....

La emoción es lo que te mueve.

Como hemos explicado muchas veces, tú eres hoy el resultado directo de las acciones que has realizado en el pasado. El grado de felicidad y éxito que hoy puedas disfrutar es el producto de tu vida pasada. Si no estás donde te gustaría encontrarte hoy, entonces necesitas actuar diariamente de manera diferente para cambiar tu futuro.
El nivel de éxito y felicidad que logramos es el resultado directo de nuestras acciones habituales. No es producto de acciones que tomamos de vez en cuando. Los hábitos son el timón que conduce nuestra vida. Necesitamos desarrollar buenos hábitos si queremos obtener una meta de éxito.Desafortunadamente, en la mayoría de las personas los hábitos son el resultado de decisiones impulsivas y emocionales, no son consecuencia de un pensamiento consciente y de una decisión lógica. Si ha tenido una cantidad importante de emociones negativas, entonces tenderá a producir reacciones negativas. ¿Qué recibirás de esas reacciones negativas? Respuesta: malos hábitos.Una herramienta poderosa a tu disposición para ayudarte a tomar control de tus hábitos es tu nivel de motivación. Si te motivas, tu deseo imparable de ir hacia el éxito (el logro de tus metas) dejará atrás tu miedo al fracaso. Una persona motivada es capaz de superar los obstáculos y tomar las oportunidades que la vida presenta.Si quieres elevar tu nivel de motivación, aquí hay algunas sugerencias.Define con la mayor claridad tus metas. Las metas dan el propósito a tu vida. Tu deseo de alcanzar estas metas se volverán en un gran motivador en tu vida. Escribe todas tus metas: grandes, pequeñas, personales, profesionales, financieras, espirituales, etc. Que sean claras y específicas.Actúa diariamente. Una vez que determines tus metas, realiza un plan en el que te exijas por lo menos dar un paso cada día para conseguirlas. No importa si es un paso pequeño o grande. Puede ser una llamada telefónica, hacer un contacto, leer algo, una carta, cualquier cosa que hagas todos los días.
Cada uno de estos pasos te llevará un poco más cerca de tu menta y te motivará para logros más altos. Recuerda que un hábito se forma por una conducta repetida. Realizando acciones diarias, formarás hábitos exitosos poderosos que en el futuro te permitirán actuar de manera automática. ¡Emociónate! Nosotros no somos criaturas de pura lógica -somos criaturas emocionales. Mientras nuestras mentes producen el plan más exitoso concebido en la vida, es la emoción, nuestro deseo, el que nos mueve ejecutar el plan.
Activa todos los buenos sentimientos que tengas o se te ocurran. Cada vez que tengas un éxito, pequeño o grande, cada paso que avances, siente y emociónate al darte cuenta que ahora caminas más cerca de tu meta.
Otra buena técnica es escribir todas las razones por las que quieres o debes alcanzar una meta. Anota también todas las cosas que perderás, todo lo que no te liberarás y que detestas en tu vida, si no logras tu meta. Teniendo presente las dos emociones primarias, motivación y miedo, elegirás la fuerza del deseo para conseguir tus objetivos.¡Asume tu responsabilidad! No le dejes la responsabilidad a los demás. Deja de culpar a tus padres, tu niñez, tus hijos, tu esposa, la economía, el gobierno, tu jefe, o cualquier otra persona o circunstancia. No digas "si yo pudiera" o "yo haría". Ahora di: "yo puedo y yo quiero".
Pueden haber muchas justificaciones para aceptar como están las cosas ahora, pero sólo tú puedes cambiar, para cambiar las consecuencias. Si haces lo mejor en este momento, te pone en el mejor lugar para el próximo momento.
He aprendido de la experiencia que la mejor parte de nuestra felicidad o miseria depende de nuestra disposición y no de nuestras circunstancias.

0 comentarios:

Premios

Design by Blogger Templates