población de Irak con tal fuerza que amenazan convertirse en los peores legados que la agresión estadounidense habrá de dejar en esa nación árabe cuando ésta logre deshacerse de la ocupación.


Un artículo titulado “El Cáncer- La mortífera herencia de la Invasión de Irak” (Cancer- The Deadly Legacy of the Invasion of Iraq)”, aparecido el 6 de enero de 2010 en el sitio digital New American Media con la firma del periodista Jalal Ghazi, aprecia que uno puede “olvidarse del petróleo, la ocupación, el terrorismo y hasta de Al Qaeda; el verdadero peligro para los iraquíes hoy es el cáncer.”


Relata que el cáncer se propaga actualmente en Irak de manera similar a los incendios forestales. Miles de niños nacen con deformidades, especialmente en aquellas localidades sometidas a los más intensos bombardeos norteamericanos y británicos.


Revela el periodista que en la región de Falluya, intensamente bombardeada por la aviación estadounidense en 2004, alrededor del 25% de los recién nacidos presentan serias anormalidades, incluyendo anomalías congénitas, tumores cerebrales, y lesiones del tubo neural a nivel de la médula espinal (neural tube defects in the spinal cord).


En 2004, la provincia de Babilonia, al sur de Bagdad, tenía un índice de casos de diagnosticados de cáncer de 500 por año que, en 2009, se incrementó a 9 082, según datos que brinda Al Jazeera.


En Basora, donde en 2005 fueron diagnosticados positivos de cáncer 1885 casos, el número creció a 3 071 en 2007.


Dice el periodista que, aunque el Pentágono estadounidense rechaza cualquier conexión entre los bombardeos “aliados” de estas áreas y los tumores, los médicos iraquíes y algunos investigadores occidentales aprecian una relación directa entre las cantidades masivas de uranio empobrecido usadas en las bombas de los agresores estadounidenses y británicas, y el agudo incremento en la incidencia de cáncer.


El doctor Ahmad Hardan, quien se desempeñó como asesor científico especial de la Organización Mundial de la Salud, la ONU y el Ministerio de Salud de Irak, afirma que hay una amplia evidencia científica que confirma el vínculo entre el uranio empobrecido y la proliferación de casos de cáncer y las deformaciones al nacer. Así también lo han confirmado los citados organismos internacionales.


Según afirmación de Abdulhaq Al-Ani, autor del libro "Uranio en Irak", el período de incubación del uranio empobrecido es de cinco a seis años, lo que es consistente con el hecho de que los médicos iraquíes hayan constatado el alza más notable de la incidencia del cáncer en Irak en los períodos de 1996-97 y 2008-09, tras la guerra de 1991 y la invasión de 2003, respectivamente. .


También apunta el trabajo de Jalal Ghazi que el doctor Daud Miraki, director del Fondo Afgano para la Recuperación de los Efectos del Uranio Empobrecido (Afghan Depleted Uranium and Recovery Fund), informó a Al Jazeera que el uranio empobrecido ha provocado el nacimiento en el Sur y el Sureste de Afganistán de “muchos niños sin ojos, sin extremidades, o con prominentes tumores en sus bocas y sus ojos”..


Pero esta situación no afecta solo a iraquíes y afganos porque se han conocido varios casos de críos de militares estadounidenses desplegados en Irak durante la guerra de 1991 con las mismas deformidades. En el 2000, un biólogo iraquí indicó que el defecto que mostraban varios niños estadounidenses que nacieron con sus manos unidas a los hombros, era similar a lo que se observa en muchos niños iraquíes afectados por el uranio empobrecido.


Según Al Jazeera, el Pentágono utilizó en Irak, en 2001, más de 300 toneladas de uranio empobrecido y, en 2003, mil toneladas..


Refiere el artículo de Jalal Ghazi que, pese al silencio oficial, muchos soldados de Estados Unidos hablan de un Síndrome de la Guerra del Golfo número 2 y alegan haber contraído el cáncer a causa de su exposición al uranio empobrecido en Irak.


Sin embargo, hay que notar que los soldados invasores pueden concluir su exposición al uranio empobrecido al concluir su período de servicio. Pero los civiles iraquíes no tienen esa posibilidad; su agua, su tierra y el aire en amplias áreas de Irak, incluyendo a Bagdad, la capital, permanecen contaminadas con el uranio empobrecido cuya radioactividad media puede durar millones de años.


“Al Departamento de Defensa le tomó tres años descontaminar 24 tanques para que pudieran ser remitidos de vuelta a EE.UU. El trabajo tuvo que hacerse en una instalación construida a un costo multimillonario y operada por físicos e ingenieros con un alto nivel de calificación especializada”, dice Jalal Ghazi y se pregunta:


“¿Que tendrían que hacer los iraquíes con miles y miles de toneladas de escombros y vehículos destrozados dispersos por el desierto y otras áreas de su país como secuela de la invasión contra su nación?”

Enfermedades del hígado

El hígado es la glándula más grande del cuerpo. Pesa hasta tres libras, ésta suspendida en la parte trasera de las costillas en el lado superior derecho del abdomen y se extiende por casi todo lo ancho del cuerpo. Al ser responsable de cientos de funciones diferentes, es también el órgano más complejo y activo en el cuerpo.

Dado que el hígado se encarga de procesar, convertir, distribuir y mantener el suministro del ‘combustible’ vital del cuerpo (nutrientes y energía), cualquier cosa que interfiera con estas funciones tendrá un impacto serio en detrimento de la salud del hígado y del cuerpo entero. La principal interferencia aparece con la presencia de cálculos biliares.

Además de producir colesterol, un material esencial en la construcción de las células, hormonas y bilis, el hígado también produce hormonas y proteínas que afectan el funcionamiento del cuerpo, su crecimiento y curación. También produce nuevos aminoácidos y convierte los existentes en proteínas. Estas proteínas son el principal material de construcción de las células, las hormonas, los neurotransmisores, los genes, etc. Otras funciones esenciales del hígado incluyen el procesamiento de las células viejas y gastadas, el reciclar el hierro y almacenar vitaminas y nutrientes.

Los cálculos biliares ponen en riesgo todas estas vitales tareas. Aparte de procesar el alcohol en la sangre, el hígado también procesa sustancias nocivas, bacterias, parásitos, y ciertos componentes de las drogas químicas. Usa enzimas específicas para convertir los desechos o venenos en sustancias que puedan ser seguramente eliminadas del cuerpo.

El hígado filtra más de un cuarto de galón de sangre por minuto. La mayoría de los productos de desechos filtrados dejan el hígado a través del flujo biliar. Los cálculos biliares que obstruyen los conductos biliares conducen a elevados niveles de toxicidad en el hígado y en última instancia a enfermedades hepáticas. Su desarrollo se precipita con ingesta de farmacéuticos, normalmente procesados en el hígado. La presencia de cálculos biliares previene su detoxificación, lo que produce una sobredosis y devastadores efectos secundarios, incluso con dosis normales. También significa que el hígado se encuentra bajo riesgo al procesar productos de aquellos medicamentos sobre los que opera. El alcohol que no es detoxificado correctamente puede causar problemas similares. Todas las enfermedades hepáticas son precedidas por una extensiva obstrucción de los conductos biliares con cálculos biliares. Los cálculos biliares distorsionan el marco de referencia estructural de los lóbulos hepáticos, las cuáles son las principales unidades que comprenden el hígado (hay más de 50,000 de estas unidades en el hígado). En consecuencia, la circulación sanguínea a y desde estos lóbulos, y las células que las componen, se vuelve más difícil. Además, las células hepáticas habrán limitado su producción biliar. Las fibras nerviosas se dañan. La prolongada asfixia eventualmente daña o destruye las células hepáticas y sus lóbulos. Hay un reemplazo gradual de las células dañadas por tejido fibroso, causando mayor obstrucción y un incremento en la presión de los vasos sanguíneos en el hígado. Si la regeneración de las células hepáticas no se mantiene a la par con el daño, la cirrosis hepática es inminente. La cirrosis hepática por lo general conduce a la muerte.

El deterioro hepático sucede cuando las células hepáticas destruidas son tantas que sólo queda un número insuficiente para procesar las funciones importantes y vitales de los órganos. Las consecuencias del deterioro hepático incluyen los mareos, la confusión, el temblor de manos (asterixis), una baja en el azúcar de la sangre, infección, deterioro renal y retención de fluidos, sangrado incontrolable, el coma y la muerte. Sinembargo, el poder de recuperación del hígado es sorprendente. Si se remueven los cálculos biliares, y se descontinúa la ingesta de alcohol y drogas, no habrá problemas a largo plazo, a pesar de que la mayoría de las células hepáticas pudieron haber sido destruidas durante la enfermedad.

Cuando las células recrecen, lo hacen de una manera ordenada, la cual permite la función normal. Esto es posible porque en el deterioro hepático (contrario a la cirrosis hepática) la estructura básica del hígado no ha sido sustancialmente alterada.

La hepatitis aguda surge cuándo grupos enteros de células hepáticas comienzan a morir. Los cálculos biliares albergan grandes cantidades de materia viral, la cual puede invadir e infectar las células hepáticas, causando cambios degenerativos en las células. A medida que los cálculos biliares aumentan en número y tamaño, más células se infectan y mueren, lóbulos enteros comienzan a colapsarse, y los vasos sanguíneos empiezan a desarrollar fallas. Esto afecta la circulación sanguínea hacia las células hepáticas restantes. La extensión del daño que estos cambios tienen en el hígado y su desempeño depende principalmente del grado de obstrucción causado por los cálculos biliares en los conductos biliares del hígado. El cáncer hepático sólo aparece después de muchos años de una oclusión

progresiva de los conductos biliares del hígado. Esto también se aplica a los tumores en el hígado y que emanan de tumores primarios en el tracto gastrointestinal, los pulmones, o los senos.

La mayoría de las infecciones hepáticas (tipo A, tipo B, así como tipo no-A y tipo no-B) aparecen cuando un cierto número de lóbulos hepáticos están congestionados con cálculos biliares, lo que puede suceder a edad temprana. Un hígado y un sistema inmunológico saludables pueden destruir perfectamente el material viral, sin importar que el virus haya sido obtenido del ambiente externo o que haya entrado en el torrente sanguíneo de cualquier otra forma. La mayoría de las personas expuestas a estos virus nunca se enferma. Sin embargo, cuando existe una gran cantidad de cálculos biliares, el hígado se intoxica y no puede defenderse de la infección viral.

Los cálculos biliares pueden albergar una gran variedad de virus vivos.

Toda vez que algunos de estos virus se liberan y entran en la sangre pueden causar hepatitis crónica. Las infecciones no virales del hígado son causadas por bacteria que ha llegado por cualquiera de los conductos biliares obstruidos con cálculos biliares.

La presencia de cálculos biliares en los conductos biliares también inhibe la habilidad de las células hepáticas de manejar sustancias tóxicas como el cloroformo, las drogas citotóxicas, los esteroides anabólicos, el alcohol, las aspirinas, los hongos, los aditivos alimenticios, etc. Cuando esto ocurre, el cuerpo desarrolla hipersensibilidades a estas predecibles sustancias tóxicas; así como también a otras no predecibles contenidas en diversos medicamentos. Muchas alergias tienen su origen en esta hipersensibilidad. Por la misma razón, puede haber un incremento en los efectos secundarios tóxicos como resultado de la ingesta de medicamentos, efectos secundarios que la Federal Drug Administration

(FDA) o las compañías farmacéuticas ni siquiera conocen.

El tipo más común de ictericia es el resultado de cálculos biliares alojados en el conducto biliar que conduce al duodeno y/o de cálculos biliares y tejido fibroso que distorsiona el marco estructural de los lóbulos hepáticos. El movimiento de la bilis a través de los canales biliares (canalículos) se bloquea y las células hepáticas ya no pueden conjugar y secretar el pigmento biliar conocido como bilirrubina. En consecuencia, hay una acumulación de bilis y sustancias que la integran en el torrente sanguíneo. A medida que la bilirrubina se comienza a acumular, mancha la piel. La concentración de bilirrubina en la sangre puede ser tres veces mayor a la normal antes de que se note la coloración amarillenta de la piel y las conjuntivas de los ojos. La bilirrubina sin mezclar tiene un efecto tóxico en las células del cerebro. La ictericia también puede ser causada por un tumor en la cabeza del páncreas.



Fragmento del libro:

"LA SORPRENDENTE LIMPIEZA HEPÁTICA Y DE LA VESÍCULA"

Andreas Moritz

Amando cada día

No es necesario que te castigues por tu errores. Te todas maneras, ni sabes cómo castigarte. Si nos castigásemos verdaderamente, nos curaríamos de aquello que fue.


Estaría terminado y hecho.

Pero castigamos y volvemos a castigar y después castigamos y castigamos más. Después nos sentimos culpables y después nos sentimos culpables de sentirnos culpables y después nos sentimos culpables de que nos sentimos culpables por sentirnos culpables. Después castigamos y castigamos y la cosa sigue y sigue, mientras decimos: ¿Por qué no consigo nada en la vida?

Si cometes un error sigue con tu vida y no pierdas tiempo castigándote ?
desde acá a la eternidad.?

- John-Roger

Cuentos Zen

La arrogancia del poder

Maestro y discípulo conversaban en una esquina, cuando una anciana los abordó:"¡Apártense de delante de mi escaparate!,” gritó. “¡Están estorbando a mis clientes!”
El maestro pidió disculpas, y cambió de acera. Continuaban la conversación, cuando se les acercó un policía.
"Necesitamos que se aparte de esta acera,” dijo el policía. “El conde va a pasar por aquí dentro de poco.”
"Que el conde pase por el otro lado de la calle,” respondió el maestro, sin moverse de su sitio. Después se giró a su discípulo:
"No lo olvides: no seas nunca arrogante con los humildes, ni humilde con los arrogantes.”

La arrogancia de la santidad

El monje zen había pasado diez años meditando en su cueva, intentado descubrir el camino de la Verdad. Una tarde, mientras oraba, se le acercó un mono.
El monje intentó concentrarse. El mono, sin embargo, se le acercó despacito y le quitó la sandalia.
-¡Maldito mono! –dijo el monje-. ¿por qué has venido a perturbar mis oraciones?
-Tengo hambre –dijo el mono.
-¡Largo de aquí! ¡Estorbas mi comunicación con Dios!
-¿Cómo quieres hablar con Dios, si no eres capaz de comunicarte con los más humildes, como yo? –dijo el mono.
Y el monje, avergonzado, le pidió disculpas.

La arrogancia de la envidia

En el desierto de Siria, decía Satanás a sus discípulos: “el ser humano siempre está más preocupado por desear el mal a los otros que en hacerse el bien a sí mismo.”
Y para probar lo que decía, decidió tentar a dos hombres que descansaban allí cerca.
"He venido para hacer realidad tus deseos,” le dijo a uno de ellos. “Puedes pedir lo que quieras, que te será dado. Tu amigo recibirá lo mismo que tú, pero el doble.”
El hombre permaneció largo tiempo en silencio.
Finalmente, dijo:
"Mi amigo está contento, porque obtendrá el doble que yo, sea cual sea mi deseo. Pero he conseguido prepararle una trampa: mi deseo es que me dejes ciego de un ojo.”

La importancia de la comunicación

Barreras de la comunicación, reglas de diálogo, ventajas del dialogo y aplicación en la vida diaria


La importancia de la comunicación

La comunicación entre las personas resulta, muchas veces, casi imposible. El error está en el cómo decimos nuestras ideas. Con frecuencia acusamos, agredimos, peleamos, no preguntamos las causas de algún comportamiento, sino que tenemos una idea prefijada y sobre ella hablamos. Tenemos que aprender a comunicarnos.

Es muy importante abrirnos a los demás para conocerlos y que nos conozcan. Si no lo hacemos, no podremos conocer la riqueza que hay dentro de cada uno. La falta de comunicación conlleva muchos problemas.

Si somos como una caja cerrada nadie va a poder descubrir lo que hay en nuestro interior sea tu novio(a), esposo(a), o tus papás o tus hermanos.

Gracias a la comunicación podemos llegar a conocer a las personas, ya que, a través de ella podemos saber todo lo que piensa, siente y hace. Si la gente no se pudiera comunicar, sería imposible llegarse a querer y la convivencia no tendría sentido, porque para querer a alguien lo tenemos que conocer, saber como es.

Al convivir diariamente, por medio del diálogo personal, se intercambian ideas, frases y sentimientos. El diálogo nos permite una mayor unión con la pareja. Sin la comunicación, sería imposible conocerse y ayudarse mutuamente.

Debemos iniciar apreciando todas las cualidades de la pareja. Si se demuestra interés por lo que le pasa, poco a poco, irán compartiendo todo y se apoyarán mutuamente. La convivencia será más amena, profunda y divertida.



Barreras de la comunicación


Como ya sabemos, el diálogo es algo maravilloso que une a dos seres. Pero, desgraciadamente, a veces la realidad no es así, es común que la pareja se encuentre con barreras u obstáculos para comunicarse. Estas barreras pueden ser el motivo principal de sus problemas y de su distanciamiento.

Las barreras más comunes pueden ser causadas por culpa de uno mismo, de los dos, o por causas ajenas a ambos, como por ejemplo, las preocupaciones económicas.

Los obstáculos más comunes que impiden lograr una buena comunicación son:

Falta de conocimiento mutuo.
El hombre o la mujer, debe entender que el otro no es igual a uno. Cada sexo tiene una manera de ser y de pensar que lo distingue del otro.
La mujer es más sensible y el hombre más frío, la mujer se fija mucho en los detalles y el hombre va al grano. A la hora de platicar, estas diferencias se manifiestan, pero si lo tomamos en cuenta será más fácil comprender las reacciones y comportamiento del otro.

Es necesario conocer a nuestra pareja,sus gustos, metas, aficiones, intereses, modo de actuar, modo de pensar, y el único modo de hacerlo realmente es interesándonos por sus cosas, preguntándole y platicándole todo lo que en lo personal nos pasa. Así, lograrán tener confianza el uno en el otro y un mayor apoyo mutuo.

Cansancio:

Otro problema de los más frecuentes en la comunicación es el cansancio.
No olvidemos que el tiempo es oro, que pasa y ya no regresa. Hay que hacer un esfuerzo y aprovechar el tiempo libre con la pareja para dialogar tranquilamente, haciendo que su amor crezca.

No dejar que el cansancio forme una barrera entre los dos. Encontrarán mayor alivio y calma conversando amenamente con la pareja, que sin hablar.

Pocos intereses en común

El tener pocos intereses en común entre una pareja, es también una barrera para dialogar.

A veces no se platican las cosas a la pareja, debido a que él o ella no prestan atención, pero no es tan difícil despertar el interés por lo que al otro le sucede, si se le hace ver lo importante que es eso para uno. De la misma manera, debemos hacerle ver que tenemos interés por sus cosas, se lo podemos demostrar preguntándole diariamente qué hizo durante la mañana, como le fue en su trabajo, como se portaron los niños.

Además no olvidemos que cada persona es única y diferente a todas las demás, por lo tanto, también sus intereses son personales.
Sin embargo, por el hecho de que esos intereses sean distintos no debemos dejar de platicar de ello con la pareja, ya que podemos crearle el gusto por ellos.

Una pareja feliz es aquella que comparte todo, no únicamente lo bueno, entretenido y de mutuo agrado. El secreto está en compartir.

No saber escuchar:

Muchas personas, si no es que casi todas, tienen el defecto de no saber escuchar, lo que ocasiona fuertes peleas y disgustos entre la pareja.

Si este es nuestro caso, podemos aprender a escuchar y hacer que el otro nos escuche. La clave es el respeto.

Oír no es lo mismo que escuchar. Oír es simplemente recibir sonidos. Escuchar es, además poner atención a todo lo que nos está diciendo la otra persona. Para que esto resulte, primero hay que dejar hablar a la otra persona, no interrumpirla, ni distraernos. Que ella note que le ponemos atención. Ya que terminó, ahora sí nos toca hablar. Si notamos que no atiende, decírselo de buena manera, y ya veremos como cambia su actitud y escucha.

Preocupaciones y estados nerviosos

Hay causas ajenas a la pareja que también dañan el diálogo. Una muy común son las alteraciones nerviosas y preocupaciones de trabajo y dinero.

Casi todos estamos presionados por esos problemas, pero debemos tener cuidado en que no afecten de mala manera la relación con la pareja.

Procurar que las dificultades los unan y no los separen, platíquense todo y ayúdense.

Los apuros se pasan mejor si estamos acompañados. Y recordar que dos cabezas piensan mejor que una. Será mas fácil que entre los dos encuentren una mejor solución, a la que proponga cada uno por su lado.

En ocasiones parece que no vamos a salir bien de nuestro problema, cuando se platica y el otro escucha, y nos animará a seguir adelante. Recordemos que la clave es : platicar, escuchar y compartir.

Oportunidad

El decir las cosas cuando se deben decir y como se deben decir, es algo que cuesta mucho trabajo.

Es importante pensar la forma de decir lo que queremos comunicar, y buscar el momento adecuado para hacerlo. Los modos son muy importantes.

Podemos llegar a lastimar al otro por el modo como le digamos algo, o si se lo decimos cuando no es oportuno, no vamos a ser escuchados.

Un niño que quiere ir a una fiesta le pide permiso a sus papás cuando sabe que están de buen humor, no lo hace cuando están enojados, porque así estará seguro de que no lo dejarán ir. Lo que hace es pedírselos en el mejor momento y de la mejor manera.

Nosotros, hagamos lo mismo: buscar el momento más oportuno para platicar con la pareja y fijarse como decimos las cosas.

Miedo a la reacción del otro

La forma de responder de la otra persona es también un motivo muy frecuente que causa problemas en la comunicación. A veces alguno de los dos no acepta que se le digan sus errores y por eso se enoja. O simplemente, si se le dice algo que no le agrada, no contesta ni muestra interés alguno. Esa actitud, si es constante, va ocasionando que el otro ya no le platique nada por miedo a como va a reaccionar.

Si uno se pone enojado, sin oír antes razones, puede ocasionar que el otro diga mentiras a fin de no causar disgustos.

El miedo no es bueno en una relación. Si uno "se pone en los zapatos del otro", habrá comprensión y diálogo.

Falta de capacidad para comunicarse

Frecuentemente sucede que tenemos dificultad para comunicarnos para decir lo que estamos pensando o sintiendo. No sabemos expresarlo. Esto es algo que le pasa a casi toda la gente. Primero, lo que tenemos que hacer es aclarar muy bien qué es lo que realmente queremos comunicarle al otro, para que no se preste a malos entendidos. Procurar que al decírselo, el otro nos entienda muy bien.

En ocasiones, ni nosotros mismos tenemos claras las ideas, por eso hay que pensar muy bien las cosas antes de hablar. Lo importante es estar tranquilo y que ninguno de los dos se empiece a enojar. De esta forma acabarán discutiendo y lastimándose el uno al otro.

Falta de respeto:

Una cosa es que una pareja platique y discuta, y otra muy diferente es que se falten al respeto en las discusiones. Muchas veces se gritan, se dicen groserías e incluso se llegan a golpear. Esto es algo muy serio que debe ser evitado a toda costa. Por grave que sea el problema, nunca deben faltarse al respeto, de hacerlo así jamás encontrarán una solución. Además, si tienen hijos, los harán sufrir, ya que no hay algo más triste y doloroso para un hijo, que ver a sus padres discutir y golpearse.

No hay que olvidar que se educa con el ejemplo. ¡ Qué diferente es hablar y aclarar las cosas de manera tranquila ! En algunos casos es bueno que toda la familia de su punto de vista, pero los problemas de pareja los deben arreglar los dos solos y sin faltarse al respeto.

Falta de tiempo:

Muchas veces, por andar con prisas, la pareja no platica sus cosas, andan de un lado a otro y no se dan tiempo para estar solos. Lo que hay que hacer, es fijar un momento para que ambos puedan platicar, y que ninguno de los dos falte a ese acuerdo.

Desgraciadamente, la falta de tiempo es la excusa que se utiliza para huir de alguna conversación que tememos. En otras ocasiones, el trabajo invade la vida hogareña, hacemos el trabajo en casa en vez de convivir con la familia, o llevamos los problemas del trabajo a la casa y nunca descansamos.

Hay tiempo para todo. Son muy importantes los momentos que se comparten con la pareja para que estemos satisfechos y así todo salga bien.

Los amigos:

Los amigos son, muchísimas veces, causa de fuertes discusiones entre la pareja. No es necesario dejar a los amigos por la pareja, sino saber como comportarse. En una fiesta es posible estar con ella, a la vez que con los amigos. Si le damos su lugar, con gusto aceptará que compartas otros momentos con los demás.

Televisión:

La televisión es también una barrera para la comunicación de la pareja. Si al estarla viendo llegan a decirnos algo y no contestamos o no hacemos caso, parece que preferimos el programa. Tal vez no lo pensemos así, pero nuestra pareja puede sentirlo.

La televisión es un medio de entretenimiento, pero no hay que abusar de ella. Nunca hay que preferirla a convivir realmente con la familia. Si nos hablan cuando la estamos viendo y no contestamos, es señal de que algo anda mal, y peor aún, sí la televisión es causa de pleitos y discusiones, debemos procurar verla mucho menos y darle mayor importancia a lo que realmente la tiene : LA PAREJA.

Ahora que ya señalamos algunos de los obstáculos más frecuentes para la comunicación de la pareja, podrás notar que todos tienen solución. Las cosas de la vida diaria, aunque parezcan poco importantes, son indispensable el compartirlas, si no se platica ahora, después será peor la comunicación y habrá mayor alejamiento.

Existen unas reglas para el diálogo, las cuales pueden servir para solucionar muchos de problemas, o bien, para mejorar y hacer crecer más la relación de pareja. Si se siguen estas reglas, nos podremos relacionar no sólo con nuestra pareja, sino con todos los que nos rodean.


Reglas del diálogo


Humildad.
El peligro del diálogo es que llegue a ser una acusación en lugar de una ayuda para la comprensión. Al torturar y atacarse el uno al otro, acaban estando más molestos y enojados que antes.

Para evitarlo, conviene practicar la humildad. Es muy importante que antes de criticar y acusar al otro, cada uno lo haga primero consigo mismo. Entonces se estará preparando para hablar.
* Hay que tener mucho cuidado a la hora de las críticas, de las preguntas difíciles, de las acusaciones. Al hacer un esfuerzo para comprender al otro, habrá un clima de calma y confianza.

Paciencia.
En un sólo día no se conseguirá la comprensión de la pareja. Como en todo, dos personas requieren de un largo aprendizaje para vivir juntas.

La paciencia consiste, ante todo, en la repetición incansable: en un constante volver a empezar. La clave es una paciencia que no se rompa, aunque a veces será necesario hacer durante toda la vida la misma observación, pedir lo mismo.

No pensaremos que el otro no nos hace caso adrede, simplemente se le puede olvidar o no logra crear el hábito que sólo nace de la repetición. Lo importante es saber repetir con paciencia, de buena gana y con calma.

Oportunidad
No toda verdad es para ser dicha. Algunas veces es mejor callarlas, porque diciéndolas sólo lograríamos herir al otro.

Existen silencios que deben de ser respetados, secretos inviolables. No todo ha de decirse, ni tampoco puede preguntaras todo. El respeto y la discreción son la clave del diálogo.

Es necesario escoger acertadamente el momento de no decir o preguntar algo: por ejemplo cuando se está muy enojado, celoso o triste.

Saber elegir lo que se dice y hablar cuando sea más oportuno, hará que el diálogo sea más eficaz.

Constancia:
*Existen momentos oportunos para el diálogo, así como épocas mejores y malas rachas.

Es preciso aprovechar los días en que uno está totalmente dispuesto a escuchar, el otro a hablar y ambos a explicarse, porque quizás no vuelvan más. En el diálogo hay que ser constantes, y es necesario hacer de la constancia un hábito.

El diálogo hace que se acerquen las personas y no basta con hacerlo una vez cada cierto tiempo. Es necesario asegurarse de que los encuentros sean seguidos para evitar así que aumenten las incomprensiones y se acumulen los problemas.

Aunque a veces no tengamos ganas de platicar, hagamos un esfuerzo y contémosle a la pareja lo que sea, lo importante es evitar los silencios largos y fríos.

Renovación:
La constancia exige renovación. Porque es necesario, a pesar de todo, tener algo que decirse para poder hablar, y si no es interesante el diálogo puede volverse aburrido y monótono.

Es importante que se hable con entusiasmo y ganas, y que ambos pongan interés. Algunas veces uno será el que se empeñe más, otras veces, lo hará el otro.

Es muy frecuente que creamos que, si platicamos algo al otro, le parecerá poco entretenido. La comunicación se alimenta de esas pequeñas cosas que nos suceden diariamente.

Sinceridad:
Sólo por medio de una comunicación sincera nos podemos llegar a conocer, ya que es imposible que el otro adivine nuestros gustos, nuestros pensamientos, nuestros sueños, nuestros deseos, nuestros sentimientos... Debemos abrirnos para que el otro nos pueda conocer.

Calidez:
Un peligro que amenaza a todas las parejas es que se acumulen muchas incomprensiones y se guarden enojos, haciendo que la relación se enfríe. En este caso, la comunicación se ve afectada porque, al ignorarse, la pareja no se conocerá más.

Debemos acostumbrarnos a ser cálidos en nuestra relación y mantener el diálogo. Donde existe amor, la frialdad no tiene lugar. No guardemos los enojos, porque un día explotaremos sin razón aparente.

Respeto:
Como se dijo anteriormente, una cosa es aclarar ideas, y otra muy diferente es faltarse al respeto.
El diálogo debe hacerse con respeto, lo que supone el aceptar a la otra persona tal y como es.
A veces nos enojamos cuando nos llevan la contraria y queremos imponernos sin respetar los otros puntos de vista. Esto es un signo de inmadurez. Tenemos que aprender a escuchar a los demás y a reconocer nuestros errores.

Con todo lo anterior, habrán notado la importancia del diálogo en la pareja. Los obstáculos más frecuentes tienen soluciones que podemos llevar a cabo.


Ventajas del diálogo


Una pareja que no platica, que no sabe comunicarse, se encuentra distante y siente un vacío en su relación.

Esto se debe a que la comunicación, a través del diálogo, es la que une a la pareja, hace que se encuentren, acepten, adapten y respeten el uno al otro al descubrir, poco a poco sus formas de ser.

No es sencillo el que dos personas vivan juntas. La comunicación ayudará a que la convivencia sea más agradable. Por medio del diálogo, uno encuentra apoyo y ayuda en el otro.


Aplicaciones en la vida diaria


Proponerse cumplir con las reglas del diálogo para lograr romper barreras y una mayor unión. Sólo se necesita tener interés y ganas de mejorar la relación.

No te metas en mi vida!

Los padres que saben meterse en la vida de sus hijos, logran hacer de éstos, hombres y mujeres de bien.


¡No te metas en mi vida!
Recordaba una ocasión en que escuché a un joven decirle a su Padre:

- ¡No te metas en mi vida!

Ésta frase caló hondamente en mí, tanto, que muy frecuentemente la recuerdo en la relación de padres he hijos y me imaginaba yo siendo aquel padre y lo que le respondería a mi hijo.

-¡Hijo, yo no me meto en tu vida, tu, te has metido en la mía!

Hace 17 años, gracias a Dios, y por el amor que mamá y yo nos teníamos, llegaste a nuestras vidas, ocupaste nuestro tiempo, durante casi tres meses, mamá se sintió mal, no podía comer, todo lo que comía lo devolvía, y tenía que guardar reposo; Yo tuve que repartirme entre las tareas de mi trabajo y las de la casa para ayudarla.

Ya no podíamos ir a todas las reuniones, no frecuentábamos tanto a los amigos, de hecho de muchos de ellos nos separamos por ti...

Los últimos meses, antes de que llegaras a casa, mamá no dormía y no me dejaba dormir, yo tenía que despertar temprano para ir a trabajar, mas sin embargo me tenía que esforzar por ser paciente y ayudar a mamá a que se sintiera mejor, para que tú estuvieras bien.

Los gastos aumentaron increíblemente, tanto que gran parte de lo nuestro se gastaba en ti: En un buen medico que atendiera a mamá y la ayudara a llevar un embarazo saludable, en medicamentos, en la maternidad, en comprarte todo un guardarropa, mamá no veía algo de bebé, que no lo quisiera para ti, una cuna, un moisés, una cochecito , todo lo que se pudiera con tal de que tú estuvieras lo mejor posible.

Ni siquiera me di cuenta cuando deje de comprarme cosas para mi, y tu sabes que los equipos de sonido y las computadoras son mi delirio.

...No te metas en mi vida?

Llegó el día en que naciste, hay que comprar algo para darles de recuerdo a los que te vinieran a conocer, dijo mamá: "hay que adaptar un cuarto para el bebé".

Desde la primera noche no dormimos. Cada tres horas como si fueras una alarma de reloj nos despertabas para que te diéramos de comer, otras te sentías mal y llorabas y llorabas, sin que nosotros nos sintiéramos tranquilos, pues a veces no sabíamos que te sucedía y hasta llorábamos contigo. . .

...No te metas en mi vida?

Todas las enfermedades te dieron y nosotros tuvimos que suspender muchas de nuestras salidas; Mamá ya estaba muy bien arreglada para ir a alguna reunión - después de meses de no salir-, yo estaba a punto de pasar por ella y me llamaba, cambio de planes, el niño tiene temperatura, no podremos ir. . . .

...No te metas en mi vida?

Empezaste a caminar, yo no sé cuando he tenido que estar más detrás de Ti, si cuando empezaste a caminar o cuando creíste que ya sabías. Ya no podía sentarme tranquilo a leer el periódico o a ver el partido de mi equipo favorito, porque para cuando acordaba, te perdías de mi vista y tenía que salir tras de ti para evitar que te lastimaras.

...No te metas en mi vida?

Todavía recuerdo el primer día de clases, cuando tuve que llamar al trabajo y decir que no podría ir, ya que tú en la puerta del colegio no querías soltarme y entrar, llorabas y me pedías que no me fuera, tuve, que entrar contigo a la escuela, que pedirle a la maestra que me dejara estar a tu lado ese día en el salón para que fueras tomando confianza, después de tanta confianza que tomaste, hasta te olvidaste de mi, la mayoría de las veces no sólo ya no me pedías que no me fuera, te olvidabas de despedirte cuando bajabas del auto corriendo para encontrarte con tus nuevos amiguitos.

...No te metas en mi vida?

Del colegio, recibía muy seguido notas: no hace caso, es indisciplinado, pelea con los demás, no quiere hacer sus tareas, se la pasa en los sanitarios, rayó la libreta de su compañerito, se lastimó un pié, se rompió una mano...... y aparte tengo que pagar para que asistas.

Fuiste creciendo y contigo fueron creciendo las aventuras, al grado que un día tuve que suplicar al director que no te expulsara.

...No te metas en mi vida?

La vecina apenas me veía llegar y se acercaba para decirme: "su niño, rompió un cristal de mi casa, rayó la pared, pelea con mi hijo, etc".

Seguiste creciendo, querías ir muy aprisa, te urgía conocer todos los lugares de diversión de la ciudad, apenas tenias 13 y ya querías ir a todas las fiestas de tus amigos que cumplían 15, ya no querías que te lleváramos a tus reuniones, nos pedías que una calle antes te dejáramos y pasáramos por ti una calle después, porque ya eres "cool", no querías llegar temprano a casa, te molestabas si te marcábamos reglas, no podíamos hacer comentarios acerca de tus amigos, sin que te volvieras contra nosotros, como si los conocieras a ellos de toda la vida y nosotros fuéramos unos perfectos desconocidos para ti; préstame el auto, me decías y me sentía el peor padre del mundo por no hacerlo. . . .

...No te metas en mi vida?

Constantemente mamá tiene que estar acomodando las mismas cosas de tu cuarto, incluso fuera las del piso, pues ella las arregla un día y al otro tiene que volverlo a hacer pues ya están desordenadas. .. .

...No te metas en mi vida?

Han pasado meses y las calificaciones no llegan, mamá y yo no queremos preguntarte para que no haya más problemas, pero de la escuela nos han llamado, hay que ir a hablar con la maestra, porque has reprobado y si no te apuras no aprobarás el curso. .. .

...No te metas en mi vida?

Cada vez sé menos de ti por ti mismo, sé mas por lo que oigo de los demás, ya casi no te gusta platicar conmigo, dices que nada más te estoy regañando, y todo lo que yo hago esta mal, o es razón para que te burles de mi, pregunto, ¿con esos defectos te he podido dar lo que hasta ahora tienes?, ¿seré entonces tan tonto y torpe ser humano? mamá se la pasa en vela y de pasada no me deja dormir a mí diciéndome: que no has llegado y que es de madrugada, sólo me buscas cuando hay que pagar algo o necesitas dinero para la escuela o salir; o peor aún, te busco yo, cuando tengo que llamarte la atención.......

...No te metas en mi vida?

Hoy me han llamado y me han dicho: Se ofrecerá, una misa de acción de gracias, para todos ustedes, con ocasión de que su hijo ha concluido sus estudios superiores; tú, me avisaste con desinterés, como si no te importara que yo asistiera, más sin embargo para mí ha sido una gran noticia, que me hace sentir muy feliz. ¿Cómo me lo voy a perder? me dije a mí mismo, y aquí estoy.

...No te metas en mi vida?

Sin duda a ésta frase y a mi reflexión cada uno de ustedes papás, pueden añadir grandes anécdotas, pueden corregir y aumentar y hasta cambiar el sentido, pero no quiero ni imaginar el hecho de que ustedes hubieran decidido no involucrarse en la vida de sus hijos, ¿qué hubiera pasado?.

De seguro algunos de ellos no estarían aquí. Si solo se hubieran metido inicialmente y luego hubieran abandonado la tarea, de alimentar, de educar, de cuidar; etc.. Muchos de los hijos no habrían logrado ninguna meta a pesar de sus esfuerzos. Si los papás no cuidaran lo que hacen, a donde van y con quien, quizá muchos ya no estarían entre nosotros, o quizá estarían en un hospital o presos de algún vicio.

Pero estoy seguro que ante estas palabras, "No te metas en mi vida..." podemos responder juntos.

Hijo, yo no me meto en tu vida, tu te has metido en la mía, y te aseguro, que desde el primer día, hasta el día de hoy, soy el hombre más feliz.

Papas, gracias por meterse en la vida de sus hijos, porque gracias a ello ahora podemos verlos realizados en una etapa más de su formación.

Sólo los padres que saben meterse en la vida de sus hijos, logran hacer de éstos, hombres y mujeres de bien.

Papás: ¡Muchas gracias!
Y para los hijos, valoren a sus padres, sin ellos no son perfectos, ustedes mucho menos, o si no, esperen un poco a que lleguen los críticos más implacables de esta vida....Sus propios hijos

Vale la pena?

Cuando las personas se encuentran con dificultades en la relación,tienden a culpar a su pareja.Ven claramente cual es el cambio que necesita hacer el otro para que la relación funcione, pero les es muy difícil ver que es lo que ellas hacen para generar los problemas, es muy común preguntarle a una persona en una sesión de pareja:
-¿Que te pasa?
-lo que me pasa es que él no entiende.

y yo insisto...

-¿Que te pasa a tí?
y ella vuelve a contestar:
-Lo que me pasa es que él es muy agresivo¡

Y yo sigo hasta el cansancio..
-¿pero que sientes tú?¿que te pasa a tí?
Y es muy difícil que la persona hable de lo que le esta pasando, de lo que esta necesitando o sintiendo.

Todos quieren siempre hablar del otro.
Es muy diferente encarar los conflictos que surgen en una relación, con la actitud de revisar: "que me pasa a mi", que enfrentarlos con enojo, pensando que el problema es que estoy con la persona inadecuada.

Muchas parejas terminan separandose a partir de la creencia de que con "otro", sería distinto, y, por supuesto, se encuentran con relaciones similares, donde el cambio es sólo el interlocutor.

Por eso, frente a los desacuerdos vinculares, el primer punto es tomar conciencia de que las dificultades son parte integral del camino del amor. No podemos concebir una relación íntima sin conflictos.

La salida sería dejar de lado la fantasía de una pareja ideal, sin conflictos, enamorados permanentemente.

Es sorprendente ver cómo la gente busca esta situación ideal.

...Y cuando el señor x se dá cuenta de que su pareja no corresponde con ese modelo romántico ideal y novelesco, insiste en decirse que otros sí tienen esa relación idílica que él está buscando, sólo que él tuvo mala suerte... porque se caso con la persona inadecuada.(?)

¡NO¡
No es así.
No se caso con la persona inadecuada.

Lo unico inadecuado es su idea previa sobre el matrimonio, la idea de la pareja perfecta.
En cierto modo me serena saber que esto que no tengo, no lo tiene nadie, que la pareja ideal es una idea de ficción y que la realidad es muy diferente.
El pensamiento de que el pasto del vecino es más verde o que el otro tiene eso que yo no alcanzo, parece generar mucho sufrimiento.

Quizá el apreder estas verdades pueda liberar a algunas personas de estos tóxicos sentimientos.

La realidad mejora cuando me decido a disfrutar lo posible, en lugar de sufrir porque una ilusión o una fantasía no se dan.

La propuesta es:

"HAGAMOS CON LA VIDA POSIBLE...
LO MEJOR POSIBLE"...

Sufrir porque las cosas no son como yo me las había imaginado, no sólo es inútil, sino que además es infantil.

Esta es pues la nueva propuesta, empezar a pensar la pareja desde otro lugar, desde el lugar de lo posible y no del ideal.

Por eso es que vamos a intentar ver los conflictos no sólo como un camino para superar mis barreras y poder acercarme así al otro, sino también como un camino para encontrarme con mi compañero, y por supuesto, a partir de lo dicho, como un camino para producir el transformador encuentro conmigo mismo.

Estar en pareja ayuda a nuestro crecimiento personal.
La relación suma, por eso vale la pena.

Vale....la PENA (es decir,vale penar por ella)
Vale el sufrimiento que genera.
Vale el dolor con el que tendremos que enfrentarnos, y es valioso porque cuando lo atravesamos, ya no somos los mismos, hemos crecido, somos mas conscientes, somos más plenos.

" Amarse con los ojos abiertos" (fragmento)
Jorge Bucay

Ama

Por Julio Pagano

Centrado en mi corazón, trasciendo los límites de la razón y creo con estas letras cristalinas un portal dimensional que es capaz de hacerte vivir qué tan profundo se puede ir a través de las palabras para hacerte sentir acompañado. Poco a poco este texto se abrirá, como si fuese una bella y delicada flor, dejando ver en su interior la luz de la nueva humanidad que entre todos vamos gestando al elegir continuar vibrando en la frecuencia del amor. No te detengas. Amá.

Hilos de luz comienzan a danzar. Fluyen con los armónicos sonidos de una música celestial que los anima a concebir formas sagradas. Cada figura se funde con las demás, revelando que todo es Uno. Este fascinante entrelazamiento luminoso genera ahora una refulgente esfera dorada que suavemente te guía hacia tu espacio interior más inocente y puro, donde reina una infinita sensación de paz, plenitud y libertad. El portal dimensional se abre. Todo tu corazón lo siente.

Un vibrante campo de energía sutil va plasmando en imágenes a todos aquellos hermanos que intensamente trabajan para ayudar a humanizar. Desde una perspectiva más elevada, pueden verse como si fuesen puntos de luz que clarifican la trama que sustenta la vida. Cada uno sabe que también hay otros que contra vientos y mareas hacen su tarea, y eso los alienta a no bajar los brazos, pues la Tierra necesita de firmes canales que le aporten vibraciones más refinadas.

Por donde mires, sólo verás amor. Estás dentro de un reluciente espacio destinado a recordar que amar es el camino para regresar al Hogar. Amando iluminamos. Amando despertamos. Amando celebramos. Sólo tenemos que darnos el permiso de amar para que otras personas adviertan que en vez de llorar podrían reír, al comprender que el amor enseña sin que medie la insensatez, la marginación, el miedo o el sufrimiento. Amar es la clave que activa el cambio.

Por amor estas palabras abrazaron tu espíritu y te llevaron hacia tu cielo interno, de modo que sepas que estás acompañado en esta sensible y audaz labor de alumbrar amando. Confiá. Vas bien. La humanidad renace gracias al empuje de más seres como vos, que superan obstáculos y se animan a volar, abriendo el corazón, para irrigar gotas de consciencia que resplandecen y enriquecen la existencia. No existe fuerza más poderosa que el amor. Continuá volando. Amá.

Cuál es la verdad?

Aquello que decidimos creer será nuestra verdad.

Cuando nos preguntamos si algo es verdadero o falso, podemos obtener dos respuestas correctas, una afirmativa y otra negativa.

El vaso está medio lleno o medio vacío, depende del observador.

Somos libres de creer lo que queramos y hay infinitos pensamientos que podemos elegir pensar. Sin embargo solemos pensar lo que nuestros padres, sociedad, etc., nos inculcaron.

Si tenemos pensamientos que nos perjudican, podemos elegir cambiarlos por otros que nos beneficien.

Cada pensamiento posee una energía que nos beneficiará o nos perjudicará.

Somos capaces de proyectar en nuestro mundo solo lo que vemos dentro de nosotros.

Si somos incapaces de ver en nosotros amor, compasión, tolerancia, respeto, cooperación, altruismo, seguridad, abundancia y demás virtudes, jamás las veremos en nuestro mundo. Si reconocemos que somos parte del Creador, (y si somos parte, en nosotros está el todo) nuestra existencia se elevaría.

Es la inarmonía que actúa en nuestros propios sentimientos, lo que nos aleja de lo bueno de la vida.

Hay una acción vibratoria que afecta a nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestro cuerpo. Elevando esa vibración a través del amor podemos mejorar nuestra vida.
No podemos solucionar nada condenándolo; solo incrementaremos la energía destructiva que ya está impregnando la atmósfera de nuestra vida.

Cuando reaccionamos ante las energías más bajas nos topamos con nuestras propias energías bajas, preparamos una situación que atrae más energía baja.

Por ejemplo, si alguien nos hace daño y nosotros respondemos odiándolo, estamos participando en un campo de energía más baja y perjudicando a quienes entren en ese campo incluido nosotros.

Si atacamos/criticamos a alguien que nos ataca/critica, intentamos remediar la situación condenándola. No apliquemos las energías debilitadoras de los que nos rodean, no podrán tocarnos si funcionamos con las energías más altas porque anulan y transforman las más bajas y lentas.

Hemos sido creados para crear amor, ser amorosos y expresar belleza y bienestar. Digamos que queremos mantener nuestro cuerpo sano y esbelto, para ello tenemos que entender que nunca podremos atraer lo atractivo a nuestra vida, detestando nada de lo que nosotros hemos permitido convertirnos, porque el odio emite una contra fuerza de odio que anula nuestros esfuerzos.

Debemos elevarnos convertirnos en el amor que buscamos, la felicidad que deseamos, la paz que precisamos, la salud que necesitamos, la ilimitada abundancia que ansiamos y así al serlo, lo atraemos hacia nosotros.

Al lamentar su carencia, garantizamos que lo indeseado siga manifestándose en nuestra vida.

Si tenemos enfermedad, miedo, angustia, depresión, falta de amor o incapacidad para atraer lo que deseamos, revisemos seriamente sobre cómo los hemos atraído. La baja energía es una pauta atrayente, es más fácil culpar, quejarse, criticar, enfadarse, engañar.

Lo que nos disgusta aparece porque nosotros lo hemos pedido, seguramente en un nivel inconsciente. Sin embargo, si deliberadamente elevamos nuestro nivel de energía y nos enfocamos en buenos sentimientos, en lo bueno que ya tenemos, en nuestros logros, en lo que deseamos para nosotros sin experimentar su falta, agradecemos y nos sentimos bien, eliminaremos todos los obstáculos que nos hemos creado ellos se encuentran en el espectro de la baja energía.

Por eso es imprescindible buscar modos de mantenernos con energía elevada y aunque no es sencillo, tampoco es imposible y la recompensa es grandiosa.

Amplian la lista de los trastornos mentales

La hipersexualidad, los atracones compulsivos y la bipolaridad son algunas de las propuestas de la Asociación de Psiquiatría en EE.UU.


NUEVA YORK.? Existe una enciclopedia psiquiátrica de desórdenes mentales, el manual que determina la línea que la sociedad utiliza para diferenciar entre lo normal y lo anormal, entre excentricidad y enfermedad, entre comportamientos indulgentes y destructivos. En resumen, cuándo y cómo se debe tratar a los pacientes.

La esperada revisión, que se publicará en la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Desórdenes Mentales (DSM, por sus siglas en inglés), previsto para 2013, sería la primera en una década.

Durante meses, los especialistas responsables de esa revisión fueron objeto de intensa especulación y algunos de los cambios se discutieron en profundidad, como incluir el diagnóstico del síndrome de Asperger dentro de la categoría más amplia del autismo.

Pero otros, incluida una alternativa al desorden bipolar en los chicos, se anunciaron recién el martes pasado. Los expertos afirmaron que las recomendaciones, publicadas en el sitio DSM5.org y abiertas al comentario público, podrían generar cambios rápidos en diversas áreas de la psiquiatría.

"Cualquier cosa que se incluya en ese libro, cualquier pequeño cambio tiene enormes consecuencias no sólo para la psiquiatría, sino también para el mercado farmacéutico, la investigación, el sistema legal, para quien será considerado normal o discapacitado", explicó el doctor Michael First, profesor de psiquiatría de la Universidad de Columbia, que editó la cuarta edición del manual pero no forma parte de la quinta.

Uno de los cambios significativos sería la inclusión de un desorden infantil llamado "trastorno de desregulación del temperamento con disforia", consecuencia de investigaciones recientes que mostraron que muchos niños agresivos e irritables, diagnosticados con desorden bipolar en realidad no lo padecían.

Este error de diagnóstico llevó a muchos chicos a tomar poderosas drogas antipsicóticas, con graves efectos secundarios y que incluían cambios metabólicos.

"El tratamiento del trastorno bipolar es primero con fármacos, después con más fármacos y al final con más fármacos? dijo el doctor Jack McClellan, psiquiatra de la Universidad de Washington que no está trabajando en el manual?. Mientras que si estos niños tuvieran un desorden de comportamiento, el primer tratamiento sería conductista."

A través de una comunicación telefónica, el doctor David Shaffer, psiquiatra infantil de Columbia, explicó que él y sus colegas del panel que trabajan en la revisión del manual "querían incluir un diagnóstico que capturara las alteraciones de comportamiento y de humor", con el fin de impulsar cautela en el diagnóstico de trastorno bipolar.

Como es de esperar, los expertos opinaron de manera diversa frente a la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, que publica el manual. Algunos estaban aliviados de que el equipo (que incluye neurólogos y psicólogos, además de psiquiatras) revisara la versión anterior, más que reescribirla. Otros criticaron a los autores, diciendo que muchos diagnósticos que figurarían en el manual todavía carecerían de una base científica rigurosa.

Para lograr caracterizar a todos los pacientes, los autores proponen utilizar medidas como "suave" o "severo" y clasificaciones de síntomas, como la ansiedad, que se encuentra tanto en los desórdenes de personalidad como en la depresión.

"En la versión actual, una persona puede tener o no cierto trastorno según el número de síntomas que presenta ?explica Darrel A. Regier, director de investigaciones de la Asociación y, junto con David J. Kupfer, de la Universidad de Pittsburgh, copresidente del grupo de trabajo?. Pero muchas veces no es así en la realidad. Alguien con esquizofrenia puede tener síntomas de insomnio o de ansiedad; éstos no están dentro de los criterios de diagnóstico para la esquizofrenia, pero afectan la vida de los pacientes y nos gustaría poder medirlos."

Durante la conferencia telefónica del martes, Regier, Kupfer y otros miembros del equipo explicaron las revisiones que estaban planeando. Piensan hacer cambios semánticos que algunos psiquiatras esperan desde hace años, como "discapacidad intelectual" en vez de "retardo mental" o "adicción" por "abuso de sustancias".

Las más controvertidas
Una de las propuestas más controvertidas fue la de intentar identificar "síndromes de riesgo"; es decir, el riesgo de desarrollar una patología como la esquizofrenia o la demencia. Sin embargo, estudios entre adolescentes identificados con alto riesgo de desarrollar psicosis, por ejemplo, encontraron que, en realidad, el 70% o más nunca la padecen.

También propusieron agregar desórdenes que seguramente pasaran a ser parte del lenguaje vernáculo. Uno, una nueva descripción de la adicción sexual o "hipersexualidad", que es cuando "se consume gran cantidad de tiempo en fantasías e impulsos sexuales; así como planificando, o dedicado al comportamiento sexual".

Otro es el trastorno del atracón, definido como darse por lo menos un atracón por semana durante tres meses (comer mucha comida, rápido y hasta sentirse mal) acompañado por un gran sentimiento de culpa y de decaimiento.

"Esto no es comer en exceso, como todos hacemos ?explica B. Timothy Walsh, psiquiatra de Columbia y del Instituto Psiquiátrico del estado de Nueva York que está trabajando en el manual?. Presupone una mayor pérdida de control, mayor consternación y más profundos sentimientos de culpa e infelicidad."

UNA HERRAMIENTA PSIQUIATRICA
El DSM es una herramienta de diagnóstico mediante la descripción del trastorno psiquiátricos o los síntomas, la especificación de algún trastorno de personalidad o del desarrollo y las tensiones psicosociales en la vida cotidiana, y la evaluación del funcionamiento general.

Reflexión

En el silencio de mi pensamiento percibo todo mimundo interno como si fuera una semilla, de algunamanera pequeña e insignificante pero tambiénpletórica de potencialidades...Y veo en susentrañas el germen de un árbol magnífico, el árbolde mi propia vida en proceso de desarrollo.
En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritudel árbol que será después. Cada semilla sabe cómotransformarse en árbol, Cayendo en tierra fértil,absorbiendo los jugos que la alimentan,expandiendo las ramas y el follaje, llenándose deflores y de frutos, para poder dar lo que tienenque dar.
Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. Ytantas son las semillas como son los sueños secretos.
Dentro de nosotros, innumerables sueños esperan eltiempo de germinar, echar raíces y darse a luz,morir como semillas... para convertirse en árboles.
Árboles magníficos y orgullosos que a su vez nosdigan, en su solidez, que oigamos nuestra vozinterior, que escuchemos la sabiduría de nuestrossueños semilla.
Ellos, los sueños, indican el camino con símbolosy señales de toda clase, en cada hecho, en cadamomento, entre las cosas y entre las personas, enlos dolores y en los placeres, en los triunfos yen los fracasos.
Lo soñado nos enseña, dormidos o despiertos, avernos, a escucharnos, a darnos cuenta.
Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos oen relámpagos de lucidez enceguecedora.
Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos...
Y un día, mientras transitamos este eternopresente que llamamos vida, las semillas denuestros sueños se transformarán en árboles, ydesplegarán sus ramas que, como alas gigantescas,cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazonuestro pasado y nuestro futuro.
Nada hay que temer... una sabiduría interior lasacompaña... porque cada semilla sabe... cómollegar a ser árbol...

Jorge Bucay

Premios

Design by Blogger Templates