Entrada destacada

LHT Técnica Light Healing ®

Light Healing® es una técnica de sanación espiritual que combina coaching y PNL con terapias florales y sanación akashica. El objetivo es e...

Trabajos sucios con Esencias Florales

Sin duda, el primer trabajo sucio que se hace con las Flores de Bach es el de utilizarlas mal. En un trabajo silencioso, las Flores de Bach están agitando el concepto tradicional de curación; ofrecen un método de curación tan sencillo que cuesta aceptar y puede resultar ofensivo a la mente hiper-lógica, o a la academia de la salud. Dado que nacieron para utilizarse de forma casera, desde el consultorio hasta el hogar se toman las esencias; pero se las toma de un modo tan rudimentario que es para lamentar.

La curación por Flores de Bach propone un método de curación natural; un enfoque simple que no debe confundirse con simplista. “Todo en la Naturaleza es simple, pero perfecto” decía Bach y así es que aunque lamentablemente, se hayan tejido toda clase de teorías extrañas y labrado posturas suspicaces alrededor de la terapia floral, ésta resiste los embates y avanza en evidencias que resultan como contrapartida, motivo indiscutible de celebración.
Trabajos sucios en Consultorios

Los médicos que descalifican el uso de las esencias a sabiendas de su eficacia y de su poder curativo están haciendo un trabajo sucio con ellas.

No son pocos los profesionales de la salud que alrededor de las esencias Hablan mal de ellas o las recetan mal---maniobra excelente para garantizar que los buenos resultados brillen por su ausencia. Ejemplo de esto es el abuso en la prescripción del Rescue Remedy por parte de los médicos tradicionales que aseguran conocer la temática floral. Esta tendencia al abuso del Rescue Remedy refleja, sin embargo, su desconocimiento de la dinámica de estos remedios energéticos. Decimos que cuanto más se receta el Rescue Remedy menos se entiende de la dinámica de las esencias florales. No hay nada de malo en que un médico no conozca la dinámica de la terapia floral, o que no muestre interés genuino en ella; lo malo es que se sienta con derechos y facultades de ejercer una autoritaria influencia en su contra.

Un médico de renombre que ponga en tela de juicio las cualidades sanadoras de las esencias de Bach solo porque no se ha tomado el tiempo de comprobarlas él, está cometiendo una imprudencia. ¿Por qué negar ese botiquín que ya muchos consideramos imprescindible en todos los hogares?. ¿Qué se gana con limitar el acceso a estos recursos de salud si, después de todo son, según la medicina tradicional, unos frasquitos “inofensivos”?

Llama la atención que, a pesar de la sobrada evidencia contra algunos medicamentos inmuno-depresores como los corticoides, aún se sigan recetando y sin dudar. Al mismo tiempo asombra el que, a pesar de los comprobados beneficios que ofrece la terapia floral, se insista en rezagarla, en situarla en un lugar casi folklórico; que se disuada formalmente de su uso.

Por pereza, cerrazón mental, por pequeñas lealtades, por rechazo natural a lo nuevo o a lo distinto, o por la razón que fuere lo cierto y lamentable es que muchos niños y jóvenes pacientes emocionalmente perturbados son privados de remedios maravillosos para su bienestar emocional que les permitirían un flujo más natural en sus pulsiones, un mejor contacto con sus mundos interiores (y con el mundo exterior) y ahorraría en una buena cantidad de hogares la proliferación de una importante variedad de enfermedades psicosomáticas. En cambio se acepta como algo natural eso de sofocarles sus necesidades de expresión emocional con remedios pesados y de tratamiento prolongado como lo son, por ejemplo, corticoides para "atacar" el asma.
Digan lo que digan, contamos con formidables recursos sanadores: Las Flores de Bach, téngalas en cuenta para trabajar en ellas, en sus poderes energéticos y clarificadores de la conciencia para avanzar en la mejor forma de medicina preventiva. Un rabajo responsable con estas energías de la naturaleza demuestra la utilidad práctica de sentarse a reflexionar; demuestra que reflexionando con la mente energizada la gente enferma menos: la claridad en su conciencia le permite hacer mejor la mayoría de las cosas, perder menos tiempo y animarse a soñar más. También reflexionando con la mente liberada de ataduras es posible detectar y poner freno a aquellos que quieren retener o ejercer el poder sobre los otros.

0 comentarios:

Premios

Design by Blogger Templates