Entrada destacada

LHT Técnica Light Healing ®

Light Healing® es una técnica de sanación espiritual que combina coaching y PNL con terapias florales y sanación akashica. El objetivo es e...

Danza de amor

La presencia ignorada de Dios, de Víctor Frankl

A lo largo de muchas décadas, los estudios del hombre insistieron en que el ser humano era dualidad: mente (psique) y cuerpo (soma). Incluso Freud, -padre del psicoanálisis y padre de todas las corrientes psicológicas modernas- lo afirmaba en muchos de sus textos. Sin embargo, desde mediados del siglo XIX, los existencialistas Jas-per, Nietzche, Sartre, entre otros, comenzaron a darse cuenta de que somos algo más que mente y cuerpo. No solamente somos lo que vivimos, lo que experimentamos, sino que nos vamos “haciendo”. Existimos y luego nos hacemos. El psicoanálisis decía que hijos de padres golpeadores eran futuros padres golpeadores; sin embargo, la psicoterapia humanista dice que somos dueños y hacedores de nuestro futuro, de la clase de personas que queremos ser y que no queremos ser. Somos lo que somos gracias a nuestra historia, a nuestras vivencias, a nuestras experiencias; sin embargo, nuestra libertad y voluntad pueden determinar el tipo de persona que quiero ser. Como bien decía Sartre: somos esclavos hasta de nuestra libertad.
EL SER HUMANO SE DETERMINA A SÍ MISMO
El psicoanálisis cree en el concepto del determinismo o pandeterminismo del ser humano. Por pandeterminismo se entiende “que el hombre desdeña su capacidad para asumir una postura ante la situaciones, cualesquiera que éstas sean”. (Frankl, Víctor E.(2001). El hombre en busca de Sentido. Ed. Herder 21ª Edición Madrid, España).Sin embargo, el Humanismo cree que el hombre no está totalmente condicionado y determinado; él es quien determina si ha de entregarse a las situaciones o ha de hacer frente a ellas. El hombre no se limita a vivir, sino que siempre decide cuál será su existencia. En otras palabras, el hom-bre en última instancia se determina a sí mismo. (Frankl, Víctor E. El hombre en busca de Sentido. Ed. Herder 21ª Edición Madrid, España, 2001).
El humanismo nos condiciona, biológica, psicológica y socialmente. Nos condiciona, mas no determina nuestra cuna biológica, nuestra cuna psicológica; por ejemplo, en los atletas paraolímpicos. Su capacidad especial no determina su vida presente y futura, sino ellos con su voluntad y libertad y esa capacidad especial, la convierten en un camino alternativo, un camino como cualquier ser humano, un camino abierto.
Decía Victor Frankl que cada uno lleva su propio campo de concentración interior, y que tenemos la libertad individual para salir de dicho campo o permanecer para siempre en él. Nosotros somos libres de salir o permanecer dentro de ese campo de concentración; es decir, elegimos ser discapacitados toda nuestra vida o potenciar esa capacidad especial para que trascienda en algo con sentido.
NUESTRAS ACCIONES DETERMINAN LO QUE SOMOS
Uno de los rasgos principales de la existencia humana es la capacidad para elevarse por encima de sus condiciones individuales. Elisabeth Lukas -condiscípula predilecta de Frankl- dice que la vida es un boomerang, porque nosotros somos lo que hacemos; nuestras acciones determinan lo que somos, y por lo tanto nos definen. Si doy cariño, recibo cariño, y, a la vez me defino yo misma/o como una persona cariñosa, y si el otro me reconfirma como persona cariñosa, más a mi favor. Según la logoterapia, la dimensión espiritual implica la chispa divina que llega a nosotros y nos es esencial en la toma de una decisión más consciente. Víctor Frankl le llama presencia ignorada de Dios. De aquí que Frankl la ubique en y la conceptualice como dimensión espiritual; dimensión en donde tomamos nuestras decisiones y responsabilidades de nuestra vida: elegimos, nos responsabilizamos y decidimos si nos oponemos a nosotros mismos, a nuestros condicionamien-tos, a nuestra comodidad. Es en esta dimensión en donde tomamos la decisión de elegir la clase de persona que deseamos llegar a ser. Como bien manifiestan los existencialistas, nacemos personas y nos convertimos en personas. Víctor Frankl agregaría: “de acuerdo a la capacidad de oposición del espíritu individual”.
Frankl expresaba con frecuencia el siguiente ejemplo para ilustrar lo anterior: un par de hermanos gemelos tuvieron un padre abogado alcohólico. De ellos, uno llegó a ser un destacado abogado abstemio y su hermano gemelo un muchacho alcohólico y sin profesión alguna. A cada uno lo entrevistaron por separado y le preguntaron el por qué de su camino, de su presente. El abogado exitoso y abstemio dio la explicación de que para él era imposible tener gusto por la bebida, después de ver, crecer y sufrir tanto con un padre alcohólico. ¿Cómo iba a elegir eso? Cuando a su hermano le preguntaron lo mismo, del por qué de su elección de llevar esta vida de alcoholismo, él contestó: ¿cómo podía yo ser otra cosa, si fue lo único que aprendí; crecí viendo eso como la única manera de vivir?
CHISPA DIVINA
Con este ejemplo, vemos que personas con historia tan parecida, con vivencias idénticas deciden ser el tipo de persona que eligen ser, porque elegir implica renunciar a algo. Y es la chispa divina la que nos da luz de nuestras opciones, alternativas, caminos a seguir. Con chispa divina nos referimos, de acuerdo a la escuela de psicología humanista, a la dimensión en donde tomamos nuestras decisiones, conocida también como la dimensión espiritual. Ahí se da el binomio decisión-responsabilidad, responsabilidad-decisión. Otra definición dentro de la corriente humanista manifiesta que espiritualidad es sinónimo de humanidad, en propias palabras del semiólogo italiano Humberto Eco. Como vemos, ambas definiciones no tienen nada que ver con religión -religare- con estar unidos a Dios; tienen que ver ambas con hacer algo por un tercero o por nosotros mismos, Dios no nos ata a él, no nos pide nada para él, nos deja en total libertad para actuar y, por consecuencia, ser.
EL SER HUMANO, ESPIRITUAL POR NATURALEZA
La logoterapia –que es una rama de la psicología humanista- dice que los seres humanos somos tan espirituales, que tenemos una fuerte necesidad de creer en alguien supremo o superior a nosotros mismos. Cuando vemos el milagro de un amanecer, la inmensidad del mar, de la montaña, el milagro de una nueva vida, sabemos que hay de alguna manera un ser supremo o una presencia todopoderosa, artífice de cuanto nos rodea. En pocas palabras, el ser humano es de naturaleza tridimensional. Más allá del cuerpo y la mente está el alma; por eso, si no creyéramos en un Dios, nos lo inventaríamos, y requerimos de esa presencia suprema divina para nutrir nuestra alma. Nuestra conciencia es nuestro órgano de sentido, es nuestra sabiduría interior, es nuestra parte individual más sabia. Nuestra conciencia sabe de nuestra historia, de nuestras vivencias, de nuestras debilidades, de nuestras fortalezas, de nuestros sueños, de nuestros deseos; nos conoce muy bien. Por otro lado, para quienes creemos que existe Dios nos es más fácil aceptar y creer en la sabiduría mística, que no es más que la presencia ignorada de Dios en nuestra vida. Tengamos la creencia que tengamos o pertenezcamos a la religión que sea, sí podemos estar en silencio, para estar en contacto con nosotros mismos, y podernos escucharnos, mantener un diálogo interno cuando se nos presenta cualquier situación límite, una crisis existencial, una decisión importante. Saber y estar conscientes de que está en nosotros escuchar nuestra conciencia o acallarla; decidir si queremos estar en contacto con nuestra sabiduría mística o no.
INCONSCIENCIA ESPIRITUAL
Por otra parte, la inconsciencia, satanizada antaño por Freud, porque argumentaba que el inconsciente guarda todos nuestros deseos reprimidos, ha sido reivindicada por la escuela de la Logoterapia, que la llama inconsciente espiritual. Quienes apelan al inconsciente espiritual son los que escuchan sus voces internas, como bien podrían ser todos los creativos: un poeta, un pintor, una persona noble, que dirige bien sus actos. Desde el Humanismo, la creatividad está en el inconsciente. La parte más sabia nuestra es nuestra conciencia, una voz interior, según Frankl. Esa instancia es la conciencia perso-nal del sujeto; es decir, su órgano de sentido, su voz interior, su compás ético, o como quiera cada uno denominar esa misteriosa necesidad; el hombre, ya sea en su peor bajeza, o en su grandeza más elevada, sabe más de lo que puede saber intelectualmente e intuitivamente, presiente lo que el regalo de vivir le reclama o lo que la vida le pide a cada momento. (Lukas, Elisabeth. Paz vital, plenitud y placer de vivir: los valores de la logoterapia Ed. Paidós 3era Edición , Barcelona, España, 2001) .
Ingeniera Claudia Ordaz
Catedrática del Departamento de Comunicación / ITESM

Bendición Irlandesa

Que el camino salga a tu encuentro.
Que el viento siempre esté detrás de ti
y la lluvia caiga suave sobre tus campos.
Y hasta que nos volvamos a encontrar,
Que Dios te sostenga con el puño de Su mano.
Que vivas por el tiempo que tú quieras,
y que nunca quieras vivir tanto como vives.
Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron.
Pero nunca te olvides de recordar las cosas que te alegraron.
Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos.
Pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron contigo.
Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron.
Pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día.
Que el día más triste de tu futuro no sea peor
que el día más feliz de tu pasado.
Que nunca se te venga el techo encima
y que los amigos reunidos debajo de él,
nunca se vayan.
Que siempre tengas palabras cálidas en un frío anochecer,
Una luna llena en una noche oscura,
y que el camino siempre se abra a tu puerta.
Que haya una generación de hijos en los hijos de tus hijos.
Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte!
Que el Señor te guarde en Su mano
Y nunca apriete mucho su puño.
Que tus vecinos te respeten,
Los problemas te abandonen,
Los ángeles te protejan,
Y que el cielo te acoja,
Que la fortuna de las colinas Irlandesas te abracen.
Que las Bendiciones de San Patricio te contemplen.
Que tus bolsillos estén pesados
Y tu corazón ligero, que la buena suerte te persiga,
Y cada día y cada noche.. muros contra el viento, y un techo para la lluvia,
Y bebidas junto a la fogata -
Risas para consolarte y aquellos a quienes amas cerca de ti,
Y todo lo que tu corazón desee!
Que Dios esté contigo y te bendiga,
Que veas a los hijos de tus hijos,
Que el infortunio sea pobre, rico en bendiciones.
Que no conozcas nada más que la felicidad.
Desde este día en adelante,
que Dios te conceda muchos años de vida,
De seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

Tarot - Arcano 5 El Hierofante

Denominado también El Hierofante o El Sumo Sacerdote, al triunfo 5 se lo relaciona por el nombre y por la imagen, con el triunfo numero 2, el arquetipo de la verdad interior
Waite, rechazaba el nombre o la palabra Papa, porque el titulo sugerirá un ejemplo muy especifico de la idea general de este Arcano.
El nombre de Hierofante, se aplicaba al sumo sacerdote de los misterios griegos de Eleusis.
Si en la primera línea vemos la descripción de la evolución de la personalidad, entonces el Papa, al venir después del mundo natural y de la sociedad, indica la tradición intelectual de la sociedad a que pertenece la persona, y la educación que ha recibido dentro de esa tradición. Si seguimos esta interpretación, podemos ver al Papa, como compañero del Emperador. La palabra Papa,quiere decir padre, y como el Emperador Romano, se lo considera un padre prudente que orienta a sus hijos. Juntos comparten la responsabilidad por el genero humano, uno provee a las necesidades físicas, el otro es el guía del crecimiento espiritual. En uno de los primeros escritos que instaron a la separación de la Iglesia del Estado, Dante, Sostuvo que las dos funciones no deben combinarse por temor a la corrupción. Sin embargo, no cuestiono jamás la idea de que la Iglesia es la responsable de nuestras almas. En la actualidad,muchas personas no entienden lo que constituye la idea básica de un sarcerdocio. Nuestro era democrática rechaza las ideas de un intermediario ente el individuo y Dios. obcervece sin embargo, que el Hierofante,también puede simbolizar la dictadura del proletariado o cualquier otra elite, que encamine a las masas a donde no son capaces de ir solas.
Originariamente, la función especial de los sacerdotes era clara, hablaban a los dioses por mediación de los oráculos, una practica con frecuencia intimidante y la mayoría de las personas estaban encantadas de dejar que alguien lo hiciera por ellas. Cuando el cristianismo rechazo una conexión con Dios tan gráfica e inmediata, la idea del sacerdote, se hizo como la del Emperador mas abstracta. Básicamente,depende de la idea de que a la mayoría de las personas, en realidad Dios no les importa mucho . La gente común es feliz cuando va en pos de logros materiales, el dinero, la familia, la política. Hay quienes sin embargo, por su temperamento sienten en forma mas directa el espíritu que atraviesa toda nuestra vida. Llamados al sacerdocio por su por su propia disposición interior, estos hombres pueden "hablar con Dios" en nombre de nosotros, y lo que es mas importante, pueden hablar con nosotros, interpretándonos la ley de Dios. Cuando resucitemos, nosotros mismo gozaremos de de la visión de Dios, pero en la vida necesitamos que los sacerdotes nos guían.
Asi reza la historia, pero aun cuado estemos de acuerdo con el principio que la rige, en la practica tiende a no funcionar. Hay quienes se hacen sacerdotes por toda clase de razones, ambición,presiones familiares etc, en tanto que los que se sienten auténticamente llamados a comunicarse con Dios tienen, probablemente, muy poco talento para la comunicación con la gente. Además, como las intituciones sociales del Emperador, las instituciones religiosas de Hierofante, puden corromper fácilmente, en virtud de la autoridad que se les confiere. De modo que los sacerdote ven su propio poder como un fin en si mismo y asignan mas valor a la obediencia que a la iluminación. Como es evidente, la posición de defender un doctrina ha de atraer a las gentes doctrinarias. Es posible, sin embargo, que rechacemos la idea de un sacerdote guía por una razón mas sutil. A partir de la Reforma, ha cobrado cada vez mas fuerza en Occidente la idea de que el individuo es quien tiene, en ultima instancia, la responsabilidad de si mismo. toda la concepción de una doctrina exterior, de un código de reglas y creencias aceptado sobre le base de la fe, depende del supuesto de que la mayoría de las personas prefieren tener a alguien que les diga lo que han de hacer y que pensar. Para descubrir realmente que Dios esta dentro de nosotros debemos padecer algunos enfrentamientos bastante incomodo con nuestra propia psique. De modo similar, para decidir por nosotros mismos cual es la actitud correcta que debemos adoptar en cada situación podríamos encontrarnos en la agonía de una elección constante.Pese a todo, en la actualidad hay muchas personas que simplemente no pueden aceptar que la sociedad, ni tampoco una Iglesia, carguen con la responsabilidad final de su vida. Un aspecto importante en el simbolismo de la carta merece especial atención.
La posición de las tres personas, esto es, una figura grande que domina sobre las otras dos pequeñas situadas a ambos lados, introduce un motivo que se repite como los dos pilares de La Sacerdotiza, a través de los Arcanos Mayores, y se resuelve en El Juicio y en El Mundo. También los dos naipes que siguen inmediatamente al triunfo numero 5 lo retoman, con el angel que aparece sobre los Enamorados, y el auriga del Carro, que controla las dos esfinges, blanca y negra. Podemos ver en este terceto ya sea un emblema de la idea de una triada como la trinidad cristiana, o bien la imagen trina de la mente(ello-yo-súper yo,) o el inconsciente-consciente-superconsciente de las tres líneas de los Arcanos Mayores. Para entender el significado de la imagen debemos volver a la Sacerdotiza, que esta sentada entre dos pilares que simbolizan las dualidades de la vida. El Papa, indica en su Iglesia a dos acólitos. Vemos por consiguiente, que tanto este, como los Enamorados y El Carro, representan intentos de mediar entre los polos opuestos de la vida, y de encontrar alguna manera, no ya de resolverlos, sino simplemente de mantenerlos en equilibrio, que es precisamente lo que hace un doctrina religiosa, con sus códigos morales y sus explicaciones para las cuestiones mas básicas de la vida.
Si nos entregamos a una Iglesia, todas las contradicciones de la vida hallan respuesta, pero no solucion.
En las lecturas, la carta significa Iglesias, doctrinas y, en general educacion. En el nivel psicologico, puede indicar ortodoxia, conformidadcon las ideas y los codigos de compartimiento de la sociedad y,mas sutilmente, una cesión de la responsabilidad.
El Emperador simbloliza las reglas mismas y los funciomarios que la imponen, El Papa, apunta a nuestro propio sentimiento interior de obediencia. Invertida, la carta singnifica falta de ortodoxia, especialmente mental ( falta de formacion de ideas originalas).
No obstante, constuye su tradicion intelectual a lo largo de cientos de años, quienes aceptan esa trdicin reciben de ella un patron que les permite juzgar la informacion y las ideas nuevas. Las que la rechzan deben encontrar su propio camino, y facilmente pueden perderce en ideas superficiales. Hay muchas personas que tras haberles sido impuesto en su niñez un dogma, van a caer en algún otro, en un culto o en la adhesion a un grupo politico extremista de ideologia no menos rigida, y probablemente mas superficial. Han rechazado la tradición, pero en realidad no han rechazado al Hierofante, no han aceptado la responsabilidad de buscar verdaderamente su propio camino.

Reflexión

"Usted perdone", le dijo un pez a otro, "es usted más viejo y con más experiencia que yo y probablemente podrá usted ayudarme. Dígame: ¿dónde puedo encontrar eso que llaman Océano? He estado buscándolo por todas partes, sin resultado".

"El Océano", respondió el viejo pez, "es donde está ahora mismo".

"¿Esto? Pero si esto no es más que agua...Lo que yo busco es el Océano, replicó el joven pez,

Deja de buscar, pequeño pez. No hay nada que buscar. Sólo tienes que estar tranquilo, abrir tus ojos y mirar.


Anthony de Mello

Guía para una mente que atrae Prosperidad

Cada día afirma y declara en tu mente, que Dios es Tu verdadera fuente y recursos.
Vive, piensa y actúa en formas que dicen que ya eres prospero.
No permitas que te influencien los que están a tu alrededor y que sólo hablan de lo mal y negativo que están sus cosas.
Comparte sólo con los que tienen actitudes positivas sobre la Prosperidad y el dinero $ Tus ingresos son el promedio de tus 10 amigos mas cercanos.
Ser espiritual es tener dinero. Afirma que un Dios de amor te Provee.
Recuérdate constantemente de esto si tienes todavía la idea de que el tener dinero es malo y condenable o pecaminoso.
Frecuenta sitios donde hay prosperidad como tiendas, museos, casas o actividades.
Recoge y aliméntate de esas vibraciones. Deja que tu mente se permée con vibraciones de prosperidad.
Ve a las mejores tiendas, pruébate ropa cara, aun si no tienes Dinero para pagarla en ese momento. Siente la vibración Psíquica de tener ropa Buena.
No aceptes pensamientos negativos en ti o en tu mente, ni digas que estas mal, o fastidiada, recházalos inmediatamente y en vez Afirma,


QUE ERES PROSPERA, Y QUE DIOS TU FUENTE,

TE ESTA SUPLIENDO TUS NECESIDADES.


Cuando ores, no pidas dinero. En vez, haz tu oración con una afirmación de que tu mente Dios sabe que tienes una necesidad y Que Dios esta trabajando en tu proceso de PROSPERIDAD.
Dios ayuda a aquellos que se ayudan a si mismos, es una afirmación muy cierta.
Mantente activo(a). No te sientas en tu hogar a esperar que las cosas lleguen a tu casa como por arte de magia, así no es como funciona el universo, puede ser que algo te este esperando a la vuelta de la esquina o al salir de tu puerta.
Manteniéndote activa(o), estas en la posición de que aparezca una buena oportunidad o proyecto para ti cumpliéndose el decreto de que cuando tu pides o quieres algo y esta en orden divino, el universo se pone de acuerdo para concedértelo.
Medita diariamente. Ve a lo profundo de tu mente al centro de la misma donde está la presencia y existencia de Dios. De esta forma mantendrás un canal interno mental de intuición e inspiración abierto, guiándote para reclamar la prosperidad que ya es tuya – através de la fuente.
Programa tu mente cada día con pensamientos y afirmaciones de prosperidad.
Construye una fundación fuerte de prosperidad en tu subconsciente.
Cuando estés manejando tus cuentas, mantén una actitud mental de que Dios está trabajando a través de ti y se hará cargo del pago
Mantén todos los canales de tu mente abiertos a como la prosperidad te llegara. Si necesitas algo, no necesariamente llegara a ti a través del dinero, pero de otras formas como intercambio o regales.
Y recuerda estos sabios consejos:
El optimista siempre cree que todo puede ser posible. Cree en los milagros, en la transformación de los seres y de las circunstancias.
El optimismo es práctico, porque siempre termina en una acción positiva. Lo importante es comenzar, tratar, atreverse y hacer esfuerzo, ya que nada se logra con un espíritu pesimista.
El pesimista ya ha concluido que ya no hay mucho que hacer para cambiar la situación..
La ley de promedio te indica que de cuatro intentos uno resultara. Así es que para llegar al éxito hay que pasar por los fracasos.
Fuente: http://www.abundanciainfinita.com/

Vivir como las flores

... Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto?.. Algunas personas, hablan demasiado, otras son ignorantes. Algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian.

- ¡Pues, vive como las flores!, advirtió el maestro.

- Y ¿cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo.

- Pon atención a esas flores -continuó el maestro, señalando unos lirios que crecían en el jardín. Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas. Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos. Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse.. . Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el bien. Ésto, es vivir como las flores.

Sweet Dreams

Al tomar decisiones

Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, buscó un árbol muerto y lo cortó. Pero luego, en la primavera, vio desolado que al tronco marchito de ese árbol le brotaron retoños.
Mi padre dijo: Estaba yo seguro que ese árbol estaba muerto. Perdió todas las hojas en el invierno. Hacía tanto frío, que las ramas se quebraban y caían como si no le quedara al viejo tronco ni una pizca de vida. Mas ahora advierto que aún alentaba la vida en aquel tronco.
Volviéndose hacia mí, me aconsejó: Nunca olvides esta importante lección. Jamás cortes un árbol en invierno. Jamás tomes una decisión negativa en tiempo adverso. Nunca tomes las más importantes decisiones cuando estés en tu peor estado de ánimo. Espera. Sé paciente. La tormenta pasará. Recuerda que la primavera volverá.

Calumnias - Cuento para reflexionar

Había una vez un hombre que calumnió grandemente a un amigo suyo, y todo por la envidia que le tuvo al ver el éxito que este había alcanzado. Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias a ese amigo, y visitó a un hombre muy sabio a quien le dijo:
- Quiero arreglar todo lo que hice, ¿como puedo hacerlo? -a lo que el sabio respondió:
- Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas, y suéltalas donde quiera que vayas.
El hombre muy contento por aquello tan fácil tomó el saco lleno de plumas y en el transcurso de un día las había soltado todas. Volvió donde el sabio y le dijo:
- Ya he terminado -entonces el sabio contestó:
- Esa era la parte fácil... Ahora debes volver a llenar el saco con esas mismas plumas que soltaste, sal a la calle y búscalas.
El hombre se sintió muy triste pues sabía lo que eso significaba, y no pudo juntar casi ninguna. Al volver, el hombre sabio le dijo:
- Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento, así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya esta hecho. Lo único que puedes hacer ahora es pedirle perdón a tu amigo, pues no hay forma de revertir lo que hiciste.

Pero... después de todo, sirve para algo el Tarot?

Alguna vez he escrito que tal vez hubiera sido cálidamente acogedor apoltronarme en el marco (ya que en algún momento de irresponsabilidad social decidí dedicar mi vida a la Parapsicología y disciplinas afines) de una “metapsíquica científica” o, también, en una “ovnilogía académica”, para nombrar sólo dos de mis pasiones. Mediáticamente cuando menos, un parapsicólogo que discurra entre estadísticas y gráficos computadorizados, es, cuando menos, más digerible para la “opinión publicada” –como dice un viejo periodista argentino, que no la “pública”- que aquél que disfruta de sahumerios, velas y, cuando no, las inefables cartas de Tarot.
Y bueno, sí. Me divierte jugar con las matemáticas, amo mi computadora, pero experimento algo visceral cuando estoy rodeado de mis sahumerios, mis velas... y mis cartas de Tarot. Y si bien las sensaciones son importantes para mí, para no parecer un sibarita del intelecto simplemente, dedicado más a disfrutar los qué en lugar de preguntarme los porqué y los cómo , me decidí a escribir este artículo para explicar porqué el Tarot es, a mi modesto saber y entender, algo más que –como supone cierta “inteligentzia” periodística que confunde comentarios incisivos con sarcasmos pedantes- una credulidad ingenua sin fundamento racional. Pues sostengo que lo tiene, y mucho. Y ese es el espíritu de esta nota.
No he de ser redundante con aquello de que un tema nunca es absurdo o serio por sí mismo, sino por el método –o la falta de él- con que es encarado su análisis. Y es un paradigma que, para la conciencia colectiva, ciertos temas son de suyo execrables del pensamiento científico más porque “aparentan” superstición o irracionalidad –o, a veces, por la que muestran sus afamados cultores- que porque necesariamente no la tengan. Incidentalmente, uno puede especular (aún corriendo el riesgo de transformar esto en un bizantino monólogo) que si de “pensamiento mágico” estamos hablando, aparece éste más en el estudiante universitario que aprende y repite como un sonsonete el axioma enseñado por su docto profesor (quizás sin pasar nunca por la verificabilidad del mismo) que el shamán que afanosamente recolecta ciertas hierbas en la luna propicia para probar la receta de aquél brebaje que en el último solsticio de invierno le enseñara su antecesor en la tribu. De forma que, a continuación, esbozaré mis especulaciones respecto a cuáles son los fundamentos operativos del Tarot.
La “adivinación” a través de las cartas no es un proceso incognoscible. Las cartas por sí mismas nunca “dicen” nada, en el sentido de “dictarnos” algún conocimiento. Son, a los efectos prácticos, trozos de cartón pintado. Es el agrupamiento de símbolos que encierran los que disparan algo en nosotros. Pues cada uno de sus personajes, eventos y situaciones descriptos tanto en arcanos mayores o menores, los que nos remiten a sucesivos arquetipos del Inconsciente. Es decir, entelequias psicológicas, engramas genéticos que, en la memoria racial y colectiva, codifican determinadas respuestas asociables a determinados estímulos.
En algún otro lugar me he referido extensamente a Arquetipos e Inconsciente Colectivo de la humanidad. Baste reseñar para el lego que un arquetipo es como el ladrillo psíquico de nuestra personalidad, pero un ladrillo que no pertenece a la superestructura levantada a lo largo de nuestra vida en función de las vivencias, sino que forma parte del fundamento basal del edificio de nuestra vida. A través de los siglos y los milenios, la repetición en el plano individual y colectivo de determinadas experiencias críticas ha marcado a fuego la genética de nuestra especie, y esos “recuerdos ancestrales” , transmitiéndose de generación en generación (especialmente cuando son olvidados o soterrados por la cultura imperante) aflorando como símbolos y signos que de lo colectivo, lo mitológico, se reflejan en el macrocosmos de nuestras experiencias cotidianas.
El Arlequín, Bufón o Loco, aquél que transgrede el “establishment”, destructivo en su irresponsabilidad pero motivador en sus pasiones; el Sabio, que avanza lenta y serenamente detrás de objetivos claros, apoyándose en el cayado de las experiencias e iluminando su camino con la luz de la Razón; la Rueda de la Fortuna, repitiendo los ciclos del ser a través de los tiempos; el sufrimiento expiatorio del Ahorcado; la Luna, expresando la consciencia sólo como un reflejo del inconsciente, todos símbolos emblemáticos, profundos en sabiduría, que encierran, en conjunto, las claves de nuestra naturaleza mortal. Personajes que representan el drama de la existencia humana, codificaciones fácilmente recordables de facetas de nuestro diamante interior, tallado a través de los evos por clivajes extraños en manos de un Ser superior.
De forma tal que las figuras que nos muestran las cartas no son el aleatorio producto de una mente desequilibrada o el afán iluminista de algún mercachifle de la alta Edad Media. Sus figuras, sus colores, cada uno de sus, en ocasiones, insólitos elementos asociados (las letras en el Carro, el número preciso de “lágrimas” que derrama el Sol o el pequeño pájaro negro a un costado de la Estrella, así como el Diablo sacando la lengua o tomando una espada sin empuñadura) tienen una interpretación precisa. Y, evocativamente, su contemplación meditativa (¿qué otra cosa hacemos cuando, con un cierto vacío expectante en nuestro tórax, observamos en silencio las cartas tratando de encontrar una respuesta a nuestras preguntas?) actúa en nuestro inconsciente, porque, precisamente, en nuestro inconsciente encuentra un eco, que es como decir, el retorno a la fuente de sus orígenes: el arquetipo dibujado en la carta no es más que, después de todo, un reflejo degradado del Arquetipo que duerme en las sombras de los lejanos recovecos de nuestra psiquis más profunda.
Y allí, en el Inconsciente, casi a caballito (es un decir meramente descriptivo, aclaro) entre el Inconsciente Personal y el Inconsciente Colectivo, se encuentra la Potencialidad Parapsicológica, es decir, la capacidad innata, latente en todos y cada uno de nosotros, de producir, voluntaria o involuntariamente, fenómenos parapsicológicos. Y esa asociación de ideas, de imágenes, esa correspondencia psicoide entre el dibujo en el mundo material y la pulsión despertada en lo mental detona esa Potencialidad.
Y en esa circunstancia y ese contexto, afloran ciertos fenómenos parapsicológicos.
Como el de la clarividencia, el conocimiento sin el uso de los sentidos físicos, de información en tiempo presente. Y le contamos al consultante “la otra historia” de su realidad, hoy.
O cuando esa clarividencia se ambienta en tiempos pasados (retrocognición o postcognición) o futuros (premonición o precognición) y hablamos de lo que ha sucedido (y nadie ha venido a contárnoslo) o lo que podrá suceder –obsérvese, ya veremos porqué, que he escrito “podrá suceder” y no “sucederá”- en el futuro.
Pero también es posible que, en ese instante de recogimiento, una misma imagen mental esté presente en dos psiquis simultáneamente; las del consultante y la mía, y hablaré, entonces de telepatía.
Para, finalmente, no olvidar que si en Parapsicología llamamos psicoquinesia a las “modificaciones que el psiquismo hace en un sistema físico en evolución” todo el proceso de barajado de las cartas conforma un sistema cerrado en evolución, y nuestra acción, inconsciente, puede canalizar una psicoquinesia que haga que, después de todo, no sea tan “azarosa” la disposición final de esas cartas.
Por supuesto, es posible que algún lector cuestione la validez de los fenómenos parapsicológicos aquí mencionados. Si es así, lo siento; tal ignorancia (no lo digo en un sentido ofensivo, sino en el estricto del diccionario) es problema suyo, no mío.
El segundo aspecto digno de ser considerado tiene que ver con lo que podemos esperar del Tarot. Soy consciente que pocas, muy pocas personas, acuden al mismo con la actitud espiritual e intelectual menester, esto es, haciendo de la entrevista una forma de adoptar, con tiempo, actitudes y caminos constructivos ante la vida, manteniendo en claro su discernimiento del absoluto libre albedrío que le compete con respecto a su futuro. Muchos son los que acuden al Tarot como último, desesperado intento de salvataje en la tormenta en que están naufragando sus vidas. Muchos, también, creen que las cartas reflejan un destino inexorable del que nadie, ni tirios ni troyanos, puede escapar. Y esbozar algunos razonamientos respecto a qué podemos esperar (y qué no) del Tarot es tan importante como aprender a echar correctamente las cartas.
Es tan vieja como la humanidad misma la discusión respecto a si existe el libre albedrío, si cada ser humano se encuentra frente al futuro como ante una página en blanco, o si toda está inexorablemente escrito en ella: la voluntad de elegir frente al determinismo tiene tantos adeptos como detractores. Y un ejercicio del razonamiento nos enfrenta a algunas paradojas: mientras por un lado yo puedo elegir entre, por ejemplo, seguir tipeando estas líneas o detenerme e ir a prepararme un café (a propósito, es una buena idea; ya regreso)...
... lo cual alentaría la ilusión que soy dueño del destino, no he podido elegir en mi vida, por caso, cuándo nacer, dónde hacerlo, en el seno de qué familia. Esto es parte de mi historia, que no es más que destino corriendo en un sentido negativo. Podemos ir más allá y preguntarnos hasta qué punto lo que llamamos “libre elección” es tal, como en el caso de optar entre el bien y el mal en mi conducta. Si he crecido en un marco de buenos ejemplos familiares o sociales, donde frecuentemente he visto en mí o en otros las favorables consecuencias de la honestidad y el recto accionar, o por el contrario mi infancia y adolescencia han transcurrido en un lumpen donde los malos hábitos, la infidelidad, la mentira eran moneda corriente, con el concepto de obtener pequeñas y cotidianas ventajas de cada desliz hecho con astucia; ¿puede ser entonces realmente tan libre mi elección?. Con razón Smiles escribió: “mucha gente no delinque no por virtud, sino por el temor de ser descubierta”. Yo, mucho antes de saber siquiera que este caballero existía, escribí alguna vez: “mucha gente es buena porque no tiene el coraje de ser mala y arriesgarse a las consecuencias.”
Creo, de todas formas, que el estudio del Esoterismo, como en tantos otros ámbitos, arroja un poco de luz sobre esta cuestión: existe tanto el determinismo como el libre albedrío. Hay cosas que podemos elegir, y otras en las cuáles sólo matizar sus efectos. Para describirlo gráficamente, mi vida es como una barca navegando por el río. Puedo dejarme arrastrar por la corriente (quizás velozmente a destino, quizás contra unas rocas que asoman) o puedo, a fuerza de remo y transpiración, acercarme a una orilla, a otra, anclar en el medio o remar en contra de la corriente. Pero este es el río de mi vida, y dentro de él, y sólo de él, me desenvuelvo.
Así que, parafraseando a Schrödinger y su gato, sostengo que el Tarot no muestra el futuro, sino hacia dónde llevan al consultante las tendencias dominantes, que es lo mismo que decir qué ha de ocurrir (agradable o desagradable) si él no hace nada por evitarlo. El viejo ejemplo: un señor, la noche antes de volar de Washington a Londres, sueña que su avión cae a poco de despegar y él fallece. A la mañana, asustado, cancela su reserva. El avión despega y cae. Todos mueren, menos él, que se quedó en su hotel. ¿Hubo o no hubo determinismo?. Depende de la lectura. No lo hubo cuando atendemos al hecho que el soñante no murió como su premonición parecía indicarle. Sí la hubo –para los demás-. Y esto transforma al Tarot en un arma formidable para construir nuestras vidas: no, como dicen sus detractores (ninguno de los cuales, creo, se dedicó algún tiempo a estudiarlo) un entretenimiento para espíritus débiles ansiosos de una guía paternalista que les ayude a superar su ansiedad frente a lo desconocido, no. Porque al Tarot, como filosofía esotérica que es, poco le interesa si su marido le mete los cuernos con la rubia platinada del edificio contiguo, o si su jefe le sonríe en estos días porque en secreto paladea el momento de anunciarle que por ahora (y unos cuantos años más) sus servicios son prescindibles; o si su suegra es la bruja maléfica que todos sabemos. Esas necesidades urgentes de todos los días le son indiferentes a una disciplina para la cual lo único significativo es su crecimiento espiritual. Pero así como usted no tendrá mucho ánimo de hablar de cosas espirituales si venció el alquiler y están por lanzarlo a la calle, o sus hijos andan con un calzado que ya no sabe cómo y con qué pegar para que las suelas permanezcan en su lugar, la filosofía subyacente al Tarot es pragmática: sólo a través de superar sus obstáculos cotidianos tendrá usted tiempo –y ganas- de preguntarse por las cosas del espíritu. Y si llegado el momento (y dadas las condiciones) no lo hace, problema suyo, amigo o amiga mía: su karma tomará debida nota de ello. Porque una persona que ignore los fundamentos espirituales de nuestra vida cotidiana, o que asfixiada por las angustias de todos los días no pueda reparar en esos mecanismos, es digna de consideración y de ayuda. Pero una persona que, habiendo tenido la oportunidad, desprecia (¿debería quizás haber escrito de-precia?) tales asuntos, es absolutamente responsable de las consecuencias, y a llorar a la iglesia más cercana.
Por eso es necesario aclararle al consultante que, en el caso de aparecer una mala noticia, esto no es necesariamente lo que, sí o sí, ha de ocurrir, sino lo que ha de ocurrir si no se hace a tiempo lo necesario para evitarlo. Y por ello, también, toda entrevista de Tarot debe profundizar las “alternativas” o “situaciones bisagra” que pongan en manos del consultante la decisión de qué caminos tomar. Pues el Tarot es un semáforo que nos advierte que debemos frenar antes del próximo cruce, porque existe el riesgo de un accidente. Si hacemos caso omiso del semáforo y apretamos el acelerador a fondo justo cuando está llegando un camión al cruce por nuestra derecha y no lo vemos, la responsabilidad de las consecuencias (¿adivinen qué?) es nuestra.
Por la misma razón, creo que toda mala noticia que aparezca expresada en los símbolos de las cartas debe ser dicha al consultante pues, si por prurito no lo hacemos, le quitamos de las manos la única posibilidad que tenía de hacer algo para evitarlo.
Finalmente, no creo que la razón de ser de una entrevista de Tarot sea deslumbrar a nuestro consultante con nuestras capacidades, la exactitud de nuestros aciertos o cómo somos capaces de saber de él lo que él ya sabía (una verdadera pérdida de tiempo y dinero, debo decir). Mucho menos, valernos de ello para inspirar una actitud reverencial en el consultante hacia nosotros, aconsejándole qué debe hacer, cuándo y cómo. Que hayamos desarrollado nuestras percepciones para profundizar intuitivamente en una situación no es sinónimo que hayamos ampliado nuestro sentido común para recomendar qué hacer, especialmente cuando uno descubre que un consejo es lo que uno haría de estar en esa circunstancia, pero ocurre que uno no es el consultante ni está en su circunstancia. Sí, en todo caso, ampliar su cosmovisión de la situación, enriquecer su evaluación con información accesoria, ayudarle a distinguir lo importante de lo urgente (ya que no son sinónimos) e, indirectamente, alimentar en él el sentimiento de que existen maneras correctas de ser y de hacer las cosas, aún cuando todo parece derrumbarse a nuestro alrededor. Si usted descubre cómo el Tarot le ayuda a lograr esto, ¿no cree que es quizás más de lo que pueden prometerle las pitonisas de avisos clasificados?.
Un comentario final, que tiene que ver con el grado de aciertos esperable. El Tarot es un arte, no una ciencia, y menos exacta. Depende de muchos (e imponderables) factores: astrológicos, de salud física y mental, de “feeling” con quien viene a consulta, de lo que cenamos anoche... El porcentaje de aciertos ha de ser alto, pero nunca es total. Desconfíe, entonces, de quienes se autopromocionan como infalibles, y tampoco sea demasiado cruel con su buena tarotista que alguna vez erró un pronóstico, aunque ese yerro le haya costado a usted algunos pesos (o dólares, o lo que fuere) en la consulta: los metereólogos erran más, y los llaman científicos. Y, cada año, en cada país, con fondos privados o públicos, se invierten millones de dólares en “encuestas de opinión” o de “boca de urna”, que entre gráficos y estadísticas pronostican desde un resultado electoral hasta la evolución macroreconómica... con la misma habilidad con que después explican porqué sus resultados no se cumplieron. Y todos contentos.

Gustavo Fernández


Neem: Una cura milenaria para un mundo moderno

Durante miles de años los humanos, han querido fortalecer su salud y curar sus distintas enfermedades mediante remedios con plantas. A través del tiempo, la búsqueda de una verdadera panacea o cura universal ha sido del interés de casi todas las civilizaciones. Mientras cientos de sustancias han sido analizadas y experimentadas, solamente algunas han superado el escrutinio de la ciencia moderna. Probablemente no exista otra variedad botánica que se acerque más a la definición de panacea que el Neem, un árbol tropical, perenne, de origen indio. Cada parte de esta planta fascinante ha sido utilizada para el tratamiento de cientos de enfermedades desde la antigüedad hasta los tiempos modernos. Mientras su uso sigue siendo reverenciado en la India por sus excelentes propiedades curativas, investigaciones recientes fian aumentado radicalmente el interés mundial por el Neem y los productos derivados de los componentes de este árbol extraordinario.
A pesar de que plantas legendarias como el ginseng son mucho más populares, investigaciones científicas han demostrado que el Neem ofrece un abanico de usos medicinales mayor que el de cualquier otra planta.
Los primeros indicios del uso del Neem se atribuyen a la cultura Harappa, en el Este de la India, que hace 4500 años añadió esta planta a decenas de productos para la salud.
Asimismo, la cultura milenaria y la belleza. Ayurvedica ha elaborado fórmulas con Neem para sus necesidades medicinales. Los atributos medicinales del Neem aparecen ya en los escritos más antiguos del Sánscrito. El Neem siempre ha sido conocido como "la farmacia del pueblo", debido a la extraordinaria variedad de sus propiedades curativas. Su uso contra los insectos como repelente natural, incrementa todavía más su extraordinario valor, al no ser tóxico.

Los médicos en Occidente han considerado que el Neem no era más que "folklore nativo". Sin embargo, ahora muchos de ellos han empezado a respetar su importancia como ingrediente eficaz y seguro para diversos tratamientos médicos. Ciertamente, la ausencia de efectos secundarios realza su atractivo, tanto para los médicos como para los consumidores.
Investigaciones científicas actuales están validando lo que los médicos ayurvédicos han conocido durante siglos: El Neem es una planta dinámica y útil que puede resolver decenas de problemas de salud y, al mismo tiempo, mejorar el bienestar general.
la Llave Maestra


Introducción
La Naturaleza nos obliga a todos a movernos por la vida. Nosotros no podríamos quedarnos inmóviles por mucho que lo deseáramos. Cada persona de correcto pensamiento no desea simplemente moverse por la vida como un productor de sonidos o permanecer como una planta, sino que también quiere desarrollarse, mejorarse y continuar con su desarrollo mental durante toda su vida.Este desarrollo solo puede ocurrir mejorando la calidad de los pensamientos y los ideales del individuo; y las acciones y condiciones que surgen como resultado de los pensamientos. De ahí que un estudio del proceso creador del pensamiento y cómo aplicarlo es de suprema importancia para cada uno de nosotros. Este conocimiento es el medio por el cual laevolución de la vida humana en la tierra se puede acelerar y Ustedes pueden ser inspirados en el proceso.
La humanidad busca ardientemente "La Verdad" y estudia todas las vías posibles. En este proceso se ha producido una literatura especial, que recorre el rango entero desde lo trivial hasta lo sublime – por encima de la Adivinación, y a través de todas las Filosofías, se llega a la Verdad final en "La Llave maestra".
La "Llave maestra" es dada al mundo para utilizar la gran Inteligencia Cósmica, para atraer desde allí lo que corresponde a las ambiciones, y las aspiraciones de cada lector.Cada cosa e institución que vemos alrededor de nosotros, creada por la acción humana, existió primero como un pensamiento en alguna mente humana. El Pensamiento por lo tanto es constructivo.
El pensamiento humano es el poder espiritual del cosmos operando a través de su criatura que es el hombre. "La Llave maestra" instruye al lector en cómo utilizar ese poder, y a usarlo constructiva y creativamente. Las cosas y condiciones que deseamos que lleguen a ser realidad debemos crearlas primero en el pensamiento. "La Llave maestra" explica e indica el proceso.
la enseñanza de "La Llave maestra" se ha publicado hasta ahora en forma de un curso por correspondencia de 24 lecciones, entregado a estudiantes una por semana por 24 semanas.
El lector, que reciba el total de las 24 partes de una sola vez, es advertido de no procurar leer el libro como una novela, pues debe tratarlo como un estudio concienzudamente, para profundizar en el significado de cada parte - leyendo y releyendo sólo una parte por semana antes de avanzar a la siguiente. De otro modo las partes posteriores tenderán a ser mal entendidas y el lector perderá su tiempo.
Utilizado como se indica "La Llave maestra" hará del lector una mejor persona, y lo capacitara con un nuevo poder para lograr dignamente cualquier propósito personal y le dará una nueva habilidad para gozar la belleza y las maravillas de la vida.


F.H. Burgess

Seis Sonidos Curativos

Estos ejercicios divulgados por el Maestro Mantak Chia están al alcance de todos y pese a su sencillez son de probada eficacia. La enfermedad en su mas cruda expresión no es mas que la acumulación de “pequeñas incidencias negativas”, las cuales acumuladas se consolidan en una enfermedad concreta.
Estos ejercicios no llevan mas de unos 15 minutos y dejan al cuerpo limpio de toxinas, clave esta fundamental no solo para mantener la salud, sino para el desarrollo espiritual.

Se trata de seis sonidos cuya vibración refuerza y depura cada uno de los principales órganos y sus canales energéticos asociados.
Los sonidos han de hacerse en el orden sugerido, (ciclo generativo). Sentado cómodamente y con la columna recta es lo ideal, aunque otras posturas son aceptadas. El objetivo es deshacerse de las energías negativas que ciertas emociones nos generan. Transmutarlas en luz y energía positiva.
Cada sonido se debe repetir 3, 6, 9, 12, 24, ó 36 veces, expirando hasta que se note que el aire que sale por la boca es frío.
Al inspirar se lleva energía positiva –una luz blanca- y se le sonríe al órgano, enviándole gratitud y alegría.
Lo ideal es que el sonido sea emitido hacia el órgano, para masajearlo con la vibración.

LA PRACTICA
Con los ojos cerrados se atiende al órgano (se pone la atención en el):

1. PULMONES:
Con la lengua detrás de los dientes cerrados y con una exhalación lenta y prolongada, producir el sonido SSSSSSS
Hacerlo con la intención de soltar todas las tristezas y depresiones. Si viniera a la mente una situación o recuerdo triste aprovechar para eliminarlo. Este sonido limpia de toda tristeza al pulmón, el órgano donde se guardan esta emociones.
Al inspirar llevar la energía del coraje, del valor y el buen animo a los pulmones. Sonreír y brindarle amor a estos órganos. Conviene visualizarlos envueltos en una luz blanca.

2.- RIÑONES:
Formar una O con los labios como si se soplase la vela de cumpleaños y con una exhalación lenta y prolongada emitir el sonido HOOOOOO, al tiempo que se elimina el miedo e inseguridad.
Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que produce miedo e inseguridad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar el miedo de la situación.
Durante los periodos de descanso respire a los riñones y sonríele mientras le envía una luz azul o negra brillante. Sienta la virtud de la Bondad y Paz.

3.-HÍGADO:
ponga la lengua junto al paladar y con una exhalación lenta y prolongada, produzca el sonido SSHHHHHHHHHHHH. Al mismo tiempo que elimina la rabia, la Ira, la cólera, la agresividad.
Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce rabia, cólera o agresividad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar la situación o persona de su mundo interior, para transmutarlo.
Durante los periodos de descanso respire hacia el hígado y sonríale al tiempo que lo rodea de una luz verde brillante. Sienta la virtud de la Amabilidad.

4. - CORAZÓN:
Con la boca completamente abierta colocando la punta de la lengua detrás de los dientes inferiores haga una exhalación lenta y profunda al tiempo que produce el sonido HAAAAAAAAA y elimina el orgullo, el odio, la soberbia, la impaciencia y la prisa.
Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce esta emociones que está eliminando, no lo aparte de tu mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar el odio, orgullo, etc. de la situación o de la persona. Durante los periodos de descanso respire y sonría al Corazón al tiempo que lo rodea de una luz roja brillante. Sienta la virtud del Amor, y la Felicidad.

5-BAZO:
Ponga otra vez la lengua junto al paladar y haga una exhalación lenta y profunda al tiempo que produce el sonido GUUUUUUUUUUU ( desde la garganta como el sonido de “Gemir”) y elimina la preocupación.
Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce preocupación, no lo aparte de su mente, mas bien piense en ello mientras hace el sonido para limpiar la situación o la persona..
Durante los periodos de descanso respire y sonría al Bazo al tiempo que lo rodea de una luz amarilla brillante y siente la virtud de la Belleza que potenciará positivamente este órgano.

6.-TRIPLE CALENTADOR:
Si es posible haga este ejercicio tumbado. Con la boca abierta exhale lentamente el aire mientas hace el sonido HIIIIIIIIIIIIII. Cuando pare para exhalar, trate de imaginar un rodillo grande que va aplanando el pecho, el estómago y el abdomen, y siéntase vacío ( es como cuando aplastamos con la mano una bolsa de plástico para guardarla. Sonría al triple calentador (no es un órgano).
Esto equilibrará todas la energías activadas por los demás sonidos y relaja el cuerpo en general.
La practica habitual de estos ejercicios depura al organismo de energías negativas, hace prevalecer nuevos y poderosos estados de conciencia de tal forma que se torna cada vez mas improbable caer en tristezas, depresiones, cóleras, miedos, etc.
Un estado de completitud y felicidad se instala, nuestro estado de conciencia original.

Tras las huellas de Peirce

Los humanos nos diferenciamos del resto de los animales esencialmente por nuestra capacidad de hablar. Si bien el lenguaje engloba a distintos medios que se usan para sostener una comunicación, por lo que para muchos los animales también poseen un lenguaje, en nosotros es una facultad extremadamente desarrollada, un sistema de comunicación mucho más especializado. Es a la vez fisiológico y psíquico, y pertenece tanto al dominio individual como al social, ya que es en este medio, y sólo en él, donde podemos recibirlo.
El lenguaje nos capacita para abstraer, conceptualizar y comunicarnos. Emplea signos que transmiten significados y que pueden articularse formando estructuras complejas que adquieren nuevas posibilidades de significación, como los morfemas, las palabras, las oraciones, los párrafos y textos, como éste que usted está leyendo, si aún no se aburrió y pasó a otra página.
Martin Heidegger consideró que el lenguaje propiamente dicho es sólo privativo del hombre. Es famosa su síntesis según la cual el lenguaje es la casa del ser y la morada de la esencia del hombre. Y ni aun en el plano del inconsciente "inventado" por Freud podemos escapar del universo del lenguaje, ya que, como afirmó posteriormente Jacques Lacan, "el inconsciente está estructurado como un lenguaje".
Sin embargo, aunque nuestra capacidad de comunicarnos mediante el lenguaje es lo que nos diferencia ampliamente de otros mamíferos y nos ha posibilitado el desarrollo de la cultura, con sus grandezas y miserias, esta propiedad todavía tiene raíces que la ciencia no ha podido explicar.
El surgimiento del lenguaje se ha atribuido a numerosos factores, como el haber logrado un control más fino sobre nuestras voces, la evolución de un módulo de gramática en el cerebro, e incluso el cambio hacia una dieta basada en la carne, que habría producido más cantidad de materia gris, por citar algunos.

Raices del lenguaje
Pero Terrence Deacon, profesor de antropología de la Universidad de California en Berkeley, tiene un punto de vista por cierto bastante distinto. Ha investigado sobre la neurobiología y el desarrollo cerebral, y sus resultados le sugieren que nuestra especie logró la incomparable habilidad del lenguaje de una forma mucho menos compleja. Según él, la aptitud humana para el lenguaje habría surgido de la misma forma que todas las restantes estructuras del cuerpo, en una especie de danza embriológica que tuvo lugar entre la evolución y el desarrollo.
En el desarrollo, los cerebros se adaptan al cuerpo en el que se encuentran. ¿Sabía usted que si se injerta en una rana un miembro o un ojo extra durante el desarrollo, crecen en el embrión los nervios que harán funcional al nuevo apéndice del organismo?
Efectivamente, esto sucede a pesar del hecho de que el ADN, material genético de ese organismo, no contiene ninguna instrucción que le indique qué hacer con ese órgano extra. Lo señalado es un proceso embriológico de adaptación por el cual la red nerviosa se acomoda tanto a las poblaciones de neuronas como a los músculos y los tipos de señales que tienen que ser transmitidas.




¿Evolucionismo lingüístico?
Siguiendo esta línea, Deacon afirmó, ya en 1997, en su libro The Symbolic Species, ganador de un importante premio, que nuestra facilidad para el idioma fue el resultado de la adaptación a un nuevo conjunto de necesidades ambientales que nuestros antepasados debieron afrontar.
Hace aproximadamente dos millones y medio de años, esos antepasados (homínidos que aún no pertenecían a nuestra actual categoría de Homo sapiens) hicieron un cambio radical en su naciente cultura: empezaron a utilizar herramientas de piedra para conseguir carne en la sabana abierta. Para ello, tuvieron que cooperar organizándose en pequeños grupos sociales, a fin de competir con otros animales por las presas caídas. Esa cercanía social desencadenó paralelamente conflictos en torno de los recursos alimenticios y la formación de las parejas. Para superar estos desafíos, los primeros homínidos necesitaron una forma de comunicación sin precedentes y más desarrollada.
La facultad del habla, que de eso se trata, requiere un grado alto de complejidad neuronal. Aun para llevar a cabo la conversación más simple, es necesario que participen múltiples áreas del cerebro. Muchos biólogos consideran que la posesión de esta mayor complejidad cerebral es el resultado de una selección natural intensificada.



El cantico de las aves
Deacon, sin embargo, sostiene su propia teoría con el apoyo de nuevos argumentos en un estudio reciente y en su libro Homunculus, pronto a publicarse. Expresa que la arquitectura neuronal para el lenguaje fue la respuesta del cerebro a una cierta liberación de la selección natural. Esta liberación la habrían conseguido nuestros predecesores evolutivos gracias al uso de herramientas con las que realizar las tareas y al desarrollo de procesos culturales.
Para explicar un poco en qué consiste este proceso, el antropólogo se apoya en un paralelismo con algo ocurrido en el mundo de las aves. Hace referencia a la evolución del canto de un ave (Lonchura striata domestica), que en 300 años de domesticación por mano del hombre cambió notablemente a partir del de su ancestro (Lonchura striata), un ave de tan sólo unos 10 u 11 centímetros de largo que era común en Japón, China, India, Tailandia y Sumatra.
Mientras el de su ancestro es un gorjeo automático, que usa una estructura cerebral para un canto simple e invariable, el canto de su descendiente es una fuente de creatividad musical. Realiza fraseos con los sonidos, copia tonos de otros pájaros y usa múltiples estructuras cerebrales para aprender, adquirir y controlar sus melodías.
Si Deacon menciona el caso de estas aves es porque existen interesantes paralelos entre el procesamiento de los sonidos que realizan los pájaros y el del lenguaje por parte de los humanos. Los pájaros usan muy pocas estructuras cerebrales para producir sonidos innatos, así como los humanos usamos pocas áreas para producir risas emocionales, sollozos y alaridos. Pero aprender y producir sonidos variados activa en los pájaros muchas áreas de su cerebro, de modo similar a como el cerebro humano emplea muchas áreas para producir el lenguaje.




¡Liberame de las restricciones!
Ahora bien, la selección natural en el canto de estas aves fue eliminada por el hombre, que cría y selecciona a estos pájaros solamente por su plumaje. Curiosamente, Deacon señala que evitar en esas aves que la selección sexual afectara al canto produjo un sistema cerebral más complejo para su control.
Aparentemente, con la degradación del estricto control del canto, hubo un cruce entre estructuras cerebrales que previamente no jugaban papel alguno, lo que permitió que intervinieran en la memoria, el aprendizaje motor y la predisposición social, para influir en la estructura y producción del canto.
Como en el caso de estas aves, los chimpancés usan vocalizaciones estereotípicas instintivas muy ligadas a la agresión, el miedo u otras emociones. Para Deacon, la emergencia en los humanos de herramientas y procesos culturales relajó los rígidos patrones de vocalización, sentando las bases para una explosión de la invención lingüística.
A diferencia de otros animales, los bebés humanos comienzan a balbucear en una etapa temprana relajada y no fuertemente emocional de su vida, como puede ser el de una cría de otro animal que debe luchar por sobrevivir. Según el antropólogo, parte significativa de nuestra habilidad para el lenguaje proviene de haber estado librados de esas restricciones.
Si acordamos con esta línea de pensamiento basada en las investigaciones y reflexiones, la evolución del lenguaje no habría sido el resultado del famoso enfrentamiento natura versus nurtura. La adaptación de nuestro lenguaje reflejaría una especial necesidad de símbolos, del mismo modo que los cuerpos de los castores reflejarían las necesidad de los estanques que ellos crean. Desde este punto de vista, entonces, podría decirse que los humanos somos una expresión biológica de la cultura.






Por Ricardo Gómez Vecchio

Xinglin Hupan

Las enfermedades podrían ser el reflejo codificado de un estrés psíquico

La biología total aporta una nueva perspectiva de la enfermedad basada en los símbolos
Las enfermedades que desarrollan los organismos podrían ser el reflejo codificado de un estrés psíquico personal o heredado de los progenitores, propone una corriente terapéutica conocida como decodificación terapéutica o biología total. Ahondar en el origen simbólico de las enfermedades serviría para curarlas, plantea esta terapia, puesto que es en el cuerpo donde esos problemas salen a la luz. Por tanto, la enfermedad sería una vía de curación más profunda, aunque aparentemente pensemos de ella lo contrario.

Los trabajos de investigación de Rosalyn Franklin contribuyeron de manera decisiva al descubrimiento de la estructura del ADN, pero sólo muchos años después de su muerte Rosalyn empieza a recuperar el reconocimiento que le arrebató su jefe. Su vida en un mundo de hombres no fue ni mucho menos sencilla. Esta científica murió de cáncer de ovario sin saber que sus descubrimientos formarían parte de los Nobel. ¿Mala suerte?

Emmy Noether se considera uno (hombres y mujeres juntos) de los más grandes matemáticos de todos los tiempos, pero por el simple hecho de ser mujer tuvo que superar todo tipo de zancadillas para acceder al puesto que en justicia le correspondía. Noether también murió de un cáncer de ovario. ¿Azar o quizá hay una razón para que estas dos mujeres que sufrieron por su condición de tales desarrollaran una enfermedad tan femenina? “Qué es el azar, sino una realidad desconocida”, escribe Annick de Souzenelle en su libro El simbolismo del cuerpo humano. ¿Podrían las enfermedades ser el reflejo codificado de un estrés psíquico? Muchos aseguran que sí. En algunos países europeos está bastante extendida una forma diferente de comprender la enfermedad. Unos le llaman decodificación biológica, otros biología total.

De forma general se podría denominar simbología de las enfermedades y encierra una idea que ya lanzó Carl G. Jung: “la enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre” o dicho de otro modo “no curarás tu enfermedad, será ella la que te cure”. Síntomas o alfabeto de símbolos ¿Una enfermedad para curar? Sí, los males físicos para curar los dolores del alma.

Olivier Soulier, un médico francés especialista en esta terapéutica asegura que “las enfermedades deben comprenderse como la interacción de dos fuerzas ancladas en lo más hondo de la existencia”. Se trata de la biología y el espíritu o si se prefiere, el cerebro y el corazón. Quizá resulte más familiar para la mayoría hablar de somatización, pero la simbología va un poco más lejos. Los síntomas y los signos de la alteración son las palabras de un alfabeto de símbolos en las que se encierra su causa y también su tratamiento. Algo así como un jeroglífico tras el que se oculta la respuesta para la curación. Cada patología lleva un mensaje muy preciso al que la padece, un mensaje sobre su propia existencia como individuo y como parte de una familia.

Tal vez pueda resultar extraño para muchos, pero al observar con más detalle hasta nuestro propio lenguaje confirma la idea de la simbología. Cuando algo nos disgusta exclamamos “no lo trago” o “no puedo digerirlo”. Se habla de mala bilis o se dice “me repatea el hígado” para referirnos a estados de cólera. Pues bien, todas esas expresiones reflejan exactamente el simbolismo físico de las emociones. Esta forma de terapéutica es absolutamente individualizada, pero hay algunas reglas más o menos generales. Los trastornos del tracto digestivo tienen mucho que ver con la aceptación de lo que viene del exterior. Los matices dependen absolutamente de la vivencia de cada persona.

Pongamos un ejemplo simple. Una mala jugada puede vivirse como algo imposible de tragar o como un asunto difícil de digerir. En el primer caso, se manifestaría como una alteración de la garganta y en el segundo en forma de malestar digestivo, vómitos… En lo que se refiere al hígado y la bilis, la simbología asocia la cólera y la rabia a la función hepática. Incluso la ciencia experimental está empezando a confirmar lo que predica la biología total.

Recientemente se ha encontrado una relación entre la pérdida de masa ósea y la depresión. Simbólicamente la pérdida de hueso está asociada a un sentimiento de desvalorización. Patologías heredadas y origen cerebral Precisamente Robert Poskin, el único terapeuta que tiene consulta en España, es un ejemplo de esa relación. “Me diagnosticaron espondiloartritis anquilosante y según la medicina convencional, a mi edad tendría que estar en una silla de ruedas”. Lejos de eso, Robert lleva una vida muy deportista. En este caso, las raíces de la patología se encuentran en una historia de desvalorización de la figura paterna heredada de varias generaciones. “Mi bisabuelo paterno perdió las piernas y no pudo mantener a su familia. Es el primer ancestro de mi árbol desvalorizado como pilar familiar”. En un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial, murieron el bisabuelo materno y su tío. “Mi abuelo y mi padre sobrevivieron, pero mi abuelo vivió un conflicto de desvalorización por no poder proteger a su familia, su hijo murió”.

Quizá algunos se sorprendan, pero para los especialistas en simbología es absolutamente lógico: “comencé a tener crisis insoportables a los 28 años y me diagnosticaron la espondilitis. Acababa de ser padre”. Muchos terapeutas de simbología llegaron a ella por propia necesidad, porque no encontraron ni solución ni respuestas para sus trastornos en la medicina convencional. Y es que “una enfermedad es siempre una reacción a algo distante que se ha vuelto invisible”, explica Christian Fleche en su libro El cuerpo como herramienta de curación.

Quizá se pregunten dónde está la clave. Pues, la clave está justo encima de los hombros, es el cerebro. Las mismas redes neuronales que nos permiten escribir el más bello de los poemas tienen como propósito ancestral y primigenio la supervivencia. Y al básico instinto de permanecer con vida hay que añadir una sutileza adicional: el cerebro de Sapiens no distingue entre lo real, lo imaginario, lo simbólico o lo construido mentalmente….

Todo es igual de real. Lógica biológica Robert utiliza una imagen que ilustra muy bien lo que se oculta en nuestras redes neuronales. “El cerebro automático es el disco duro de un ordenador en el que se han instalado los programas de la supervivencia animal, de la especie y de nuestra genealogía. En el momento que se enciende el ordenador, el nacimiento, hay programas que se ponen en marcha de forma automática.

Después están los programas que se abren con un doble clic.” Éstos se van insertando con las experiencias de la vida, las expectativas que se ponen sobre nosotros, las creencias que vamos acumulando o heredando. El doble clic lo da un acontecimiento vital estresante que despierta todos los anteriores. La enfermedad física es la mejor solución de supervivencia porque disminuye drásticamente el estrés psíquico que de otro modo sería insoportable para nuestro cerebro. Veamos un ejemplo sencillo del funcionamiento del doble clic. La piel es el mayor órgano del organismo, más de dos metros cuadrados de superficie para el interactuar con el exterior. Simboliza pues el contacto. Cuando un bebé sufre estrés debido a la separación de su madre después del parto es altamente probable que desarrolle un eccema. Ese bebé, cuando más tarde a lo largo de su vida experimente otra situación de separación, real o imaginaria, revivirá inconscientemente el momento en que le separaron de su madre y muy probablemente tendrá un brote de eccema. Otro ejemplo de la lógica biológica. Cuando una experiencia es difícil de digerir, el cerebro automático que, una vez más, no distingue entre real, imaginario o simbólico manda a las células del estómago el mensaje ‘multiplicaos para que podamos digerir el trozo y tener una posibilidad de vivir'. Y las células comienzan a dividirse. O sea que una posible solución de supervivencia inmediata sería desarrollar un cáncer de estómago. De hecho, se ha comprobado que la mucosa digestiva tumoral es 10 veces más eficaz para digerir que la normal.

Todo esto son conceptos más o menos generales porque la biología total o la decodificación biológica es una forma absolutamente individualizada de concebir una enfermedad y, desde luego, un tipo de terapéutica que da al paciente la oportunidad de diseñar su propia curación. Tomando prestadas las palabras de una escena de la película Matrix, se podría decir que los especialistas en simbología de las enfermedades muestran la puerta, pero es cada individuo quien tiene que abrirla.

Angela Boto

El Principio de ISO - Arquetipos / Imprinting

ISO, Identidad Sonora
Defino el principio de ISO como el conjunto infinito de energías sonoras, acústicas y de movimiento que pertenecen a un individuo y que lo caracterizan.
Este movimiento energético interno está formado por la herencia sonora, por las vivencias sonoras gestacionales intrauterinas y por las experiencias sonoras desde el nacimiento hasta la edad adulta.
En el inconsciente del ser humano se movilizan energías que tienden a la descarga. Estas energías que están flotando libremente se rigen de acuerdo a lo que Freud denominó el proceso primario.
El proceso primario está caracterizado por la ausencia del tiempo. Es atemporal; quiere decir que en él no existe el pasado, ni el futuro, todo es presente.
Esta atemporalidad, es mejor definirla como un tiempo diferente del que nosotros concebimos con la conciencia. ( Este tiempo diferente tiene mucho que ver con el tiempo del no-verbal. ) Otra característica es que no tiene un orden, ni se rige por consideraciones lógicas, sino de tipo prelógicas.
No tiene principio de contradicción. No existe ni el sí ni el no. Todo es. Todo se condensa o se desplaza, de acuerdo con las mayores posibilidades de descarga.
Estas energías forman las imágenes plásticas y los sonidos.
Concibo que en el inconsciente las energías sonoras forman el ISO Universal y el ISO Gestáltico.
El ISO Universal contiene en el inconsciente las energías sonoras básicas, heredadas de milenios y milenios. Estas energías sonoras son características de todo el género humano, con las variables de las herencias más recientes: Occidente y Oriente: zonas frías, zonas tropicales, etc.
En el hombre occidental, con variaciones climáticas, entre otras, encontramos las siguientes energías sonoras: el ritmo binario que imita el sonido cardiáco, las sonoridades y el movimiento del agua (líquido amniótico), los sonidos de inspiración y espiración, la escala pentafónica con sus intervalos de segunda y tercera; la tónica y la dominante, el acorde perfecto, el ostinato, el canon, el silencio.
El ISO Gestáltico contiene en el inconsciente las energías sonoras que se producen desde el momento de la concepción de cada individuo.
Estas energías podrán modificar o influenciar aquellas que se encuentran en el ISO Universal.
Esto quiere decir que, si bien es cierto que la experiencia clínica indica que un ritmo binario, una canción de cuna en intervalos de segunda y tercera, producen un estado de tranquilidad, de previsibilidad, de contención porque son reconocidos, ya que se encuentran en la memoria del no-verbal, también esto dependerá de la historia del sujeto en cuestión.
En un individuo en cuya historia aparece una experiencia conflictiva grave, como situaciones de guerra, donde se ha combinado el ritmo binario primitivo con el ritmo de marchas militares, este último ritmo modificará el anterior y lo conducirá a estados de excitación y de imprevisibilidad.
En este caso, diremos que el ISO Gestáltico ha cabalgado sobre el ISO Universal, transformando la lectura de la producción sonora dependiendo de las transferencias que el paciente realice con su musicoterapia dentro del contexto no-verbal.
No debemos confundir el ISO Un. y el ISO Gest. con los Arquetipos de Jung.
Por lo tanto, cuando Jung habló de arquetipos siempre se refirió a imágenes. Por eso dice que los "remanentes arcaicos que yo llamo arquetipos o imágenes primordiales, no son una imágen mitológica determinada, sino una tendencia a formar representaciones de un motivo, de una imágen mitológica que puede variar en detalle sin perder su modelo básico. Ejemplo: hay muchas representaciones del motivo hostilidad entre hermanos, pero el motivo en sí sigue siendo el mismo. No son representaciones heredadas sino que lo que se hereda es el motivo, que cada uno puede representarlo de distinta manera".
El mismo Jung diferenció las relaciones entre instintos y arquetipos, diciendo: "Lo que propiamente llamamos instintos son necesidades fisiológicas y son percibidas por los sentidos. Pero al mismo tiempo también se manifiesta en fantasías y con frecuencia revelan su presencia sólo por medio de imágenes simbólicas. Estas manifestaciones son las que llamo arquetipos".
Jung resumió el arquetipo en el concepto de "inconsciente colectivo", esto es, precisamente aquella dimensión del inconsciente que trasciende la psique individual y que, por lo tanto, no puede adjudicarse a los contenidos olvidados o reprimidos.
Las energías que logran descargarse pasan al preconsciente. Allí, Freud definió el proceso secundario.
Aparece como característica la temporalidad. El pasado y el futuro son parte de ellas. Todo se vuelve cronológico, ordenado, y las energías se estructuran en una lógica, con lo cual podrán pasar a la conciencia y proceder a la descarga final.
Podría decir, utilizando una metáfora, que las energías se digitalizan. Por eso aquí puede aparecer la palabra.
Según Freud, en este lugar las energías son sometidas a los filtros de los mecanismos de defensa.
Es aquí donde yo he creado el concepto de ISO Cultural.
El ISO Cultural está formado por movimientos energéticos sonoro-musicales que se forman a partir del nacimiento, y cuando el individuo recibe los estímulos sonoros del ambiente que lo rodea.
Por lo tanto, la producción sonora de un individuo lleva implícita la suma de los ISOS antedichos.
Podemos reconocer en los fenómenos sonoros-musicales los diferentes ISOS que lo componen.
Un ritmo binario viene desde un ISO Universal.
La voz de la madre viene desde un ISO Gestáltico.
Un fragmento melódico viene desde un ISO Cultural.
Hay una íntima interrelación entre los ISOS, necesaria para el reconocimiento de esas energías.
Una sonoridad que viene del exterior tendrá un impacto en el ISO Gestáltico y en el ISO Universal para ser reconocida y, de esa manera, ser parte del ISO Cultural.
Esta dinámica presupone que las energías pueden ir de un lado a otro, y que aspectos que estaban en el proceso secundario pueden volver al proceso primario y viceversa.
Energías sonoras que tenían temporalidad pueden dejar de tenerla en circunstancias determinadas.
También quiero diferenciar el concepto de ISO del concepto de imprinting de Lorenz.
Este concepto se complica más, porque tanto Lorenz como otros (Gottlieb y Salk, Sluckin) se han referido a sonoridades.
Lorenz planteó que la cría de un ave, dada su dotación instintiva, está condicionada para seguir a la primera cosa móvil con la cual se encuentre, generalmente la madre, a veces a otro miembro de su propia especie u, ocasionalmente, un miembro de otra especie.
Después de haber realizado alguna experiencia con su madre, o con otro animal o quizá con un ser huano, el animalito establece un vínculo duradero con el individuo a quien siguió inicialmente. Decimos que el animalito ha quedado con un imprinting de este individuo. El imprinting o stamping (estampado) se produce después del nacimiento y a partir de un engrama estático. Sin embargo, Salk dice que "en el bebé in útero hay imprinting" auditivo del latido cardiáco de la madre.
El ISO es un concepto dinámico por el cual intervienen el individuo y su historia en él mismo. En su formación, tiene mucha importancia, o forma parte de él, la memoria analógica.
Por último, el ISO Grupal:
Esta identidad aparece en el proceso terciario (Fiorini).
Por lo tanto, depende de un trabajo continuo en el tiempo de un frupo de individios donde los ISOS Gest. y Cult. de cada uno se amoldan, se intrincan entre ellos para costituir una entidad creativa, propia de ese grupo que lo identifica.
Este ISO Grupal tiene un tiempo biológico particular, una lógica determinada, una estructura de formas, ritmos, secuencias, cadencias, etc., que lo caracterizan.

Extraído del libro "La Nueva Musicoterapia" del Mt. Rolando Benenzon

Las emociones negativas impulsan el consumo de tabaco y cannabis

El consumo regular de estas sustancias ayudar a paliar un déficit emocional

Las emociones negativas incontroladas tienen una influencia determinante en el consumo de tabaco y cannabis en los jóvenes, según un estudio realizado en la Universidad Autónoma de Barcelona. El estudio establece que los estudiantes menos capaces de reparar su estado emocional son los que tienen una mayor tentación de iniciarse en el consumo de tabaco y/o cannabis, y que el consumo regular de estas sustancias ayuda en cierta medida a paliar este déficit emocional. Estos resultados descubren la importancia de tener buenas habilidades en comprender y reparar las emociones negativas, así como las habilidades para mantener o prolongar durante más tiempo las emociones positivas, para evitar dependencias.

Los estudiantes que consumen tabaco o cannabis presentan menor puntuación en el componente Reparación emocional de la Inteligencia Emocional y son los que antes se han iniciado en el consumo de estas dos substancias, según un estudio realizado en la Universidad Autónoma de Barcelona, del que informa en un comunicado.

El estudio constató que más del 80% de los estudiantes ha fumado alguna vez un cigarrillo y que más del 70% ha consumido cannabis en algún momento de su vida. Asimismo, que un 39% fuma diariamente tabaco y que un 16% consume cannabis de forma habitual. Otras fuentes señalan que el creciente consumo de marihuana en la población adolescente ha comportado un gran incremento de brotes psicóticos y de casos de esquizofrenia en este grupo de edad en los últimos años.

El cánnabis es una sustancia psicoactiva tomada del cáñamo que se suele consumir por vía respiratoria, en forma de cigarrillo, aunque también es posible su consumo por vía oral sazonando con cannabis. La literatura acerca de los efectos psicoactivos del cánnabis no es unánime, y la descripción de los síntomas que produce su consumo, así como la valoración de las consecuencias a corto, medio y largo plazo, varía enormemente en función de la actitud general que se toma ante esta droga.

El tabaco, un producto vegetal obtenido de las hojas de varias plantas del género Nicotiana, se consume de varias formas, siendo la principal fumada. Sus efectos nocivos sobre la salud son indiscutibles.

El término de Inteligencia Emocional (IE) se puede definir como la capacidad para reconocer, comprender y regular las emociones propias y la de los demás, discriminar entre ellas y utilizar esta información como guía del pensamiento y las acciones, según los autores de esta investigación, Joaquín T. Limonero, Joaquín Tomás-Sábado y Jordi Fernández-Castro. La IE puede ser reforzada (mejorada) por el aprendizaje y la práctica de habilidades y capacidades que la forman, enfatizando la conveniencia de desarrollar, en la medida de lo posible, este tipo de inteligencia para interactuar eficazmente con los demás y hacer frente a un entorno social y cultural cada vez más cambiante, complejo y competitivo.

Influencia de la IE

El estudio consistió en analizar el posible papel que la Inteligencia Emocional podría tener en el consumo de tabaco o cannabis en 133 estudiantes de la licenciatura de Psicología (114 mujeres y 19 hombres) de la UAB que tenían una edad media de 21,52 años (DE 5,42).

Según se explica en el comunicado de la UAB, este objetivo nace de la idea de que, dado que la IE tiene efectos o influencia sobre otras esferas de la vida de la persona (satisfacción vital, estrategias de afrontamiento, depresión, calidad de vida, éxito académico, relaciones interpersonales, ajuste psicológico adolescente...), también podría regular el consumo de tabaco y/o de cannabis en jóvenes adultos.

Los estudiantes respondieron a una versión abreviada del Trait Meta-Mood Scale, escala adaptada al castellano. Se trata de un cuestionario validado que consta de 24 ítems con respuesta múltiple nunca/muy frecuentemente y que contiene tres factores o subescalas: atención o percepción emocional; comprensión o claridad emocional; regulación o reparación emocional.

Los resultados obtenidos mostraron que aquellos estudiantes menos capaces de reparar su estado emocional son los que tienen una mayor tentación de iniciarse en el consumo de tabaco y/o cannabis. Al mismo tiempo, la investigación determinó que el consumo regular de estas sustancias ayuda en cierta medida a paliar este déficit emocional.

Habilidades emocionales

Estos resultados descubren la importancia de tener buenas habilidades en comprender y reparar las emociones negativas, así como las habilidades para mantener o prolongar durante más tiempo las emociones positivas, para evitar dependencias. De hecho, las competencias personales son un elemento clave en la adaptación a las demandas del medio y serían un elemento protector del consumo de drogas en la adolescencia y en la juventud, según los autores de este estudio.

Por otra parte, la Claridad emocional estaría relacionada con el consumo esporádico de cannabis, siendo los estudiantes que presentan altas puntuaciones en este componente, los que menos consumirían. Es decir, los jóvenes que comprenden y tienen claras las emociones que están experimentando, así como las situaciones que las producen, son los que presentarían un menor consumo de cannabis.

Es un hecho constatado que la comprensión emocional es un elemento clave en el éxito de las relaciones interpersonales al estar relacionado con la empatía, las habilidades sociales, la asertividad o la autoeficacia resistiva. El componente atención emocional no estaría implicado en el consumo de estas substancias.

Actuaciones emocionales preventivas

Los datos sobre la alta prevalencia de consumo de tabaco y cannabis ponen de manifiesto la necesidad de poner en marcha actuaciones dirigidas a prevenir el primer contacto con las drogas y su posterior consolidación, siendo la adolescencia una etapa clave del ciclo vital, donde la vulnerabilidad hacia las drogas es grande y la percepción de riesgo de sufrir consecuencias negativas por su consumo es muy baja.

Estas actuaciones irían encaminadas, por ejemplo, al fomento de programas de entrenamiento en el manejo de las propias emociones, que, según los autores del estuio, tendrían que estar relacionadas con los diferentes componentes de la IE. Asimismo, sería de gran utilidad potenciar las habilidades sociales e implementar programas de educación para la salud, entre otros.

Aunque estos resultados preliminares indican la relación existente entre algunos componentes de la Inteligencia Emocional y el consumo de tabaco o cannabis, los autores de este estudio consideran, no obstante, que es necesario profundizar más en la implicación diferencial de cada uno de los diferentes componentes de la Inteligencia Emocional.

Vanessa Marsh

Terapias de la nueva era - Medicina Alternativa

A veces denominada medicina complementaria, aproximaciones no convencionales a la curación y la salud, muchas de las cuales se consideran ahora complementos de la medicina occidental convencional. Algunas de estas técnicas han conseguido gran aceptación y aprobación tanto por médicos convencionales como por el público general, pero otras se siguen viendo con recelo, y en ocasiones hostilidad, por parte de la profesión médica en general.

MEDICINA HOLÍSTICA
De manera tradicional, la medicina practicada por un médico ha sido claramente mecanicista, con la imagen del cuerpo como una máquina compuesta de muchas partes, cada una de las cuales es tratada de manera separada. La visión mecanicista pone el acento en el papel de los médicos en el proceso de curación, ya que su intervención es activa, y en general se subestima el papel de los factores mentales y emocionales que pueden causar la enfermedad o tener un papel en su evolución natural o tratamiento. Mientras que la medicina mecanicista ignora en gran parte los aspectos emocionales y espirituales de la salud y de la curación, la medicina holística trata al individuo como un todo. Holístico deriva del término griego holos, que significa todo; el holismo es una filosofía que motiva el tratamiento del organismo como un todo (una unidad) más que como partes individuales. En este sentido, intenta llevar las dimensiones emocionales, sociales, físicas y espirituales de las personas en armonía y realza el papel de la terapia o tratamiento que estimula el propio proceso de curación. Como se puede observar, la medicina holística resalta la interacción entre el cuerpo vivo y el espíritu, que en el holismo se define como el dar a la persona una orientación de vida y el sentido de su propia felicidad. Además, la medicina holística resalta la importancia de mantener el propio sentido del bienestar y la salud. Esto se hace extensivo también a la prevención de la enfermedad, haciendo hincapié en el mantenimiento de la buena salud y curación activa de la enfermedad. La medicina tradicional da mayor importancia a los factores patológicos (bacterias, virus, agentes medioambientales) en el origen de la enfermedad (etiología). La medicina holística sostiene que es la resistencia, disminuida por hábitos pobres y por el estrés físico y mental, la que hace al organismo susceptible de enfermedad. La enfermedad, entonces, es considerada como un desequilibrio entre fuerzas sociales, personales y económicas, así como de influencias biológicas. Paavo Airola, un defensor de la medicina holística, define estas fuerzas como miedos, preocupaciones, estrés emocional, sustancias tóxicas presentes en el aire contaminado, comida, agua y fármacos tóxicos, exceso del consumo de alcohol, excesos en la alimentación, en las grasas, y la falta de actividad, reposo y relajación suficientes. En términos de prevención, la medicina holística intenta establecer y mantener un balance entre el individuo y el entorno.

MEDICINA ORIENTAL
En el mundo occidental ha habido en claro incremento del interés general hacia varios aspectos de la medicina oriental como son la acupuntura, el masaje, la macrobiótica y las hierbas medicinales. Los conceptos de la medicina oriental tienen sus bases en el taoísmo, escuela de pensamiento que data de tiempos prehistóricos.
Los taoístas postulan que hay un constante movimiento entre dos polos, el yin y el yang, y que la energía (vibración) entre estos dos polos opuestos es la fuerza propulsora de todos los fenómenos biológicos. Mantienen un flujo constante, o movimiento, que es observable con facilidad en todos los seres vivos, desde una pequeña molécula del cuerpo humano hasta un gran planeta. El yin se puede definir como la tendencia hacia la expansión y el yang la tendencia hacia la contracción (ejemplos de yin son: el polo negativo, lo femenino, lo pasivo, la tierra, la luna; ejemplos de yang son: el polo positivo, lo masculino, lo activo, el cielo, el sol, lo espléndido, la guerra). En esencia, yin y yang son fuerzas complementarias que deben equilibrarse para crear la salud y el bienestar, o establecer unas condiciones correctas y óptimas en el universo. La energía dinámica que hay en todas las cosas, el vehículo por el cual el yin y el yang actúan, se denomina ki en Japón, chí en China y prana en la India. Todo ser vivo tiene ki, pero esta energía y la calidad de la misma difieren de un ser vivo a otro. En términos sencillos, la comida y la bebida que consumimos a diario nos da ki, y el objetivo de la medicina oriental es regular la ingesta de la comida y la bebida para maximizar el flujo armónico del ki dentro del organismo. Los defensores del arte de la medicina oriental dividen el cuerpo en un órgano yin (por ejemplo, un órgano hueco de absorción: vesícula, intestino delgado) y un órgano yang (denso, órgano de regulación repleto de sangre: el corazón, el hígado, los riñones). El grado de ki requerido por un órgano yin o yang depende de su densidad y estructura.
ACUPUNTURA
Ésta es una forma muy conocida de medicina oriental. Fue descubierta por los chinos hace miles de años de forma casual. En aquella época se observó que los soldados que eran heridos con flechas se recuperaban de enfermedades que habían venido padeciendo desde hacía años. La acupuntura consiste en la inserción de agujas en determinados puntos del cuerpo, por donde se cree que fluye energía vital. El uso de la acupuntura como anestesia (para aliviar o bloquear la sensación de dolor) comenzó en 1958 cuando se empleó por primera vez para aliviar el dolor postoperatorio. Más tarde fue empleada como anestésico general en cirugía. Los antiguos chinos identificaron 26 meridianos, vías o canales en el organismo por los que fluye la energía (chí). Los meridianos unen una serie de puntos donde la energía y la sangre convergen, de los cuales hay unos 800 en el cuerpo.
Cada punto o grupo de puntos se asocia con un órgano específico o función corporal. La enfermedad se considera como el resultado del bloqueo de la energía a través de alguno de estos meridianos y para conseguir un estado saludable se precisa un flujo de chí sin obstrucción. Localizando el punto de obstrucción o relajando éste con la acupuntura se elimina el dolor o la enfermedad y se restaura el flujo equilibrado de energía. Una vez localizado el punto exacto que precisa tratamiento, el acupuntor inserta una aguja en la piel, cuya profundidad dependerá de la extensión de la enfermedad y del sistema corporal afectado. Según el tratamiento que se precise, la aguja puede permanecer en el lugar desde unos pocos segundos hasta varias semanas. En los países occidentales la acupuntura se utiliza sobre todo para aliviar el dolor.

HOMEOPATÍA
El diagnóstico y tratamiento homeopáticos tratan el cuerpo entero como un organismo unificado. Sus bases se asientan en el siglo XIX, cuando Samuel Hahnemann definió la enfermedad como "un defecto del estado de salud", que no se puede eliminar de forma mecánica del organismo. En 1881 Hahnemann propuso que la curación debía ser rápida, segura y permanente y creyó que la medicina holística abarcaba todos esos atributos. La enfermedad se consideraba de dos formas posibles: aguda, cuando la persona estaba incapacitada temporalmente pero con el tiempo podía mejorar y el tratamiento, y crónica, cuando una serie de episodios agudos podrían con el tiempo incapacitar seriamente al paciente. El homeópata tiene cuatro responsabilidades en el tratamiento de procesos agudos: un perfecto conocimiento de la enfermedad, su etiología, patología, pronóstico y diagnóstico; un completo conocimiento del poder medicinal de los fármacos; la capacidad de relacionar el efecto de los medicamentos con la condición del paciente; la capacidad de prever las barreras entre el paciente y la salud y el conocimiento de cómo reducir estas barreras.
El tratamiento prescrito por el médico homeópata se basa en gran parte en la idea de que el organismo contiene una fuerza vital natural que tiene el poder de recuperación. Las bases de la homeopatía cumplen con cuatro leyes fundamentales. La ley de los similares, "lo igual cura lo igual"; un medicamento que produce síntomas de una enfermedad en una persona sana curaría a otra que presenta la enfermedad. De manera significativa, esto no tiene una base en la farmacología convencional. La ley de la potenciación propugna que altas dosis de una medicina intensifican la sintomatología de la enfermedad, mientras que dosis pequeñas fortalecen los mecanismos de defensa del organismo. De aquí que la curación no se deba a la cantidad de medicación sino a su calidad, y de forma invariable, a aspectos sutiles del tratamiento curativo. Esta es la razón por la que la mayoría de los remedios homeopáticos que se utilizan hoy precisan regímenes de prescripción y formación elaborados. La ley de la curación ocurre de arriba hacia abajo, de dentro hacia fuera, desde un órgano importante hacia otro menos importante y en orden inverso a los síntomas. La medicación individual consiste en una droga pura única en un tiempo, no haciendo mezclas que pudieran contener compuestos dañinos.
TERAPIAS FLORALES
Terapia Floral Bach es un sistema medicinal natural completo, dirigido fundamentalmente a modificar nuestra actitud emocional y establecer la paz mental, contribuyendo con ello a la disolución y/o inmenso alivio de las dolencias físicas.
Cada flor contiene un patrón energético que apunta a lograr cambios profundos en la conducta y actitud frente a la vida.
Como consultante, quien acude a la sesión, encuentra apoyo mental, corporal y espiritual.

MEDICINA QUIROPRACTICA
Literalmente significa medicina manual y se ha venido practicando por médicos desde los tiempos de Hipócrates. La medicina quiropráctica actual fue introducida en 1895; hoy es la práctica médica que no utiliza medicinas más extendida. En esencia el tratamiento no es médico ni quirúrgico. La medicina quiropráctica se centra en la prevención y tratamiento de procesos a través de consejos psicológicos, sanidad, higiene, nutrición, y la manipulación de la columna y otras articulaciones. Las bases de la práctica son, en esencia, que los regímenes establecidos restauran la función normal de las articulaciones del organismo, lo que ayuda al paciente a recuperar la salud. La medicina osteopática es muy similar a la medicina quiropráctica y ambas se han desarrollado desde la misma práctica. Los quiroprácticos utilizan los rayos X con más frecuencia que los osteópatas y, en general, se cree que están mejor capacitados para curar dolores de espalda y devolver la salud. En líneas generales, la osteopatía comprende la manipulación del cuerpo, y de forma más específica, la columna vertebral, con movimientos rítmicos y masaje en áreas que pueden causar constricción de los nervios y los vasos que transporta la sangre. Los osteópatas, reivindican también la curación de numerosas enfermedades.

MASAJE Y SOMATOTERAPIA
Entre las formas de terapia más antiguas conocidas por el hombre se encuentran el masaje y la somatoterapia. Sus orígenes están en Oriente, pero hoy es muy utilizada en Occidente. El masaje oriental está diseñado para aliviar el cansancio, la pesadez, la rigidez de hombros y las cefaleas. En Occidente el masaje se ocupa de los nervios, articulaciones, músculos y el sistema endocrino y se emplea en el tratamiento de procesos como la apoplejía, la poliomielitis, el entumecimiento y dolores articulares, dolores abdominales crónicos y en el estreñimiento crónico. El principio subyacente del masaje es que toda la información recibida por el individuo debe ser recibida primero por el cuerpo, y la manera en que el cuerpo la recibe afecta, finalmente, a la manera en la que el cerebro la recibe. Por ello el cuerpo influye en la mente y a la inversa, la mente influye en el cuerpo. El masaje intenta unificar, coordinar, e integrar cuerpo y mente estimulando nervios y músculos, y se basa en la teoría de que cada parte del organismo está controlada por un nervio espinal. La presión suave desde las yemas de los dedos se emplea para suprimir la función nerviosa, y una presión mayor para estimularla.

REFLEXOLOGÍA
La reflexología presenta muchos de los principios de la acupuntura y el masaje. La reflexología emplea el masaje de algunos puntos del pie basándose en la creencia de que corresponden a diferentes funciones corporales y de órganos. Se cree que la energía fluye por el organismo a través de meridianos que tienen su punto terminal en los pies. Se interpreta que, el responsable en última estancia, de la salud del paciente es un flujo sano y equilibrado de energía a través de esos meridianos. Se cree que los puntos reflejos desde el talón a la punta de los dedos de los pies se corresponden con 720.000 terminaciones nerviosas, que a su vez están conectadas con partes y órganos internos del organismo de las mayores cavidades del cuerpo, así como de la cabeza y el cuello. A su vez, la reflexología también puede servir como un instrumento diagnóstico. Se supone que si un órgano funciona como es debido, su punto reflejo correspondiente del pie también está bien. Si un órgano está enfermo, entonces la región refleja del pie será hipersensible al tacto, permitiendo un posible diagnostico. El shiatsu (la presión del dedo) emplea una presión firme en varios puntos de la piel conocidos como puntos de presión. Este tratamiento alternativo se utiliza para aliviar el dolor y revitalizar a los pacientes.

MEDITACIÓN
La meditación busca alcanzar el autocontrol y el control de las relaciones con el entorno. Durante la meditación el pensamiento se separa de la percepción, de esta forma el individuo puede permanecer apartado de sus emociones. Según sus defensores, la meditación vuelve a los participantes más conscientes de Dios y más cercanos a las cualidades divinas de la vida. Se ha venido practicando durante siglos y es una parte vital de muchas religiones orientales, asiáticas e indias; los budistas emplean la meditación para purificar la mente y conseguir la interiorización. Tiene la ventaja de que se puede practicar en cualquier lugar y en cualquier momento, aunque es mejor hacerlo en una posición confortable con los ojos cerrados y con una relajación completa de todos los músculos. La mayoría de programas de meditación prestan mayor atención al medio interno, a algún aspecto de los sentimientos, un pensamiento, un proceso físico, o un sonido. También se puede intentar con un enfoque externo, como un objeto o una actividad física.

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN
La propuesta de la relajación es separarse de ciertas actividades que someten al cuerpo a un excesivo estrés. La mayoría de las técnicas de relajación consisten en un entrenamiento de los músculos del cuerpo para evitar tensiones ocultas. Las técnicas de relajación también enseñan a los individuos a reconocer ligeras tensiones de la vida diaria lo que les permite afrontarlas. Cuando un individuo está estresado, se activa la llamada "respuesta de lucha o de arrebato", con la que la persona sufre un incremento en la frecuencia cardiaca, la tensión arterial y la frecuencia respiratoria. Uno de los instrumentos más utilizados por los terapeutas es la respiración profunda, puesto que la tensión produce por sí misma cambios en la respiración.
Las personas sometidas a estrés tienden hacer respiraciones cortas y superficiales. El yoga es la forma de relajación que utiliza la respiración y las posturas del cuerpo para mejorar la agilidad, tanto física como mental, y reducir la tensión lo que permite una relajación del cuerpo. El yoga postula la felicidad como un estado de tranquilidad y equilibrio internos, con paz interior y armonía como pilares de la terapia.

AROMATERAPIA
La aromaterapia data de los antiguos egipcios, que usaban aceites de esencias naturales como el eucalipto, la lavanda y el clavo para tratar trastornos de la piel. Pero no fue sino hasta 1930 cuando el químico francés René-Maurice Gattefossé descubrió que los aceites de esencias empleados en los cosméticos también tenían aplicaciones medicinales. Los terapeutas administran aceites de diversas formas, por lo general mediante fricciones en la piel. El cuerpo absorbe los aceites y éstos circulan a través de él. Los defensores de este tipo de medicina alternativa postulan que condiciones tan diversas como la inflamación, la piel grasa, la piel seca, la gripe y el descenso de inmunidad física, pueden ser tratadas de forma satisfactoria con la aromaterapia. Los trastornos emocionales también se pueden tratar con aceites aromáticos: aceite de rosas para los celos, la camomila para el enfado y el hisopo para la tristeza.

FITOTERAPIA
Es la ciencia y arte de las plantas medicinales. Esta forma de medicina alternativa se ha practicado desde hace siglos, probablemente desde hace varios milenios. La clasificación más extensa de las hierbas medicinales apareció en el Theatrum Botanicum de Parkinson, publicado en 1640. Dependiendo de la planta y del tratamiento, toda la planta o una parte de ella se utiliza para el remedio. En general, se emplean las semillas, los frutos florales, las hojas, los troncos y las cortezas de las plantas y hierbas para preparar los remedios. El más frecuente es la infusión, es decir la hierba o planta fresca se hierve en agua, se cuela y se bebe a sorbos como el té. La tintura (una parte de la hierba o planta se mezcla con alcohol en una proporción 1:5) es también una forma de terapia común. Los médicos que practican este tipo de medicina alternativa también prescriben el uso de hierbas en forma de supositorios, inhalaciones, lociones, tabletas y soluciones líquidas. Muchas enfermedades se tratan con plantas medicinales. Algunas de las más frecuentes son catarros, gripes (hierbabuena, jengibre, milenrama); insomnio (flor de pasión, lúpulo, flor de lima) y náuseas y vómitos (manzanilla, hierbabuena).

VISUALIZACIÓN
La visualización es el uso de la imaginación para crear imágenes de situaciones y condiciones deseadas. Con cualquier técnica de visualización, cuanto más poderosa y completa es la imagen, más grande será la respuesta. El uso consciente de visualizaciones permite a los participantes usar la imaginación de manera estructurada, estableciendo claros vínculos con los sueños y deseos, lo cual permite una relajación y control de los síntomas físicos de la enfermedad. En resumen, si uno piensa que se siente bien, se encuentra mejor. A demás si intentamos visualizar cómo es nuestro cuerpo por dentro, podemos tratar de sobreponernos a algunas enfermedades físicas frecuentes como la hipertensión (tensión arterial alta). Algunas personas creen también que con una visualización efectiva encaminada a mejorar la eficacia del sistema inmunológico se puede frenar la progresión del cáncer o del SIDA, aunque este aspecto provoca una gran polémica. Las visualizaciones permiten reafirmarse en sentimientos y combatir el estrés y algunas manifestaciones físicas de la enfermedad.

NATUROPATÍA
Significa 'curación natural' y comprende todas las modalidades terapéuticas que guían al cuerpo humano hacia su estado original de "integridad". Muchos descendientes de los pueblos indígenas americanos (ver abajo), creen que hay un poder curativo presente en todos los seres vivos. La hipótesis se basa en el hecho de que las células de un organismo trabajan como una unidad funcional para el bien del organismo, y de la misma manera el organismo trabaja para el beneficio de las células constituyentes y elimina los productos de desecho. La naturopatía emplea fuentes naturales, a los que sus defensores atribuyen un poder curativo inherente. Cuando aparece una enfermedad, los naturópatas dicen que la energía vital está forzada y el poder curativo inherente se bloquea. El naturópata no emplea remedios de uso externo, como fármacos o cirugía, sino que utiliza métodos como el ayuno, la hidroterapia, el masaje, terapias con vitaminas y minerales, dietas vegetarianas, alimentos sanos, hierbas, vendajes con barro y ejercicio. La naturopatía se centra en la etiología de la enfermedad. El objetivo de la terapia es invertir o eliminar las causas de la enfermedad ofreciendo a cada individuo un régimen como tratamiento. La norma suelen ser los tratamientos combinados. Hoy, la naturopatía está siendo muy aceptada y de hecho muchos estudiantes de escuelas naturópatas siguen cursos similares a los que siguen los estudiantes de las facultades de medicina tradicionales. La situación legal de la naturopatía difiere en cada país; está prohibida su práctica en algunos países, mientras que en otros está autorizada y regulada.

MEDICINA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS AMERICANOS
La mayoría de los pueblos indígenas americanos creen en el poder curativo de la madre tierra, que todo lo que está sobre la tierra tiene un espíritu, y que la tierra en sí es un organismo vivo, que respira y, en última instancia, tiene capacidad para sentir. En este tipo de medicina alternativa la enfermedad se cree que aparece cuando se produce un desequilibrio entre la persona y su medio natural. De manera inversa, la persona está sana cuando este equilibrio se mantiene o se recupera; hay una relación respetuosa con su medio natural, la madre tierra. La mayoría de los remedios de los indígenas americanos emplean la música, la danza y las oraciones para integrar a la persona con la madre tierra y aplacar los poderes del demonio, responsable de la enfermedad. Se emplean gran variedad de técnicas que incluyen la purificación (limpieza del paciente de cualquier demonio), evocación (invitación de los espíritus benignos y curativos para que ayuden a la persona enferma), identificación (unión física de la persona enferma con los poderes que curan), transformación (liberación de la persona enferma de la enfermedad) y liberación (empleo de los poderes curativos que han sanado a la persona enferma). Muchos de los rituales antes mencionados son empleados por el curandero, al que se le atribuyen vibraciones electromagnéticas especiales que pueden traer la curación, equilibrando las diversas energías del interior de la persona enferma. Muchas culturas, además de la de los indígenas americanos, tienen curanderos que adoptan gran parte de las técnicas antes mencionadas.

Premios

Design by Blogger Templates