Entrada destacada

LHT Técnica Light Healing ®

Light Healing® es una técnica de sanación espiritual que combina coaching y PNL con terapias florales y sanación akashica. El objetivo es e...

Aprender a ser felices


Me parece que la primera cosa que tendríamos que enseñar a todo hombre que llega a la adolescencia es que los humanos no nacemos felices ni infelices, sino que aprendemos a ser una cosa u otra y que, en una gran parte, depende de nuestra elección el que nos llegue la felicidad o la desgracia.

Que no es cierto, como muchos piensan, que la dicha pueda encontrarse como se encuentra por la calle una moneda que pueda tocar como una lotería, sino que es algo que se construye, ladrillo a ladrillo, como una casa.

Habría también que enseñarles que la felicidad nunca es completa en este mundo, pero que, aun así, hay raciones más que suficientes de alegría para llenar una vida de jugo y de entusiasmo y que una de las claves está precisamente en no renunciar o ignorar los trozos de felicidad que poseemos por pasarse la vida soñando o esperando la felicidad entera.

Sería también necesario decirles que no hay "recetas" para la felicidad, porque, en primer lugar, no hay una sola, sino muchas felicidades y que cada hombre debe construir la suya, que puede ser muy diferente de la de sus vecinos.

Y porque, en segundo lugar, una de las claves para ser felices está en descubrir "qué" clase de felicidad es la mía propia. Añadir después que, aunque no haya recetas infalibles, sí hay una serie de caminos por los que, con certeza, se puede caminar hacia ella.

José Luis Martin Descalzo

Convivimos


Durante nuestra vida convivimos, muchas veces con sensaciones,
sin quererlas o desearlas, pero también con otras
que no valoramos en la medida que se merecen.

Convivimos con:
La angustia, el dolor, la duda, la soledad, la ansiedad,
la mentira, el temor, el rechazo, el desprecio, la venganza la propia y
 la ajena, con el silencio, con el mal, con el rencor,
con la rutina, con los desencantos, con los prejuicios,
con la falta de humildad, con la ausencia de valores y principios,
con la critica nuestra y la de ellos, con la ingratitud,
con soberbia de los inútiles que no pueden amar, con la incomprensión,
con la inseguridad, con la falta de ilusión, con el conformismo,
con el odio, con el olvido, con la pérdida, con la falta de libertad,
con el pasado sin resolver, con la indiferencia, con los malos pensamientos,
sin el perdón, con la envidia del otro y la de uno, con la falta de Fe,
sin un rumbo a seguir, con la impaciencia, con el mal humor de uno
y el de los demás, con la impotencia de no poder, con el aburrimiento,
con la palabra demás...

Más, siempre hay un más, también convivimos con:
El humor, con la alegría, con la risa de uno y la de los demás,
con los colores que nos traen paz y armonía, con el sol que nos da energía,
con la lluvia que no nos molesta, de las caminatas por la tarde,
con las sorpresas agradables, con las primeras brisas de primavera
y con cada una de las estaciones del año que nos enseñan entre otras cosas,
no todo es frío o calor, con la posibilidad de conocer la felicidad,
de dar amor y de ser correspondido, con la búsqueda de la verdad,
con la imaginación, con el bien, con un futuro mejor construido por uno,
con el cariño, con el amor, con los afectos, con los abrazos,
con las caricias, con la amistad, con charlas placenteras con amigos,
con el compañerismo, con la lealtad, con la Fe,
con proyectos posibles e imposibles, con las distintas manifestaciones del arte,
con la lectura, la música que nos transporta a lugares que uno solo conoce,
con fragancias y perfumes que nos dan lugar al placer,
con los recuerdos nostálgicos, y con el otro...

¿Tu con que quieres convivir?

Acupresión para aliviar cefaleas


Masaje de acupresión promueve los flujos de sangre y la energía, los meridianos suaviza y regula los órganos, y por lo tanto beneficia a la condición física en general. Mediante la selección de los punt os de acupuntura y técnicas adecuadas, masaje de acupresión puede ser un tratamiento complementario eficaz para muchos problemas de salud. En general, usted sólo tiene que seleccionar un plan de masaje apropiado que Su su su salud necesita, lleve a cabo en la mañana y por la noche y hacer que dure 20-30 minutos cada vez. Al amasar o pulsando sobre puntos concretos, debe haber suficiente fuerza como para provocar entumecimiento o dolor, mientras se frota o la liquidación debe crear una sensación de calor. Esta sección presenta los planes de masaje para algunos problemas de dolor de cabeza comunes, que se recomienda el uso de una o dos veces al día o según sea necesario.

Masaje para aliviar el dolor de cabeza

Un dolor de cabeza es un síntoma de muchas enfermedades agudas y crónicas. Medicina Tradicional China (MTC) afirma que el dolor de cabeza es, ya sea debido a las obstrucciones de patógenos o alimentación insuficiente en la región de la cabeza. Masaje de acupresión es el más adecuado para el dolor de cabeza debido a la tensión de gripe, migraña o muscular. Vea la tabla de arriba para números de los pasos para que coincida con las instrucciones de abajo.

1. Prensa y amasar entre las cejas 30 veces.
2. Limpie la frente con los nudillos medias de los dedos índice, 30 veces.
3. Amasar con el pulgar los templos 30 horas, a continuación, limpie de nuevo hacia la línea del cabello 30 veces.
4. Presione y amasar las depresiones por debajo del hueso occipital (GB20), en la parte inferior del cráneo, 30 veces.
5. Aprieta los puños y golpeó el centro de la parte posterior del hombro del lado opuesto (Gb21), 15 veces de cada lado.
6. Nip y amasar la parte media de la web de palma, entre el pulgar y el dedo índice (LI4), 30 veces en cada mano.

Añadir los siguientes pasos para personas con:

Migraña:

7. Utilice los dedos del medio para amasar las esquinas de la frente dentro de la línea del cabello (ST8), 30 veces. Firmemente vuelva a limpiar el templo del lado afectado, 20 veces. Nip y amasar la parte posterior del antebrazo de 2 traveses de dedo por encima de la muñeca (SJ5), 30 veces de cada lado. Nip y amasar en la parte posterior de la palma de la mano entre el anillo y el dedo meñique (SJ3), 30 veces en cada lado.

Dolor de cabeza Situado en La Corona:

8. Amasar el centro de la corona de la cabeza (Du20), 30 veces.
9. Amase la parte frontal del antebrazo, 2-dedo de anchuras por encima de la línea media de la muñeca (PC6), 30 veces en cada lado.
10. Amasar el dorso del pie en la depresión entre el dedo gordo y el segundo dedo (LR3), 30 veces de cada lado.
11. Frote el centro de la planta del pie (KL1), 30 veces en cada lado.

Dolor de cabeza Ubicado En La Parte posterior del cuello:

4. Amasar la parte posterior de la cabeza con los pulgares, 30 veces.
7. Amase la base del dedo meñique (Si3), 30 veces de cada lado.


Tener / Retener


Las realidades más grandes y más bellas, tanto más las tendrás cuanto menos las poseas y retengas.

Si quieres tener el mar, contémplalo, abre tus manos en sus aguas y todo el mar estará en ellas; porque si cierras tus manos para retenerlo, se quedarán vacías.

Si quieres tener un amigo peregrino, déjalo marchar y lo tendrás; porque si lo retienes para poseerlo, lo estarás perdiendo, y tendrás un prisionero.

Si quieres tener el viento, extiende tus brazos y abre tus manos todo el viento será tuyo; porque si quieres retenerlo te quedarás sin nada.

Si quieres tener a tu hijo, déjalo crecer, déjalo partir,  que se aleje, y lo tendrás maduro; porque si lo retienes poseído lo pierdes para siempre.

Si quieres tener el sol y gozar de su luz maravillosa abre los ojos y contempla; porque si los cierras para retener la luz que ya alcanzaste, te quedarás a oscuras.

Goza de la mariposa que revolotea, goza del río que corre huidizo, goza de la flor que se abre cara al cielo; goza teniendo todo y sin poseerlo, retenerlo.

¡Sólo así gozarás de la vida, sabiendo que la tienes sin poseerla, dejándola correr sin retenerla!

La vejez: una innombrable


POR ANÍBAL VILLA SEGURA / ESPECIAL PARA BUENA VIDA 23/08/12 - 17:30 La historia de la palabra “viejo” es interesante. Surgió hace varios siglos, como una manera de catalogar las cosechas de años anteriores, que eran almacenadas como riqueza y reserva. A la producción del vino también le correspondió la misma denominación como distintivo de calidad y buena bebida. La noción de “viejo” fue honorable en los pueblos prehistóricos, ya que el paso de los años en sus miembros era un motivo de orgullo para el clan, transformándolos en depositarios del saber y la memoria que los contactaba con los antepasados.
No pasó lo mismo con los tiempos de la Historia. En Egipto, Grecia y Roma, los viejos tenían dos alternativas. O formaban parte de una gerontocracia dueña del poder o pasaban a ser materia humana descartable, ya que a partir de los 40 años eran inútiles para la guerra, los trabajos rurales o de las grandes “polis”. Con el advenimiento del Cristianismo, la situación se mantuvo. El viejo, o era parte de las cúpulas eclesiales y reales o se transformaba en objeto de piedad por su mendicidad.
La historia de Occidente marcó la historia de los viejos, que fueron cada vez mas excluidos del contexto social. Excepciones fueron aquellos que se destacaron por su sabiduría. Desde Sócrates, pasando por Galileo y llegando a Einstein, su condición de vejez fue pasada por alto. Estas prerrogativas no podían ser trasladadas a un conjunto poblacional que iba en aumento.
La palabra “viejo” y el mismo concepto de vejez se fueron llenando de violencia y cuando las palabras, generadoras de sentido por excelencia, son capturadas por intensas emociones promueven conductas. Desprecio, exclusión, hastío. Es muy curioso ver cómo los avances tecno-científicos de los que estamos orgullosos generan al mismo tiempo una situación insatisfactoria. No parece prestarse atención al hecho de que una civilización avanzada científicamente promueve que los sujetos y las poblaciones envejezcan.
Buscando algunas causas, podríamos plantear que el error cometido bajo la influencia del modelo médico fue concebir la vejez como una enfermedad o como un ciclo vital cargado de patología propia, cuando ésta no es sino la acentuación de problemas que ya existen en la edad adulta. Un ejemplo de ello es que por años se consideró la hipertensión arterial, la arteriosclerosis y los cánceres como enfermedades degenerativas de los viejos. Hoy se sabe que estas tres patologías se presentan en todas las edades de la vida, incluso en la infancia.
Cada vez que las palabras son saturadas, se buscan equivalentes más benignos. Es el caso de ancianidad o longevidad e incluso se llega a adscribirles un sentido extra. Así decimos que la ancianidad es igual a venerabilidad y sabiduría (en particular, en las sociedades orientales), o a vulnerabilidad y decadencia (preferentemente, en las sociedades occidentales modernas). Sin embargo, la palabra “viejo” y sus adjetivaciones siguen siendo un estigma.
En Argentina, las leyes son claras, lo que implica que las personas mayores son sujetos de derecho y no, solamente, objetos de protección, por lo tanto, disfrutan de garantías, pero también tienen responsabilidades respecto de sí mismos, su familia y la sociedad. Sin embargo, opinamos que esto sólo será efectivo cuando se den profundas transformaciones culturales. Para esto, es necesario indagar en la gran productividad artística de nuestro país.
§ Su puesta en escena
En Buenos Aires, el teatro alejado del circuito comercial constituye un gran ejemplo. Desde el año pasado, la obra Viejo, Puto y Solo traduce lo que decimos. Esta denominación, desde ya, convoca palabras llenas de sentido violento y peyorativo; quien pretenda verla no encontrará un mensaje dulce y salvador. En medio de un clima hostil, la emoción aparece y la propuesta se construye mostrando, como una fotografía en movimiento, lo que pasa aquí cerca y la sociedad oculta, calla y acepta. Las víctimas están al lado nuestro. Excelentemente actuada y dirigida no ofrece soluciones pero plantea problemas. (1) Amar, en otra sala, sugiere situaciones más genéricas. Cuando superamos esquemas o palabras que alienan y estructuran nuestro mundo, cunde la desesperación y frente a ello la salida no se encontraría en la mera angustia pesimista, sino en aquellos impulsos que nos llevan a construir, generando nuevos sentidos para el amor, la pareja, los hijos y la vejez. (2) § ¿Qué más podemos esperar del arte?
Siempre podemos pedir y esperar más, como en esa magnifica y poética canción de Pablo Milanés, que entre nosotros tuvo en Mercedes Sosa una memorable intérprete, Años:
“ El tiempo pasa,Nos vamos poniendo viejos ya el amor no lo reflejo, como ayer.En cada conversación, cada beso, cada abrazo, se impone siempre un pedazo de razón…”
La famosa frase “juventud divino tesoro” la podríamos completar diciendo, vejez divina reserva… Casi, casi como en la antigüedad.
(1) Viejo, Puto y Solo, Espacio Callejón
(2) Amar, Camarín de las Musas
El autor es psiquiatra, psicoanalista y ex titular de Ética y Salud Mental de la UBA http://www.clarin.com/


Salud cuántica



Por Deepak Chopra 

Veamos el mecanismo de la percepción y cómo creamos lo que llamamos el Universo material. Hay un experimento que Uds. pueden hacer: se ponen unas moscas en un frasco grande con tapa durante varios minutos. Si al cabo de ese tiempo, se quita la tapa, el 99.9% de las moscas no pueden salir del frasco. En base a esta experiencia sensorial inicial, las moscas y su mente-cuerpo, o lo que sea, han estructurado un compromiso consigo mismas de que ése es el límite de su universo. No pueden escapar de él, excepto una o dos de las pioneras que se las arreglan para salir. En la India se entrenan elefantes. Se hace algo interesante: se toma un elefante bebé y se le ata con una cuerdita a una planta durante varias semanas. Cuando este elefante crece, si se le ata con una cadena a un árbol, puede romper la cadena o arrancar el árbol, pero si se le ata a una planta con una cuerdita similar a la original, no podrá escapar. Cumple el compromiso con su cuerpo-mente, esa es su prisión. Este fenómeno se conoce entre los psicólogos como "compromiso cognoscitivo prematuro". Es un compromiso que hacemos con nuestro cuerpo-mente que finalmente estructura nuestra realidad. El sistema nervioso se desarrolla como respuesta a los estímulos nerviosos. Eso crea una cierta percepción del mundo y esa percepción del mundo estructura un sistema de creencias. Luego el sistema nervioso tiene una sola función: reforzar el sistema de creencias. De manera que el dicho "ver para creer" es al revés: "creer para ver". De aquí que si no se cree en algo, no se le ve y no se le oye, no se le puede tocar, gustar, ni oler. Por ejemplo, el ojo humano puede ver entre 3.70 y 7.90 billonésimas del espectro. Esto se puede entender, pero normalmente sólo puede ver dentro de esos límites. Todo lo que sobrepase estas longitudes de onda, no existe para nosotros. Hay instrumentos o aparatos científicos que extienden esos límites, pero sólo un poco. Lo que percibimos no es exactamente la realidad. No es el aspecto real del mundo. Es literalmente nuestra manera de mirarlo. Las diferentes especies (de animales) lo ven diferente. Si uno pasea con su perro, verá que huele un universo completamente diferente al nuestro, oye lo que uno no puede oír. Sir John Eccles, fisiólogo británico actualmente australiano, quien también ganó el Premio Nobel, dijo: No existen colores en el mundo real, no hay textura en el mundo real, ni olores, ni belleza, ni fealdad. Son todas realidades perceptuales, estructuradas en nuestra propia consciencia. Lo creamos todo mediante nuestra interacción. Es un hecho que el Universo está compuesto por campos de fuerza y campos de materia que provienen de un sólo campo unificado. Hoy, los científicos afirman que todo lo que uno percibe proviene de cuatro fuerzas básicas del universo: la gravedad (la gravitación universal), que hace que gire el mundo, mantiene unido al planeta; la electricidad que produce el calor, la luz, etc.; el magnetismo que hace que funcione la pantalla de televisión y todas las demás cosas de nuestra tecnología moderna; y la gran fuerza que mantiene unido el núcleo del átomo, es una fuerza muy grande y por eso da la impresión de que en verdad existe la materia. Los científicos sostienen que estas fuerzas provienen de una única fuerza fundamental dentro de la naturaleza, denominada "campo unificado". Y nosotros también somos parte de ello, porque es todo lo que hay. El espacio, el tiempo, todo lo que llamamos el universo material, se encuentra estructurado como resultado de la fragmentación y expresión de estas fuerzas naturales. Como científicos, denominamos a este proceso "fragmentación simétrica" y su expresión es lo que denominamos "objetos materiales", separados unos de otros en espacio y tiempo. Pero en realidad, lo que experimentamos como materia es algo que sólo sucede en la consciencia. Todo el mundo exterior se compone simplemente de campos energéticos y estos campos energéticos son, en realidad, un sólo campo. El espacio y el tiempo también son parte de este campo energético. De alguna manera este campo se fragmenta mediante la percepción. Podemos convertir ese campo energético en experiencia de sonido, gusto, forma, color, etc. Sólo es así dentro de nuestra mente. Sin embargo, la base científica de la Medicina de hoy es una superstición. Y esta superstición es que todo el mundo está compuesto por materia y que los cuerpos humanos también son materiales, y que el universo está compuesto de objetos separados que se relacionan en el espacio y el tiempo. La superstición del materialismo es, literalmente, la causa de nuestra lógica en la medicina occidental y en lo que podríamos llamar, medicina contemporánea. Toda la lógica de la medicina contemporánea se basa en esta superstición de que solamente somos máquinas físicas que han aprendido a pensar. Podríamos decir, que nuestra medicina contemporánea ve el cuerpo como una escultura congelada. Si uno no puede digerir todo lo que comió, simplemente toma un Alkaseltzer y se "soluciona" el problema. Si no puede dormir de noche, se toma una pastilla para dormir. Y así con todas estas píldoras mágicas que tenemos. ¿Está ansioso? Tómese un tranquilizante. Se supone que le dará tranquilidad. Si tiene una infección, tome un antibiótico. Si tiene cáncer dese quimioterapia, radiación. Si tiene dolor en el pecho, tome nitroglicerina, o mejor aún, hágase una operación de "bypass". Y así, sucesivamente. Hoy, todavía estamos buscando todo tipo de pastillas mágicas. El hecho es que existe una gran desilusión, incluso dentro de la profesión médica, con respecto a este enfoque porque simplemente no funciona. Es un enfoque sintomatológico que no llega a la causa básica de la enfermedad, enmascara los síntomas de las enfermedades con tranquilizantes y pastillas para dormir. Las prescripciones médicas resultan ser la causa No. 1 de drogadicción en el mundo. La Asociación Médica de California acaba de completar un estudio, subsidiado por una entidad de seguros de salud, que demuestra más allá de toda duda, de que en este país ocurren 80 000 muertes por año a causa de infecciones adquiridas en los hospitales, como resultado de organismos resistentes a los antibióticos. Y aún en cáncer, donde creemos que estamos haciendo grandes adelantos, si observamos las últimas décadas, en los últimos 40 años encontraremos que la mortalidad (por edades) atribuible al cáncer, no ha cambiado ni siquiera el 1%, sino que más bien ha aumentado. Se sabe que algunos tipos de cáncer son curables, por ejemplo el Hodgkins y otros. Y aún así, la comunidad médica que se ocupa de la inmunología teme que en el futuro la causa más frecuente de cáncer sea su mismo tratamiento, porque utilizamos drogas tan poderosas que equivalen literalmente a una guerra nuclear dentro de nuestro cuerpo que destruye el sistema inmunológico y nos hace más susceptibles a otros tipos de infecciones y a otros tipos de cáncer más terribles. Si Uds. pudieran ver el cuerpo físico, desde el punto de vista de un investigador de la física cuántica, se darían cuenta que está compuesto por átomos y que los átomos están dispuestos a través de espacios vacíos, apareciendo, desintegrándose, desapareciendo constantemente. Estas partículas no son objetos materiales, aunque parezcan serlo; en realidad, son fluctuaciones de energía en el campo energético.




Cuando las circunstancias cambian, yo cambio de actitud. ¿Usted que hace?   

Disolver el cuerpo dolor

Pot E. Tolle


La mayor parte del dolor humano es innecesario. Lo crearás tu mismo mientras la mente no observada dirija tu vida. El dolor que produces en el ahora siempre surge de una falta de aceptación, de una resistencia inconsciente a lo que es.
Como pensamiento, la resistencia es un juicio de algún tipo. Como emoción, es algún tipo de negatividad. La intensidad del dolor depende del grado de resistencia al momento presente y ésta, a su vez, depende de lo fuerte que sea tu identificación con la mente. La mente siempre trata de negar el ahora y de escapar de él.
En otras palabras: cuanto más te identificas con tu mente, más sufres. O puedes decirlo de este otro modo: cuanto más capaz seas de valorar y aceptar el ahora, más libre estarás del dolor y del sufrimiento, más libre de la mente egotista.
Algunas enseñanzas espirituales afirman que, en último término, todo dolor es ilusorio. Eso es cierto, pero la cuestión es: ¿es una afirmación verdadera para tí? El mero hecho de creerla no hace que sea verdad. ¿Quieres seguir experimentado dolor el resto de tu vida y continuar diciendo que es una ilusión? ¿Te liberas así del dolor? Lo que nos importa aquí es cómo plasmar esa verdad, cómo hacerla real en tu propia experiencia.
El dolor es inevitable mientras sigas identificándote con tu mente, es decir, mientras sigas siendo espiritualmente inconsciente. Me refiero básicamente al dolor emocional, que también es la principal causa del dolor físico y de las enfermedades físicas. El resentimiento, el odio, la autocompasión, la culpabilidad, la ira, la depresión, los celos, e incluso la menor irritación..., todos ellos son formas de dolor. Y cada placer o cumbre emocional contiene dentro de sí la semilla del dolor: su opuesto inseparable, que se manifestará con el tiempo.
Cualquiera que haya tomado drogas para sentirse "mejor" sabe que después de la subida viene la bajada, que el placer se convierte en algún tipo de dolor. Muchas personas saben también que las relaciones íntimas pasan rápidamente de ser una fuente de placer a convertirse en una fuente de dolor. Vistas desde una perspectiva superior, las polaridades positiva y negativa son las dos caras de la misma moneda, y ambas forman parte del dolor subyacente, inseparable del estado de conciencia del ego en el que te identificas con la mente.
Tu dolor tiene dos niveles: el dolor que creas ahora y el dolor del pasado que aún vive en tu cuerpo y en tu mente.
Mientras no seas capaz de acceder al poder del ahora, cada dolor emocional que experimentes dejará tras de sí un residuo de sufrimiento que vive en tí. Se mezcla con el dolor del pasado que ya estaba allí, alojándose en tu cuerpo y en tu mente. Y aquí se incluye, por supuesto, el dolor que sufriste de niño, causado por la inconsciencia del mundo en el que naciste.
Este dolor acumulado es un campo de energía negativa que ocupa tu cuerpo y tu mente. Si lo consideras una entidad invisible por derecho propio, te acercas bastante a la verdad. Se trata del cuerpo-dolor emocional.
El cuerpo-dolor tiene dos estados posibles: latente o activo. Puede estar latente el 90 por 100 del tiempo, aunque en una persona muy infeliz, puede llegar a estar activo el cien por cien del tiempo. Algunas personas viven casi totalmente a través de su cuerpo de dolor, mientras otras lo experimentan sólo en ciertas situaciones, como en las relaciones íntimas o en situaciones relacionadas con pérdidas o abandonos del pasado, dolores físicos o emocionales, etc.
Cualquier cosa puede activarlo, pero resuena especialmente con los dolores del pasado. Cuando está preparado para despertar de su estado latente, un pensamiento o un comentario inocente hecho por alguien cercano a ti puede ser suficiente para activarlo.



Tantra: La sexualidad sagrada


Todo es sagrado en el Universo, pues todo es Dios. Todo lo que nos rodea es sagrado, aunque hayamos aprendido a vivirlo de una manera profana. La civilización actual, “el triunfo” del dios masculino materialista, nos ha llevado a una situación lógica: la visión materialista (o llamémosle mejor, “visión restringida”) pretende que el mundo es sólo una parte de lo que es, únicamente lo que el hemisferio izquierdo puede tocar, ver o creer que razona. Para mantenerse en esta ilusión, esta visión del mundo no tiene más remedio que negarse a considerar cualquier cosa que ponga en peligro su convencimiento del mismo. Se ve obligada una y otra vez a afirmar la negación del resto de la realidad, convirtiéndonos en una especie de zombis, seres que tienen delante de sus ojos toda la grandeza y la magia del Universo y eligen, sin embargo, conformarse con vivir en una especie de letargo, donde nada es asombroso, donde cualquier referencia a lo sagrado que nos rodea, no hace sino despertar una mueca de sonrisa prepotente y escéptica.

Es necesario recuperar el carácter sagrado de las cosas, de la naturaleza, de los animales, de las plantas, de la tierra, del viento, del agua, del fuego, de la vida, de nosotros mismos. La capacidad de asombro y de veneración de las culturas indígenas, de los indios americanos, que sin embargo nuestro mundo ha considerado como tan primitivos. Despertar de nuestro sueño y de nuestro miedo a querer plantearnos cualquier cosa que no sea la prisión de la vida diaria, de nuestras “obligaciones”. Dejar de “enchufarnos” a la televisión, para perpetuar así nuestro amodorramiento y poder continuar al día siguiente en un mundo que no entendemos, pero que desde nuestra tonta prepotencia pretendemos como completamente explicado.

La sexualidad, aunque nos hayan contado otra cosa, es una energía sagrada. Nuestra visión no sagrada del mundo, nos hace vivirla de forma ligera, vulgar. No hay más que ver cualquier programa de televisión o cualquier revista. Todo es superficial. El sexo es vendible, la mujer es un objeto de deseo vendible. Todo es vacío de significado. Todo es anodinamente “divertido”. Las relaciones sexuales no son sino encuentros efímeros, donde nada más allá que un momento de placer, existe. Debajo de todo eso hay sin embargo un gran dolor. El dolor de no encontrar significado a la vida. El dolor de saber que somos mucho más que eso y que nos negamos a reconocerlo. Por eso cada vez los jóvenes están más “enganchados” al tabaco y a los “porros”. El dolor requiere anestesia.

La sexualidad es un regalo de Dios. No es sólo para reproducirse, como la religión, desde la culpabilidad del pecado, nos quiso hacer creer, y tampoco es para “pasar el rato”, como el que se toma una caña, se hecha unas risas con los amigos y pasa una noche divertida. La sexualidad es la energía divina de unión entre lo femenino y lo masculino, es la dicha del Universo llevada al plano material, a la Tierra. Decía Jesucristo, en el Evangelio de los Esenios <http://www.tantranuevatierra.com/noticias2/texts/Evangelio_Esenios.asp> : “al Cielo no se puede llegar sino es a través de la Tierra”, y “al final del tiempo, la Tierra será como el Cielo”. Es curioso que, sin embargo, no hablase una palabra sobre sexualidad o sobre las relaciones hombre-mujer. ¿Nos lo podemos creer?; ¡cuando él en esos mismos evangelios hablaba de la “Madre Tierra”!.

La sexualidad es un “imán”. Es una jugada maestra del Universo. Encarnamos en cuerpos aparentemente separados, en egos separados, en esa notoria dualidad hombre-mujer; pero sin embargo hay una poderosa fuerza que nos lleva una y otra vez a tratar de unirnos. ¿Qué sentido tiene?. Alguien se cree que la naturaleza tendría algún problema en crear directamente seres andróginos. ¿Para qué todo este juego?.

Los videntes tántricos de la antigüedad lo tuvieron muy claro: venimos aquí para realizar a Dios (para hacer realidad a Dios), para traer a Dios a la materia, para unir el Cielo y la Tierra, para reproducir la danza universal de Siva y Shakti, masculino y femenino, aquí en la Tierra, para “unir en la Tierra lo que ya está unido en el Cielo”.

Más allá de la promiscuidad, es la magia de la sexualidad, el sexo como algo sagrado, lo que nos lleva a dar el verdadero valor a nuestras relaciones, más allá de la forma normal en que las practicamos, donde, desde una visión profana, cualquier encuentro sexual entre un hombre y una mujer, no pasa de buscar una experiencia de placer y gratificación. Cuando un hombre y una mujer se unen sexualmente (algo que también podríamos generalizar a las relaciones homosexuales…) se produce algo que va mucho más allá que esa simple “experiencia de placer” a la que estamos acostumbrados. Esa experiencia de placer, no es sino el sabor, el aroma, de algo que se produce a nivel espiritual, y por supuesto a nivel energético. Cuando una pareja se une en el acto sexual, todas sus células vibran, afectando a su cuerpo energético en su totalidad. El Universo entero se une. Cuando una pareja llega a ese estado de éxtasis que se produce cuando la energía se eleva al corazón y te haces uno con el otro ser que tienes delante, todo el Universo recoge ese éxtasis. Lo femenino y lo masculino, yin, yang, se han unido, se han fusionado aquí en la Tierra y todo el Universo lo celebra. La sexualidad te lleva a ese trance místico que algunos santos han experimentado. No es distinto de lo que describía Santa Teresa de Jesús, ni San Juan de la Cruz, por poner ejemplos cristianos occidentales. Ellos cuando hablaban de sus experiencias de fusión con Dios, estaban hablando de experiencias realmente tántricas. No es de extrañar que tuviesen problemas con el estamento eclesiástico de la época…..

Cada orgasmo extático que una mujer tiene, y que sólo una mujer puede tener, es un canto a la Diosa encarnada, un canto a Shakti, a la Tierra, a la manifestación femenina del Espíritu, Dios-Padre-Madre. Y en cada orgasmo extático de la diosa en el que el hombre está “presente”, desde el corazón, dejando a un lado su mente, su compulsividad de descarga y sus infantiles deseos, es una encarnación del poder masculino del Espíritu en la Tierra. Siva ha vuelto a venerar a Shakti. Dios reconoce y se rinde homenaje a sí mismo, reproduciendo la danza cósmica de la creación, de Siva y Shakti, de Dios-Padre-Madre, Cielo-Tierra. Ahí se unen los opuestos y se cierra el círculo de la creación. Lo que es en el Cielo, se ha manifestado en la Tierra, en la materia.

La sexualidad humana es un gran poder de sanación, de transmutación y de expansión de la conciencia. Tenemos, sin embargo, que cambiar bastantes creencias y soltar muchos miedos, rencores y neurosis, para que este poder se manifieste.

El Tantra es simplemente un camino, una vía del yoga, que recogió, de forma magistral, todo el conocimiento de la verdadera naturaleza humana, de su sexualidad y de las relaciones femenino-masculino. El Tantra recoge leyes universales que describen algo que está en nosotros, algo que nos pertenece por derecho propio y pone a nuestra disposición las técnicas para acceder a esa verdadera naturaleza.

Tenemos que sacralizar la vida, dar el verdadero valor a todo lo que hacemos y somos, dejar de vivir desde el dipolo culpabilidad-miedo, permitir que lo que realmente somos florezca, llevar la plenitud y la paz a nuestro interior, para proyectarla entonces sobre el mundo. Cuando lo femenino y lo masculino se hayan unido, habrá paz en el mundo, habrá una nueva Tierra.

Publicado por Jesús Gómez <http://www.tantranuevatierra.com/keshavananda1.asp>  (Keshavananda) en la revista "Espacio Humano", Julio-2004.

            El presente texto se puede divulgar por cualquier medio siempre que se haga referencia a la fuente de origen y a su autor.

Confía en la vida: Louise Hay


El miedo se expande en el planeta. Puedes ver y oír sobre el en las noticias todos los días en forma de guerras, asesinatos, codicia, y mas. El miedo es la falta de confianza en nosotros mismos. Por eso, no confiamos en la Vida. No confiamos que estamos siendo cuidados en un nivel mas alto, entonces sentimos que debemos controlar todo desde el nivel físico. Obviamente, vamos a sentir miedo porque no podemos controlar todo en nuestras vidas.
Confianza es lo que aprendemos cuando queremos superar nuestros miedos. Se llama dar un salto de fe. Confía en el Poder interior que esta conectado a la inteligencia Universal. Confía en lo que es invisible. en vez de confiar solamente en el mundo físico y material. Si tenemos confianza, podemos atravesar la vida mucho mas fácilmente.
AFIRMA: Todo lo que necesito saber se me revela. Confío en que me están cuidando.
¡Cree!

Yo quiero ser


Yo quiero ser un SER consciente del privilegio y milagro de la vida... de sentir que tengo todo el derecho a VIVIR y disfrutar lo que ella me ofrece...

Yo quiero ser alguien, para agradecer y retribuir todas les bendiciones que Dios me ha dado...

Yo quiero ser FELIZ siendo yo mismo, sin máscaras, sin sentimientos de culpa, conforme a mi vocación, a mi misión y a mis sueños...

Yo quiero tener el coraje de ser y sentirme libre para elegir mis caminos, vencer mis miedos y temores y asumir las consecuencias de mis actos...

Yo quiero tener alegría para reír, para hacer y recorrer mi camino a la felicidad, para sentir la energía de VIVIR pleno e intensamente...

Yo quiero sentir, ser un SER COMPLETO, amarme, reconocer que soy único, irrepetible e irreemplazable, que valgo porque han instalado en mí una LUZ divina y porque en mi interior hay mucho para DAR...

Yo quiero hacer conciencia de que nadie puede lastimarme a menos que yo lo permita, que nadie puede agredirme porque no lo merezco...

Yo quiero ser LUZ para mi SER, mi familia y mis hijos, porque así les ayudaré a crecer sin miedos y con responsabilidad.

Yo quiero dejar de ser y sentirme víctima para retomar o tomar por primera vez en mi VIDA la capacidad de autogobernarme, de ser protagonista de mi historia...

Yo quiero AMAR el presente, elegir el futuro y luchar para hacerlo, con el corazón sin renunciar ni cansarme jamás...

Yo quiero recordar el pasado, pero no vivir en EL, para aprender a no cometer los mismos errores, quiero soñar con un futuro brillante lleno de estrellas, sin dejar de vivir y disfrutar mi presente, teniendo plena conciencia que lo único seguro es el hoy, el aquí y el ahora...

Yo quiero perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y liberar la carga para hacer más liviano mi caminar hacia una VIDA NUEVA...

Yo quiero, todos los días de mi vida en esta dimensión agradecer cada instante de aliento, cada sonrisa, cada lágrima, cada amigo@  que me ha dado la mano en mi peregrinaje, cada experiencia vivida que me han hecho SER quien soy, con mis defectos y virtudes...

Yo quiero seguir siendo YO para poder sentir el TU...

Feliz cumpleaños!!!


Premios

Design by Blogger Templates